Noticias

De carne (y hueso) somos: Las adaptaciones live-action de Disney

Nota por el 20/03/2017
 

No hay duda que Disney tiene la fórmula para siempre conquistar nuestros corazones (y llenar de plata sus bolsillos), pero ahora parece haber encontrado la manera de atraparnos por medio de la nostalgia, por lo menos a aquellos que crecimos con sus películas . Es que el mundo live action -el bien ejecutado, claro está- nos invita a rememorar como si fuera la primera vez, aquellos clásicos que tanto disfrutamos cuando aún eramos unos infantes. Ahora es el turno de la adaptación de La Bella y la Bestia, que contará con las actuaciones de Emma Watson y Dan Stevens en los roles principales, con la realización a cargo de Bill Condon. ¿Quien puede resistirse a volver a cantar Bonjour o Bella y Bestia son?.

Como sabemos, esta moda de los live-action no es algo nuevo y la factoría del ratón Mickey viene probando suerte con el traspaso de dibujos animados a personajes de carne y hueso desde hace tiempo, con resultados de variada calidad. Aquí la selección de Alta Peli de las adaptaciones live-action de Disney.

101 Dálmatas (1996)

Adaptación de aquella película de 1961 conocida en nuestro país como La noche de las narices frías, decimoséptimo largometraje animado de Walt Disney Pictures. Al título le agregaron “más vivos que nunca”, como para reforzarnos la idea de que esta vez los perritos sí están vivos, rara decisión. Es una amable comedia familiar, con  Glenn Close, Jeff Daniels, Joely Richardson y Hugh Laurie, en el papel de ladrón de cachorros antes de convertirse en el Dr. House.

Hoy por hoy cuesta imaginar a otra Cruella De Vil que no sea Glenn Close. Ella es todo lo bueno que esta película tiene para brindarnos. Su personificación de la malvada y siniestra mujer que quiere matar perros para hacerse un abrigo le valió una nominación como Mejor Actriz en los Globos de Oro, además del reconocimiento de la crítica. El centenar y pico de perritos ahora son de carne y hueso (supuestamente), pero curiosamente resultan menos vivos que los de lápiz y papel de 1961.

Alicia en el País de las Maravillas (2010)

Adaptación de la película animada de 1951, que a su vez es una adaptación del libro Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll publicado en 1865. El cuento fue llevado al cine más de una decena de veces arrancando en 1903, pero no hay dudas que la versión más conocida es la que Walt Disney produjo a mediados de siglo, que combina elementos de la novela original y de su continuación, Alicia a través del espejo.

En el 2010, la dupla eterna Tim Burton y Johnny Depp, incorporando a la entonces esposa del director, Helena Bonham Carter, e introduciendo a la semi-desconocida Mia Wasikowska, llevaron a cabo la adaptación que recrea y continúa la historia original. Los fans del director estuvimos más que ansiosos por descubrir los resultados de esa combinación maravillosa y prometedora que era Carroll y Burton. El resultado fue un verdadero espectáculo visual, aprovechando al máximo el 3D y donde, fiel al estilo de su director, casi todos los personajes están locos. La Academia la reconoció con 2 Oscars: Mejor Dirección Arte y Mejor Vestuario. En el 2016 salió la secuela , Alicia a través del espejo, aunque sin la firma de Burto y con la dirección de James Bobin y escritura de Linda Woolverton, resultando un producto carente de diversión y sentido.

Maléfica (2014)

Relectura de la clásica historia de La Bella durmiente de Charles Perrault, aprovechando que Maléfica es un personaje lleno de matices. Una intrigante campaña publicitaria, centrada sólo en la impactante imagen de Angelina Jolie con cuernos gigantes, demasiados teasers que casi no mostraban nada y prometían una película oscura, hicieron que todos muriéramos de ganas de verla. Una vez estrenada descubrimos que la película tiene oscuridad, pero no es la fábula negra que habíamos imaginado.

