Noticias

Agrandando la pantalla: 5 adaptaciones de series al cine

Nota por el 31/03/2017
 

Esta de moda, o hay una clara y marcada escasez de ideas en los estudios de Holywwod, pero por estos días ya es usual que los estrenos sean remakes o adaptaciones. Tenemos live action de antiguos clásicos de Disney o reconocidos animés, como La Bella y la Bestia o Ghost in the shell, y también tenemos adaptaciones del mundo de la televisión, como pasa con CHIPS o Power Rangers.

Estas adaptaciones sirven de trampolín para nuevos proyectos cinematográficos, que implican muchas veces relanzar una franquicia que ya estaba olvidada y cubierta de polvo. Estamos tan acostumbrados a que los estudios crean que es una gran idea adaptar una serie exitosa de TV a la pantalla grande, que ni nos damos cuenta de la cantidad de productos que nos quieren vender como novedad.

El éxito de estas adaptaciones varía muchísimo dependiendo del caso. Muchas han funcionado muy bien, otras resultaron ser una porquería, piensen sino en la adaptación de G.I Joe, o en Starsky & Hutch, o quizás se acuerden (ojalá no) de la peor de todas: Masters Of The Universe, la película de 1987 que quiso revivir con personajes de carne y hueso a nuestro querido He-Man. En muchos casos, dada la diferencia de décadas, los más jóvenes desconocían la existencia de una serie de TV previa, ocurre con 21 Jump Street, La pistola desnuda, basada la serie de televisión Police Squad creada por David Zucker en 1982, donde ya aparecía Leslie Nielsen en el personaje del teniente Frank Drebin, o también Misión: ImposibleEl Fugitivo, la clásica película protagonizada por Harrison Ford que en realidad fue una serie de TV emitida en los años 60.

Aquí un listado de algunas adaptaciones de series al cine:

Star Trek

Viaje a las estrellas es un mundo, una de las franquicias más antiguas y rendidoras. Comenzó como una serie en 1966. El universo de ficción de Star Trek, creado por Gene Roddenberry, está compuesto por cinco series de televisión, más una serie animada de 22 episodios que se emitió entre 1973 y 1974 , además de trece películas y una docena de videojuegos. La primera película se estrenó en 1979 y fue dirigida por Robert Wise. Leonard Nimoy y William Shatner, Mr Spock y el Capitán Kirk respectivamente, quienes protagonizaron la serie durante años, se dieron el lujo de dirigir algunas de las películas estrenadas en la década del 80. Básicamente en la historia seguiremos al Capitán Kirk y la tripulación del Enterprise mientras exploran la galaxia y defienden la Federación Unida de Planetas.

En el 2009 J.J Abrams, el amigo detrás de las nuevas Star Wars, inició de una línea de tiempo paralela a la cronología conocida de Star Trek con un nuevo villano (Nero), y mostrándonos los primeros años de la Federación. La última película estrenada fue Star Trek Beyond en 2016, con las actuaciones de Chris Pine y Zachary Quinto, como Kirk y Spock, un relato menos épico donde los pequeños conflictos dramáticos son lo más interesante.

Este año se estrena la nueva serie Star Trek: Discovery, con Sonequa Martin-Green, la Sasha de The Walking Dead, razón suficiente para suponer que su personaje en la serie de los zombies se despedirá muy pronto.

Wayne´s World

Si bien no está estrictamente basada en una serie, El mundo según Wayne nació de los personajes usados para en unos sketches más divertidos de Saturday Night Live. Wayne’s World comenzó a verse en el programa en 1988. Mike Myers era un cómico que ya triunfaba en la televisión, pero pocos esperaban que esta comedia sencilla basada en su humor absurdo -que años más tarde alcanzaría su cima con Austin Powers– alcanzara el enorme éxito de taquilla que consiguió y se convirtiera, incluso hasta el día de hoy, en un clásico de culto que todos vimos y disfrutamos (mientras cantamos Bohemian Rhapsody de Queen).

