Noticias

5 películas sobre voyeurismo

Nota por el 21/10/2016
 

Para Hitchcock –el maestro indiscutido del suspenso– todos somos voyeuristas. Él decía que no podemos evitar mirar a una mujer semidesnuda en su patio o simplemente observar a un hombre ordenar cosas en su habitación. De hecho, confeccionó gran parte de su cine alrededor de este tema, pero no fue el único. En esta nota te mostramos 5 películas sobre voyeurismo.

Todos somos voyeuristas

El término “voyeur” (literalmente: mirón) proviene del idioma francés y hace referencia a la conducta de buscar placer mirando situaciones eróticas desde cierta distancia. Para el mirón, el paraíso está en esa inmovilidad, en el no poder desviar la mirada ni cerrar los ojos. Un voyeurista simbólicamente deja de residir en su piel para transportarse hacia una fantasía ajena. ¿Y no es eso, también, lo que nos apasiona del cine?

psycho-norman-bates-voyeur-545x307

Voyeurismo y cine han estado intrínsecamente ligados desde tiempos inmemoriales. Todos somos voyeuristas cuando vemos una película. Sentimos una indescriptible fascinación por sumergirnos en una vida ajena. Algunas películas, sin embargo, hicieron especial uso de este tópico para plasmar toda una trama alrededor de él.

Doble de cuerpo (1984)

Una de los más celebrados realizadores de nuestros tiempos –Brian De Palma– exploró el tema en su thriller erótico de suspenso Doble de cuerpo, donde un actor con claustrofobia queda al cuidado de la casa de su amigo y comienza a espiar a su sensual vecina por las noches.

Quizás no sea la mejor película de De Palma, pero sin duda es la más inspirada en el cine de Hitchcock. De hecho, su argumento tiene muchas similitudes con La ventana indiscreta (1954) y la genial Vértigo (la cual sobreanalicé en mi blog).

Blue Velvet (1986)

El universo surrealista de David Lynch está sobrecargado de temáticas voyeuristas. En esta película, las aventuras del curioso personaje de Kyle McLachlan por un subterráneo mundo, la encarnación misma del mal (Frank Booth, aquel perturbado psicópata interpretado tan eficazmente por Dennis Hopper) y la sensualidad plena de Isabella Rossellini hacen de esta historia un clásico atemporal.

El protagonista es también los ojos del espectador, que desde su butaca es tan voyeur como él. Esta historia está repleta de memorables escenas donde se espía sin ser visto, y que nos adentran en la mente siniestra y retorcida del visionario Lynch.

terciopelo-azul4

The Truman Show (1998)

Espionaje elevado a la enésima potencia. Si bien el voyeurismo se aleja del plano sexual, acá tenemos a todo un mundo literalmente sintiendo placer con este “gran hermano” eterno en el que vive el personaje de Jim Carrey.

Igual que en la novela 1984, en The Truman Show hay un gran ojo que mira, percibe y vigila todo lo que pasa en la sociedad: las cámaras registran incesantemente a Truman. Indudablemente, es una película interesantísima para estudiar.

Porky´s (1981)

Sé que la elección es extraña, pero quise incorporar Porky´s a esta lista para demostrar cómo pueden existir películas sobre voyeurismo en todos los géneros. Existe principalmente dentro del thriller o el drama, pero también en la comedia.

No hay película más influyente en el mundo de comedias de adolescentes que Porky´s, donde un grupo de simpáticos estudiantes buscan –oh, sorpresa– perder su virginidad. Una de las sub-tramas involucra a los chicos espiando a ellas en los baños. A lo largo de un serie de intentos fallidos, finalmente logran verlas, pero con consecuencias tragicómicas.

porkys_2

Alfred Hitchcock

Vertigo, Psicosis y, muy especialmente, La Ventana Indiscreta son tres de las más grandes películas de Alfred Hitchcock. Hay todo un mundo de historias de este director que se ambientan en micromundos; son espacios cerrados con historias cotidianas. Es precisamente ahí donde logró afilar más el suspense y son también sus relatos más ambiciosos y donde tendió a deslizar la temática voyeurista.

En La Ventana Indiscreta, por ejemplo, el ojo de James Stewart es la cámara y la ventana hace de encuadre dónde desfilan una serie de planos (microhistorias) que atrapan. Toda una lección de cine. Hitchcock nos convierte en cómplices de su vicio: espiar por la ventana a los vecinos, fantasear sobre sus vidas, entremeterse, asistir a sus peleas, a sus historias de amor, a sus secretos. ¡Esto es cine!

Otras películas sobre voyeurismo

Inevitablemente faltan en esta lista una inmensa cantidad de títulos. La cinta de terror Fear Dot Com (2002) explotó la temática del voyeurismo a través de Internet, como también lo hizo la interesante Open Windows (con Elijah Wood y Sasha Grey… sí, ESA Sasha Grey).

El cine francés adora esta temática (sin ir más lejos, el concepto es originalmente de ellos) y lo demostró en cintas llamativas como Belle de Jour (de Luis Buñuel) y Caché (de Michael Haneke), por mencionar dos casos.

4guide_elijah-wood

¿Qué otra película sobre voyeurismo agregarían a la lista? Quizás The Conversation (1974), con Gene Hackman y dirigida por Francis Ford Coppola, o, más actualmente, Disturbia (2007) y Sliver (1993) con Sharon Stone. ¡Dejanos tu comentario!