Noticias

Animé recomendado: Cowboy Bebop

Nota por el 20/04/2017
 

Creado en 1998 y basado en el manga de Cain Kuga, Cowboy Bebop es un animé considerado no sólo bajo la categoría de “clásico” sino también de “esencial”. La serie de 26 episodios narra las aventuras de un grupo de caza-recompensas viajando por el espacio en el año 2071: es el animé recomendado de hoy.

Animé recomendado: Cowboy Bebop

Cowboy Bebop es relativamente corto y más bien antológico (sin demasiada continuidad), fusiona los géneros de ciencia ficción, space-western, space-opera y film-noir. Lo curioso de la serie es que eventualmente se convirtió en uno de los animés más populares, aclamados e influyentes de la historia.

Los eventos ocurren en el año 2071. La tripulación a bordo de la nave BEBOP, inicialmente compuesta por Spike Spiegel y Jet Black (luego se van sumando otros personajes), viaja por todo el universo en busca de recompensas que les permitan comer al final del día.

El legado de Cowboy Bebop

La idea de cowboys en el espacio no era especialmente original, pero sí fue novedosa para el medio de la animación japonesa. Su éxito llevó a disparar muchísimas series que se agarraban de los conceptos creados por Cowboy Bebop.

Sin ir más lejos, el clásico de culto Firefly (injustamente cancelado durante su primera temporada) está fuertemente inspirado en este animé.

Para los nostálgicos que lo recuerden, en noviembre de 2001 se pasó la serie completa por primera vez en Argentina y otros países de América Latina en el desaparecido canal Locomotion (que luego fue Animax, y que luego fue dado de baja).

Jazz, capítulos redondos y fusión de géneros

Lo atractivo del universo que presenta el animé –además de tener la mejor música– es la manera en que mezcla personajes extraños (un hacker adolescente, un perro híper-inteligente, una piloto sexy con adicción al juego) con elementos del western, las películas de samuráis, el cine negro y los conceptos tecnológicos que aporta la ciencia ficción.

Los episodios son autoconclusivos, aunque poco a poco se va exponiendo la retorcida relación entre el protagonista Spike y su viejo camarada Vicious (lo que termina por conducir al desenlace de la serie). Esto es algo que puede generar rechazo en algunos, ya que no hay realmente una trama principal.

Sin embargo, los diálogos son lo suficientemente geniales (algunos realmente buenos, llegando a cuestionar temas profundos de la mente humana) como para que aquel hecho no arruine la experiencia. De hecho, la serie destaca por tener una buena carga filosófica (no al punto de series como Evangelion, pero sí generando cierta profundidad de pensamiento).

Al tener esta estructura de episodios que cierran sobre sí mismos, sin estar atados a una narrativa necesariamente encadenada, Cowboy Bebop logra divertirse con los diferentes géneros. Hay capítulos que son más comedia y otros que son más serios.  De un episodio a otro puede pasarse de un policial negro a una colosal batalla espacial épica.

Uno de mis favoritos, por ejemplo,  es una parodia exageradísima y fantástica de Alien: el octavo pasajero. Otros homenajean a Taxi Driver, a Blade Runner, a Hard Boiled y a Enter the Dragon (el cine de acción asiático es una de las grandes influencias de la serie).

Y para quienes no se conformaron con la serie y se quedaron con ganas de más, está la película (que salió en el 2001) Cowboy Bebop: Knockin on Heaven´s Door, una historia que ocurre en algún momento entre los capítulos 22 y 23 de la serie original.

Conclusión

Cowboy Bebop es una serie corta que se consigue fácilmente (todos los episodios están disponibles en YouTube). Dotada de un estilo único, una música maravillosa que fusiona jazz, rock, blues y otros géneros,  y una animación sobresaliente, cuenta con todos los elementos para convertirse en una de las esenciales de la animación japonesa.

Arte convertido en animación, ficción llevada de una manera magistral a la pantalla. Otra muestra de que el animé es más, mucho más, que “dibujos animados para chicos”. Como todo clásico, trascendió más allá de la propia obra y se convirtió en algo atemporal que sigue siendo relevante el día de hoy.

Animé recomendado: Cowboy Bebop

Por cierto, para aquellos que todavía no se animan a acercarse al animé y quieren saber por dónde empezar, dense una vuelta por Anime 101: Cómo comenzar a ver animé. Para aquellos más avanzados y que quieran profundizar en el género de ópera espacial que exhibe Cowboy Bebop, pueden pasarse por “¿Qué es la space-opera? (¿Y por qué debería importarme?)”.

¿Vieron el animé recomendado: Cowboy Bebop? ¿Qué les pareció? ¿Qué series de animé consideran “esenciales”? Pueden dejar sus comentarios en la nota.

Dejanos un Comentario

Comentarios