Maléfica es una bella hada con un corazón puro y unas asombrosas alas negras. Crece en un entorno idílico, un apacible reino en el bosque limítrofe con el mundo de los hombres, hasta que un día un ejército de invasores humanos amenaza la armonía de sus tierras. Maléfica se transforma entonces en la protectora de su reino, pero un día es objeto de traición, con mucho dolor su corazón acabará por endurecerse, y terminará por lanzar la temible maldición que ya todos conocemos.

Maléfica es Angelina Jolie, y Aurora, la bella durmiente, está personificada por Elle Fanning, hermana de Dakota y una de las protagonistas de Super 8, en un papel que resulta demasiado… bobo. Robert Stromberg, su director, debuta como orquestador de esta fantasía tras un largo currículum como decorador y supervisor de FX

La Cenicienta (2015)

La Cenicienta es un cuento de hadas folclórico, que tuvo una versión animada, made in Disney, en 1950, y luego tuvo varias reversiones, incluso una con Drew Barrymore (que hace convivir en el mismo espacio temporal a la huérfana con Leonardo Da Vinci). Pero no fue hasta el 2015 que Disney se embarcó en estrenar una versión live-action seria (no olvidemos La nueva cenicienta, del 2004 con Hillary Duff). Dirigida por Kenneth Branagh, quien ya había dirigido Thor, y con Lily James como protagonista, actriz británica que hasta aquí no tenía demasiada carrera, sólo había sido Lady Rose Aldridge en Downton Abbey. Hay que destacar las actuaciones de Cate Blanchett como la madrastra y Helena Bonham Carter como el hada madrina

La Cenicienta no tiene canciones pegadizas, aunque sí una voz en off que subraya innecesariamente las imágenes. Lo bueno es que no pervierte el cuento ni lo modifica, y no intenta inyectar oscuridad creyendo que así le dará nueva vida. Romántico e idealista y perfectamente consciente de ello.

Mi amigo el dragón (2016)

La historia de un misterioso niño huérfano que estuvo viviendo seis años en el bosque sin ningún tipo de contacto con otros seres humanos. Este peculiar chico, Pete, obviamente no está solo, tiene un mejor amigo más extraño aún: un dragón gigante llamado Elliot. Remake de la película musical semi animada de 1977, Mi Amigo el Dragón (Pete’s Dragon) combina imágenes reales con la técnica de la animación por computadora, permitiendo que el dragón del titulo tenga más vida que nunca. Un film ideal para toda la familia pero en especial para los más pequeños. Oakes Fegley, el niño protagonista, es de lo mejor de la película. Su ternura, su simpatía, y por increíble que parezca, su relación con un dragón en CGI, son los puntos más altos de este relato.

El libro de la selva (2016)

Mowgli, un niño criado en la selva por una manada de lobos, emprende un fascinante viaje de auto-descubrimiento cuando se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido toda su vida. Nueva adaptación de la novela de Rudyard Kipling y de la ya clásica versión animada de Disney de 1967, que el pobre Walt nunca llegó a ver terminada.

En este caso la dirección está a cargo de por Jon Favreau (el señor detrás de Iron Man), con las voces de Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Lupita Nyong’o y Scarlett Johansson acompañando al joven Neel Sethi como Mowgli que, con 12 años (parecía menos), se roba la película. En especial si tenemos en cuenta que estuvo casi todo el rodaje solo frente a un fondo verde.

Ganadora de un premio Oscar a Mejores Efectos Visuales (aún dudo si no se lo merecía Doctor Strange), una verdadera jungla digital que te atrapa tengas la edad que tengas, animales logrados con una verosimilitud perfecta, hipnótica y maravillosa, aunque mucho más oscura que la original. Por momentos las canciones se sienten metidas a la fuerza, igual se vuelven pegadizas y las terminas cantando.

Más adaptaciones live-action de Disney

Disney sigue confirmando nuevas adaptaciones live-action de sus clásicos animados para los próximos años. A estar atentos que se vienen Cruella (se rumorea a Emma Stone en el papel), Tinker BellAladdin (¡con Guy Ritchie confirmado como director!), Mulán y La Sirenita. Además de Dumbo, la más próxima de todas, para la cual ya se ha confirmado a Tim Burton junto a Danny de Vito y Eva Green como personajes principales.