El sketch original estaba protagonizado por Mike Myers y Dana Carvey, quienes conservaron en la pantalla grande sus personajes de Wayne y Garth, su amor por el heavy metal, sus populares frases y sus finales alternativos; y sumaron a figuras como Rob Lowe, Tia Carrere o Alice Cooper.

Los Simpson

Este año se cumplen 10 años del estreno de la película de la familia amarilla más famosa de la televisión. Creada por Matt Groening en 1989 y después de 19 temporadas, se consideró un buen momento para llevar a esta disfuncional familia a la pantalla grande. Convengamos, y ya se ha dicho antes, que Los Simpson van en picada, sus temporadas cada vez son más aburridas e ilógicas, y en aquel año 2007 la llegada de la película fue una verdadera emoción (sobre todo para fans acérrimos como yo) que trajo una sensación de renovación. El largometraje sigue los tópicos de los episodios a los que estábamos acostumbrados, agrega nuevos chistes, pero no es una novedad en sí misma, es como un capítulo largo, por suerte un capítulo de los buenos.

Agradecemos que esta película haya existido y ojalá algún día se estrene esa que prometieron hace años, que nos iba a mostrar a Bart y Lisa adolescentes (¡nos puede la curiosidad!). Todo puede pasar, pero ya vamos por la temporada 29 y la 30 es inminente, las ideas se agotan y se vuelven sosas, por favor, un funeral digno para los amigos de Springfield.

The Addams Family

Creo que al día de hoy y para nuestra generación, La Familia Addams es más popular por la película de 1991 que por el programa de televisión de los años 60. Los episodios se transmitían semanalmente, en blanco y negro entre 1964 y 1966, y nos permitía seguir el día a día de esta familia para nada normal, encabezada por John Astin como Gomez Addams (Homero para los amigos latinos) y Carolyn Jones en el papel de Morticia.

En 1991, Barry Sonnenfeld (el hombre detrás de Men In Black Wild, Wild West y la nueva serie de Netflix, Lemony Snicket) de la mano de la Paramount, llevó a la pantalla grande a los Addams, manteniendo en líneas generales el espíritu y la oscura ligereza de la serie original, adicionándole algunos efectos especiales, buenas caracterizaciones y una estética fúnebre. El elenco de actores es notable, con un Raúl Julia (que en paz descanse) en su mejor papel, una Anjélica Houston misteriosa y atractiva y un Christopher Lloyd camaleónico, casi irreconocible, como él solo sabe hacerlo.

Divertida y nostálgica para aquellos que estamos cercanos a los 30 años, tuvo una secuela en 1993, que no fue recibida de la misma manera. Una de esas películas que si la encontrás en el cable, la dejás seguro.

Get Smart

Creada por el genio de Mel Brooks, la serie original de 1965, Get Smart (El Superagente 86 en nuestras tierras), se mantiene como una de las comedias más queridas de la televisión. James Bond mezclado con el inigualable sentido del humor de Brooks, da como resultado a Maxwell Smart, interpretado a la perfección por Don Adams. Maxwell es un agente secreto, la mayoría  de las veces despistado y atolondrado, que trabaja para una agencia de contrainteligencia (CONTROL) cuya única misión es investigar y detener a los enemigos que intentan tomar el mundo de alguna manera y llenarlo de KAOS.

En la versión cinematográfica de 2008 las estrellas son Steve Carell y Anne Hathaway. El director es Peter Segal, a quien quizás conozcan por su relación con Adam Sandler, habiéndolo dirigido en 50 primeras citas entre varias otras. Humor simplón, que a veces roza lo infantil, un guión previsible, pero Steve Carell le pone todo para que te rías. Aunque es cierto que no tiene la inteligencia de la serie original. Carell y Anne Hathaway como la 99,son físicamente perfectos para los papeles, completan el elenco Dwayne “The Rock” Johnson, Terence Stamp y un grandioso cameo de Bill Murray.

Dejanos un Comentario

Comentarios