Noticias

3 excelentes películas del cine hindú

Nota por el 30/05/2016
 

Luces, coreografías, drama, romance y musicales son algunos de los clásicos componentes de cualquier película india. El cine de Bollywood –fusión entre Bombay, donde originalmente se ubicaban los estudios en los años ´70, y Hollywood– ha paseado por todos los géneros y logró traspasar fronteras. Sin ir más lejos, en el festival 66° de Cannes se celebraron los 100 años del séptimo arte de India. En esta nota te recomendamos tres excelentes películas del cine hindú.

J3b6O

My name is Kahn (2012)

Mientras que la gran mayoría de las películas de origen hindú son musicales o melodramas románticos, “Mi nombre es Kahn” es una magnífica tentativa de barrer los estereotipos hacia los musulmanes desde una perspectiva diferente.

Con un estilo comparable a Forrest Gump (1994), esta película enamora con un personaje que sufre síndrome de Asperger: Shah Rujh Khan. Luego de la accidental muerte de su hijo en un ataque de violencia racista, Kahn se sumerge en un viaje alrededor del mundo para decirle, directamente a la cara, al presidente de los Estados Unidos que él y su familia no son terroristas.

Cinematográficamente es una experiencia realmente memorable: visualmente deslumbrante, tiene un ritmo sólido y cada actor se luce en su rol. Por sobre todo: la trama se trabaja con muchísima delicadeza y está en los detalles. Pocas películas logran que me vincule tanto emocionalmente con la historia.

Gran película “post- 9/11” con mensajes y valore especialmente relevantes en nuestros días. Eso sí, preparen los pañuelitos porque es un dramón de los buenos. Una experiencia cinéfila verdaderamente única.

3 idiotas (2009)

No se crean que se trata de una comedia tonta del estilo “American Pie”. “3 idiotas” es una de mis cintas más favoritas de todos los tiempos, y una que no me canso de recomendar.

La historia sigue la vida de 3 estudiantes de ingeniería en India, y cómo uno de ellos le enseñó al resto a pensar de formas diferentes. Se tratan temas fascinantes como el sistema de educación moderno y la forma en que se “gana conocimiento” en la universidad. Pero lo mejor son los mensajes y reflexiones sobre la vida misma. Toda la cinta es un viaje increíble por paisajes de India, trazos de su estilo de vida y mucho humor en el medio.

Hay un par de escenas desopilantes donde te descotillás de risa. Además, la película se las ingenia para jugar cruelmente con tus emociones. “3 idiotas” tiene la habilidad mágica de hacerte pasar de la risa al llanto en un segundo. El contenido de humor y emocional está amalgamado en la proporción correcta.

Mucho de lo brillante de esta historia pasa por su música… el soundtrack es increíble y encaja perfectamente en cada momento de la escena. Los momentos musicales de la película enganchan muchísimo y son uno de los puntos más fuertes.

Es una historia sin desperdicio, con mucho corazón, excelentes metáforas y un ritmo narrativo insuperable. Aunque es un poco larga (casi 3 horas de duración), ofrece suficientes giros argumentales y momentos grandiosos como para no notarla pesada.

Like Stars on Earth (2007)

Escrita y dirigida por Aamir Kahn (el protagonista en “3 idiotas” y el actor preferido por los hindúes), “Like Stars on Earth” es una verdadera joya del cine que cala directamente en el alma. Otro dato, no menor, es que Aamir Khan ganó 13 premios como director y productor por este film.

La historia nos relata la difícil vida de un niño con dislexia, en un país donde (se sabe) la competencia es feroz, y arranca desde los 4 años. Aamir Kahn (que aparece recién a mitad de película) hace un trabajo fabuloso delante y detrás de cámara. Hay escenas en las que solo las expresiones faciales conmueven. Pero en realidad es el pequeño Darsheel Safary quien se lleva todo los elogios.

Like Stars on Earth” no solo es muy creativa y original, sino que además entretiene y emociona en partes equilibradas. Presenta un mensaje poderoso, evita al máximo los clichés y expone un mensaje muy fuerte que puede llegar a cambiar vidas y formas de pensar.

A lo largo de la película se ponen en evidencia una serie de actitudes que ayudan a reflexionar acerca del rol de los educadores, de la comunidad educativa en general y de la familia en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Suelo pensar que cada experiencia de enseñanza que se vive es una oportunidad para sembrar el terreno con esperanzas, afecto, curiosidad; para fortalecer el deseo de aprender y descubrir. En ese sentido, es absolutamente recomendada.

Palabras finales

El cine hindú sigue en expansión, y el país incluso comenzó (hace tiempo ya) a realizar remakes propias de series populares como “24” y Game of Thrones. Sin embargo, no hay mejor forma de conocer el país y su idiosincrasia que con estas pequeñas grandes historias. ¿Vieron alguna de estas tres? ¿Qué otras excelentes películas del cine hindú recomendarían? ¡Esperamos sus comentarios!