Noticias

10 Finales alternativos del cine

Nota por el 10/05/2017
 

Mucha gente cree que las películas ya están con todo detalle en la cabeza de alguien antes de empezar a grabar, pero la realidad es que eso casi nunca ocurre. Esto no sólo sucede en producciones grandes, donde el estudio y sus mediciones de audiencia tienen el poder de mandar a re-grabar escenas o darle el montaje final de la película a otra persona si creen que no va a vender las suficientes entradas, muchas veces son los mismos directores los que necesitan planear varias versiones de una escena antes de decidir cuál es la que funciona mejor, dando material para armar esta lista de 10 finales alternativos del cine.

First Blood (1982)

Antes de ser la máquina de matar que se convirtió en las secuelas, John Rambo no era mucho más que un veterano de Vietnam, con estrés postraumático e importantes problemas para regresar a la vida civil, que pierde la cabeza al ser maltratado por un comisario de pueblo. Su escape desencadena enfrentamientos con la ley y termina matando a uno de sus perseguidores, hasta que su antiguo comandante lo convence de abandonar el edificio donde está atrincherado y entregarse.

Pero el final que estaba planeado originalmente hubiera terminado para siempre con la franquicia (y quizás con buena parte de la fama y fortuna de Stallone), porque lejos de hacer las paces con su pasado, John Rambo se muestra completamente quebrado y sin motivos para seguir adelante, por lo que ruega a su amigo que lo mate. Lógicamente el comandante se niega, pero John aprovecha una distracción para hacerlo él mismo.

Scott Pilgrim vs. The World (2010)

Scott Pilgrim se enfrentó al mundo para poder quedarse con la chica de sus sueños, por lo que la cosa no podía terminar de otra manera que con ellos dos marchándose juntos hacia el horizonte ¿no?. Se ve que en algún punto el director Edgar Wright, probando que hasta nuestros preferidos a veces tienen ideas fallidas, consideró que la relación entre ambos no tenía tanto sentido o que dejaba al protagonista igual que como había empezado. Por lo que ensayó una variante donde, en cambio, elige quedarse con Knives y deja ir a Ramona.

Los fans lo odiaron por el simple hecho de no respetar el comic. Pero la realidad es que, mas allá de eso, durante el resto de la película tampoco nos da ningún motivo para creer que esa relación tiene un mejor futuro. Queda como uno de esos finales alternativos del cine que empeoran lo que intentan arreglar, principalmente porque no alcanzaban los últimos minutos para lograr ese giro.

The Butterfly Effect (2004)

Una película que se trata de volver en el tiempo y crear realidades alternativas no podía contentarse con un único final. Ni con dos. Se conocen al menos cuatro variantes, algunas muy cercanas al que finalmente salió en cines, donde el protagonista vuelve a la infancia para espantar a la chica, sacrificando su amor con tal de saber que pudo tener una buena vida lejos de él.

Como se ve que para alguien (seguramente uno de los que visten trajes caros y ven películas en una planilla) no era un final lo suficientemente feliz, le hicieron dos pequeñas variantes: una en la que, cuando se reencuentran años después, él se acerca a hablarle para volver a intentar una relación, y otra donde él comienza a seguirla pero no llegamos a saber qué sucede después.

La opción elegida por el director hubiera sido mucho más oscura, poniendo al protagonista en el día de su nacimiento y ahorcándose con el cordón umbilical antes de abandonar el vientre. Pero no se queda ahí, porque el comentario con la voz en off de la madre insinúa que ya lo hizo otras veces antes (o al menos sus hermanos mayores) pero al menos revelando que ella dejó de intentar quedar embarazada después de ese día.

Soy Leyenda (2007)

Hay algunos finales alternativos que le hacen una mejor justicia al material original que el que finalmente queda en el corte estrenado. En el cine vimos el sacrificio del protagonista para conseguir que la cura quede a manos de los humanos supervivientes. Menos épico, en este final Robert Neville entiende que los vampiros están allí para rescatar a su compañera secuestrada y se las entrega sin resistirse. Los vampiros se marchan con ella y ni siquiera lo atacan, a pesar de haber matado y experimentado con muchos de ellos. Así, el protagonista queda con la revelación de que las criaturas que estuvo cazando por años no eran los animales salvajes que había pensado, haciendo de él el verdadero villano de esta historia.

