Noticias

5 fundamentales películas de Charlie Kaufman

Nota por el 10/01/2017
 

El guionista neoyorquino Charlie Kaufman es tan aclamado por la crítica y querido por su público que sus obras terminan siendo consideradas como “películas de Charlie Kaufman”, olvidando al director mismo. Un verdadero explorador de la mente humana, en esta nota repasamos 5 películas de Charlie Kaufman fundamentales.

eterno resplandor películas de Charlie Kaufman

5 películas de Charlie Kaufman

Hay quienes pueden ver en Kaufman un constante y tedioso ejercicio de narcisismo, pero otros ven la facilidad con la que desarrolla la brillantez filosófica y simbólica, y aprecian su capacidad para experimentar con el cine

Charlie Kaufman es hoy uno de los mejores guionistas vivos, y el mundo cinéfilo siempre espera su nuevo proyecto con ansias y expectativas. Sus resultados son siempre tan raros como fascinantes. Luego de pasar por escribir guiones que se convirtieron en grandes películas, Kaufman se convirtió en director y productor. En el 2015, su film de stop-motion Anomalisa fue nominado a los premios de la Academia.

LONDON, ENGLAND - MAY 11: Director Charlie Kaufman attends the UK premiere of 'Synecdoche New York' at Curzon Soho on May 11, 2009 in London, England. (Photo by Danny Martindale/WireImage)

Veamos cuáles son las 5 obras más importantes de este retratista único de las neurosis del hombre.

¿Quieres ser John Malkovich? (1999)

Esta fabulosa ópera prima de Spike Jonze es una representación maravillosa de una idea incompresible: ¿cómo sería entrar en la mente de otra persona durante un par de minutos?

La atmósfera que generan los protagonistas es fantástica. Se destacan John Malkovich (obviamente) y una Cameron Diaz irreconocible. Impecable el laburo de John Cusack, que tomó clases de títeres para el rol. A pesar de que lo más común sería categorizar a esta película como “comedia”, la verdad es que no cae directamente en ningún género. Incluso el brillante final es sutil (y uno de los más perturbadores que vi en mi vida).

Más de una década después, sigue siendo un clásico absolutamente sublime. Una trama cautivadora (que permite varios niveles de interpretación), actuaciones fantásticas y un guión más que sólido.

Adaptation: El ladrón de orquídeas (2002)

Tengo un amor muy especial por esta película que juega con la metatextualidad como muy pocas. Además representa la mejor actuación de Nicolas Cage (¡el tipo puede actuar!).

En la película, Cage es Charlie Kaufman y también es su hermano gemelo Donald: dos guionistas con búsquedas muy opuestas. Mientras que uno quiere hacer un guión banal, entretenido y llevadero que le permita hacer dinero rápido, el otro espera la inspiración para lograr una historia que rompa esquemas y le permita trascender.

Nuevamente el director fue Spike Jonze. Es una historia tan particular e interesante que resulta una pena que no sea más conocida. El famoso crítico de cine Roger Ebert le dio una calificación perfecta en su estreno y la crítica en general consideró que la obra tiene muchas capas, es muy original e invita a la reflexión mientras logra entretener.

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004)

Esta es la obra más popular y conocida de Kaufman. Quizás sea por su elenco de lujo (Jim Carrey, Kate Winslet, Elijah Wood, Mark Ruffalo, Kirsten Dunst), por sus aspectos técnicos cuidados o su narrativa directa pero cautivante. O, a lo mejor, tiene que ver con que estas siete palabras forman la más clásica pregunta del “Dígalo con mínima”.

Como sea, no deja de ser una de las mejores historias de Kaufman. Joel (Jim Carrey, injustamente no nominado al Oscar), se entera de que su ex-novia (una impresionante Kate “Clementine” Winslet) se sometió a un procedimiento para eliminar todo rastro de él en su memoria.

Cuando él decide borrarla también a ella, comienza una lucha interna por reencontrar todo aquello que la recuerde. Una película hermosa y visualmente perfecta que no dejó a nadie sin emocionarse.

Synecdoche, New York (2008)

En mi opinión: la obra más perfecta de Charlie Kaufman, y ya la analicé en detalle para buscar desenredarla un poquito. El problema con esta película fue que resultó tan compleja, extraña y difícil de seguir, que hasta los más fanáticos del guionista se sintieron desahuciados. Lo que es peor: recaudó nada más que un quinto de su presupuesto, lo que la convirtió en un fiasco comercial.

Por suerte, varios años después está volviendo a ser valorada y hoy es considerada una obra de culto, quizás hasta de las mejores de los últimos años. Caden Cotard (un bestial Philip Seymour Hoffman) es un director teatral que pierde a su familia y busca la inspiración para su próxima obra de teatro, una en la que planea hacer una réplica a escala de todo Nueva York.

Se trata de una película súper enredada donde cada escena fue cuidadosamente planeada, donde cada diálogo es brutalmente honesto. Pero, y eso sí es inevitable, es una que hay que ver con paciencia y mente muy abierta.

Anomalisa (2015)

Dejé para el final su última producción. Aunque quería que Anomalisa me gustara mucho más, no deja de ser un importante hito del cine. Este film es muchas cosas: la primera película de animación con clasificación R nominada a los Premios de la Academia, el primer stop-motion de Charlie Kaufman y, además, una cinta financiada por el público a partir de Kickstarter.com.

Los diseños y el stop-motion se ven geniales, y exponen una maravilla técnica. La animación stop-motion (de la cual hablamos en esta nota y en esta otra) puede ser tan convincente para generar emoción y expresiones humanas como cualquier otra técnica cinematográfica. Los personajes, todos diseñados con impresoras 3D, tienen muchísima vida.

anomalisa

La idea de utilizar el Síndrome de Frégoli (un desorden psicológico donde se cree que todos los demás son una misma persona) es efectivo. Especialmente porque, en la película, el actor Tom Noonan hizo las voces de todos menos las de Michael Stone y Lisa; así que realmente todas las demás personas eran una sola.

Anomalisa tiene valor artístico, pero creo la historia podría haberse condensado en la mitad del tiempo. Explora las frustraciones sexuales, imperfecciones psicológicas y soledad de un hombre maduro. Tiene ironía, algo de drama y un par de escenas jugadas.

Ahí las tienen. 5 películas de Charlie Kaufman que consideramos esenciales. Quizás vale la pena reconocer también Confesiones de una mente peligrosa y Human Nature. ¿Cuáles otras agregarían a la lista? ¡Esperamos sus comentarios!