Noticias

5 grandes películas de superhéroes poco convencionales

Nota por el 27/05/2016
 

Oh… superhéroes. Sus capas flameantes, su imparable sentido del heroísmo, su tendencia a utilizar poderes atribuibles a un Dios para el bien de la humanidad. Marvel lo hizo en el cine live-action y DC lo viene haciendo con el cine de animación. Ambos han sabido aprovechar el impulso de Batman, Superman, Spider-man, los Vengadores, los X-Men y demás productos de sus franquicias. Sin embargo, existen muchas películas de superhéroes diferentes para el público y que, verdaderamente, también valen la pena. En esta nota recorremos algunas de nuestras favoritas.

5 grandes películas de superhéroes poco convencionales

Mystery Men (1999)

Cuando Mistery Men salió en el ocaso del fin de milenio, el género del cual se reía era un tipo de cine muy particular. Hoy las películas de superhéroes lideran la taquilla, y sólo este año ya tuvimos cuatro grandes estrenos: Deadpool, Batman v Superman, Capitán América: Guerra Civil y X-Men: Apocalipsis, ¡y todavía falta una más!

Pero en aquella época, nadie estaba convencido de que los superhéroes estuvieran hechos para saltar desde las hojas del cómic hacia la pantalla grande. Por eso quizás Mistery Men es una gema tan bien escondida: llegó en un mal momento para capitalizar en la sátira de superhéroes.

Y, sin embargo, hoy el público está encontrándola por primera vez y descubriendo que se trata de una historia muy humana y con grandes situaciones de comedia. El trío central de Mr. Furioso (Ben Stiller), el Paleador (William H. Macy) y Raja Azul (Hank Azaria) no tiene ningún tipo de poder especial, pero comparten una innegable química en un mundo donde todos se visten de superhéroes (o actúan de supervillanos).

Mystery Men se ríe de todos los clichés del género, es divertida, bizarra, plagada de momentos desopilantes y ha sabido envejecer bien. Imposible no reír con el terriblemente misterioso personaje de La Esfinge (Wes Studi) cuyo poder es ser “terriblemente misterioso”.

Chronicle (2012)

Lamentablemente, Chronicle pasó desapercibida por los cines. Una lástima porque es una de las pocas cintas de tipo found-footage (material encontrado) que realmente aprovechan la técnica en pos de una historia.

Lo mejor de esta película es que está anclada en la realidad. Cuando el trío adolescente formado por un soberbio Dane DeHaan, Alex Russel y Michael B. Jordan recibe poderes que cambian completamente su vida, al principio sólo los usan para divertirse, sorprender a sus amigos y realizar bromas irresponsables. Claro, hasta que las cosas empiezan a irse fuera de control.

Chronicle es un producto inteligente que brinda un giro oscuro a la clásica historia de origen de un superhéroe. El director Josh Trank –quién luego tropezaría con Los Cuatro Fantásticos (2015)– demostró mucho talento y habilidad en su ópera prima, sacándole el jugo a 12 meros millones de dólares. No faltan escenas espectaculares (cuando ellos aprenden que pueden volar y manejar las condiciones climáticas es absolutamente fascinante) ni acción desenfrenante que recuerda a films de animé clásicos como Akira (1988).

Darkman (1990)

Otra de las grandes películas de superhéroes desconocidas. Antes de realizar su célebre trilogía de Spider-Man, Sam Raimi se desvivía por hacer una película sobre sus héroes favoritos: The Shadow y Batman, pero no pudo conseguir los derechos… así que creó a uno él mismo: Darkman.

En 1990 fue algo realmente especial; no era común encontrarse con este tipo de historias. Si bien no fue un éxito descomunal, recuperó el presupuesto y hasta generó ingresos aceptables.

En Darkman hay algunas escenas que son visualmente espectaculares, incluso para los estándares de hoy. Liam Neeson (sí, leyeron bien: Liam Neeson también fue un superhéroe) es el científico Peyton Westlake, un hombre que fue desfigurado y dejado por muerto por una banda de ladrones. Mientras investiga sobre la piel sintética para las víctimas de quemaduras, comienza a buscar a aquellos que intentaron matarlo.

Lo interesante de Darkman es que, gracias a su experimentación, puede mimetizar el rostro de otra persona, adquirió súper fuerza, no siente el dolor y puede recuperarse rápidamente después de una pelea. La película es una suerte de homenaje a The Shadow que también rinde tributo a los antiguos films de terror de los años ´40. Clásico imperdible.

Paper Man (2009)

Ryan Reynolds es y siempre será el desopilante Deadpool. Pero antes de encarnar su olvidable papel de Linterna Verde, participó en una pequeña comedia dramática independiente como un carismático superhéroe (de curioso parecido con Superman).

La película presenta a Jeff Daniels en el rol de Richard Dunn, un fracasado escritor de libros que se muda a Los Ángeles en busca de inspiración. Allí, lejos de su esposa, conocerá a la misteriosa y solitaria Abby (Emma Stone), y también tendrá conversaciones imaginarias con el Capitán Excelente (Ryan Reynolds). Ah, también está Phoebe (Lisa Kudrow).

Paper Man es una película difícil de recomendar porque, de forma similar quizás a Birdman (2014) no es una cinta de superhéroes realmente, sino que habla de las relaciones y las interacciones humanas. Todos los protagonistas son una ilustración de las necesidades humanas y la codependencia, ninguno está completo y precisa del otro para complementarse.

El Protegido (2000)

Dejé lo mejor para el final. Unbreakable (El Protegido) es la obra maestra de M. Night Shyamalan, y una de las mejores películas de superhéroes que vi en mi vida. No por nada le dediqué un post entero analizándola en mi blog.

Shyamalan siempre fue un gran fanático de los cómics, y luego del tremendo éxito de la enorme Sexto Sentido (1998), pudo darse el lujo de realizar una historia de origen de superhéroe, pero con protagonistas creados por él mismo. El trabajo que hacen Bruce Willis y Samuel Jackson en esta cinta es de lo mejor que han hecho, y verdaderamente dan cátedra.

Si bien El protegido es desconocida por el público más casual, tiene carácter de culto entre los fanáticos. Para ellos (nosotros) es considerada como lo mejor que alguna vez hizo Shyamalan en toda su carrera. David Dunn (Bruce Willis) es un agente de seguridad que –milagrosamente–  sobrevive a un descarrilamiento de un tren. Su doctor se sorprende al descubrir que no sólo es el único sobreviviente, sino que además no tiene ni un hueso roto. Elijah Price (Samuel Jackson) es un dueño de una comiquería que contacta a David porque cree que él podría ser un superhéroe sin saberlo.

Es interesante cómo se trabaja la temática de la dualidad en la película, ya que Elijah es el opuesto de David (tiene una rara degeneración en los huesos que hacen que él se quiebre con pocos golpes). El protegido tiene uno de los finales más ingeniosos y sorprendentes de la historia del cine, escenas desgarradoras que te destrozan (el hijo de David apuntándole con un arma siempre me llega) y grandes pensamientos sobre lo que significa ser un superhéroe en la vida real. Una película imperdible para todos los fans del género.

Hay tantas películas de superhéroes desconocidas que seguramente nos perdimos alguna que otra. Por ejemplo, Watchmen (2009) es una fantástica adaptación de la novela gráfica de Alan Moore que trabaja la deconstrucción de los superhéroes como ninguna otra. Warner y DC también han sabido brindar grandes joyas de animación dentro del género.

¿Cuál agregarías a esta lista? ¡Dejá tus comentarios!