Army Of Darkness (1992)

Después de derrotar al mal, todo héroe merece su recompensa. Al final de la tercera entrega de la saga, Ash abandona el castillo y usa un hechizo para regresar a su propia era, donde consigue a la chica y derrota al mal, otra vez. Final clásico para un héroe de acción, con el toque de comedia absurda que necesitaba para encajar bien. Pero Sam Raimi consideró que no era el final que se merecía el personaje y decidió joder una vez más al protagonista haciendo que se distrajera mientras tomaba la poción, agregando una gota extra que lo hace aparecer en un futuro post apocalíptico y sin recompensa por sus esfuerzos. Hubiera sido más original y cómico, no logró quedar en el corte final pero se volvió popular cuando comenzó a verse en cortes alternativos por televisión.

Día de la Independencia (1996)

Con banderitas estadounidenses para unos y Will Smith trompeando aliens para otros, Dia de la Independencia fue una de las películas de acción más exitosas de la década y hasta tuvo una muy tardía secuela. El final alternativo que llegaron a grabar no cambiaba la historia, sólo la forma en que se desarrollaba para reemplazarla con una versión mucho más absurda y sacada de la galera que la que finalmente quedó. Y hablamos de una película donde alguien en dos días aprende a programar en alien, hace un virus y se lo infecta a la nave madre. En este final alternativo el piloto interpretado por Randy Quaid nuevamente se sacrifica. Pero en vez de hacerlo como último recurso cuando su misil se atasca, aparece directamente con su avión fumigador y una bomba atada al costado. Muchas cosas no tienen sentido en esta escena y por suerte les pareció demasiado hasta para esta película. 

Atracción Fatal (1987)

Después de hacerle la vida imposible durante toda la película, el personaje de Glenn Close curiosamente recurre a la violencia directa, atacando a la esposa engañada de la historia. Durante el enfrentamiento, finalmente muere y se termina la pesadilla para el matrimonio. Pero ese no era el final pretendido originalmente. En cambio, la muerte de la mujer se producía por su propia mano y dejaba todo preparado para que el hombre fuera acusado, dándole un último intento por arruinarle la vida desde la tumba. Los estudios le tienen alergia a las historias que no terminan felices y cerradas, por lo que es otro de esos finales alternativos del cine que se quedaron en el camino.

Die Hard with a Vengeance (1995)

La tercera entrega de esta franquicia lo tuvo a John McClane corriendo de punta a punta por la ciudad de Nueva York resolviendo acertijos para desactivar bombas, todo como una distracción para mientras robar una bóveda llena de oro. Como debe ser, el héroe descubre a tiempo sus verdaderos planes y logra alcanzar al villano antes de que desaparezca con el botín. Pero también grabaron uno de los finales alternativos que más difieren del original, por lo menos en esta lista, eliminando varias escenas y dejando que el villano se saliera con la suya. Al menos hasta que McClane lo rastrea para vengarse. A simple vista toda esta secuencia es tan oscura que contradice la lógica del personaje, pero personalmente puedo imaginarme a John convertirse en esa versión de si mismo para rastrear al tipo que hizo que lo expulsaran de la policía acusado de ser cómplice del robo.

Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (1964)

Aunque se asegura que están guardados en alguna bóveda y algunos pocos testigos afirman haberlos podido ver, del anteúltimo ejemplo de esta lista no se conocen los videos públicamente. Se sabe que fue grabado por Kubrick y circulan algunas fotografías que prueban como antes de que caigan las bombas, los líderes reunidos en la gran sala iban a enzarzarse en una guerra… de pasteles. La escena no salió como la había imaginado y Stanley Kubrick decidió que el remate era demasiado payasesco, insluso para una película que se jacta de ser un clásico del humor irónico, por lo que quedó afuera del corte final.

Watchmen (1988)

(adaptación cancelada de Terry Gilliam)

Aunque hubo quien se quejó de los cambios que tuvo el final respecto a la novela gráfica en la adaptación de Zack Snyder, en el fondo el concepto terminó siendo el mismo. Distinto hubiera sido si grababan final escrito por Terry Gilliam, donde en vez de convertirse en asesino en masa, Ozzymandias convence al Doctor Manhattan de regresar en el tiempo para impedir su propia creación, lo que resulta en que esa línea temporal deja de existir y es reemplazada por la nuestra, donde los héroes enmascarados son sólo personajes de ficción. No sólo corrían el riesgo de enfurecer al siempre fácil de ofender publico fanático del cómic, hubieran tenido que trabajar bastante para lograr que este desenlace termine siendo coherente con la temática de la película, siendo que este remate es bastante más optimista que el original.

Estos son los finales alternativos que elegimos. ¿Cual es tu favorito? ¿Cual agregarías?