Noticias

5 Películas que son difíciles de mirar

Nota por el 15/09/2017
 

Hay algunas películas que, ya sea por la temática que abordan o por la forma en que están realizadas, logran perturbar profundamente nuestra psiquis. Ojo, no me estoy refiriendo a esas películas que por ser técnicamente “malas” te provocan un poco de dolor de cabeza o ganas de vomitar, sino todo lo contrario. Estoy hablando de esos films tan bien hechos que se te meten en la piel, que te destruyen emocionalmente y te obligan a apartar la mirada de la pantalla. Desde Alta Peli te proponemos algunas películas que son difíciles de mirar, pero que valen el esfuerzo (al menos una vez).

Man Bites Dog (1992)

Este film francés nos presenta a un grupo de cineastas que se propone filmar el día a día de un sanguinario asesino. En determinado momento, el equipo de rodaje deja de lado la objetividad y comienza a ser partícipe de los crueles actos cometidos por el criminal al que se encuentran retratando.

Si bien la película maneja cierto grado de humor, la estética cruda y realista que le da el formato “falso documental” en que está ejecutada, hace que te olvides por completo de que estás viendo una obra de ficción y provoca una incomodidad impresionante.

Audition (1999)

Esta obra maestra de Takashi Miike cuenta la historia de un hombre viudo que acepta la propuesta de un amigo, productor de televisión, de realizar una falsa audición para buscarle nueva pareja. Al principio, el plan parece haber salido de mil maravillas: El hombre se enamora y comienza una relación con una joven tierna e inocente. Sin embargo, las cosas se complican cuando la muchacha deja de esconder sus oscuras y retorcidas intenciones.

Lo genial de Audition es que su primer acto se desarrolla como un drama común y corriente, y poco a poco se nos va introduciendo en una atmósfera un tanto desconcertante, que prepara el terreno para un tercer acto completamente demencial, repleto de violencia explícita y secuencias realmente perturbadoras.

Martyrs (2008)

Dirigida por Pascal Laugier, la película sigue a una joven que, junto a una amiga de la infancia, lleva a cabo una sangrienta venganza contra quienes la secuestraron y torturaron cuando era niña.

Lo más espantoso y difícil de digerir de Martyrs no es la masacre ejecutada por la protagonista contra sus captores, ni el infierno al que sabemos fue sometida, sino las posteriores revelaciones que le otorgan a todo lo acontecido un valor aun más siniestro. Ademas, hay escenas de gore totalmente explicitas que obligan a desviar la mirada.

A Serbian Film (2010)

A Serbian Film nos presenta a un veterano actor porno que, antes de dar por terminada su carrera, acepta participar en una última película que promete ser de alto nivel artístico. La cosa se pone fea cuando descubre que en realidad ha sido elegido para protagonizar un film Snuff que incluye pedofilia y necrofilia entre sus temáticas. No hay mucho más que agregar, ustedes podrán imaginarse el nivel de incomodidad que produce este film.

Beasts of No Nation (2015)

Producida por Netflix, Beasts of No Nation es la principal razón por la que me duele en lo más profundo del alma que el genio de Cary Fukunaga haya renunciado a dirigir la nueva adaptación de IT (igual, todo bien con Andy, no veo la hora de ver su trabajo). La película cuenta las experiencias de Agu, un niño soldado que es reclutado por una brutal guerrilla para combatir en la guerra civil de un país no especificado de África.

Fukunaga tiene la capacidad de retratar los acontecimientos más sórdidos de forma elegante y potente (la dirección de fotografía es espectacular). Sin embargo, a pesar del cuidado estético, la película contiene escenas a las que resulta muy difícil sostenerle la mirada, especialmente aquellas donde vemos actos atroces perpetrados por pequeños niños. Se sienten totalmente reales y revuelven el estomago.

Estas son algunas películas que son difíciles de mirar, ¿se te viene a la cabeza alguna más? ¡Dejanos tu comentario!