Noticias

Cinco grandes papeles de Michael Keaton

Nota por el 31/03/2017
 

Se lo suele poner en la lista de buenos actores que nunca terminan de explotar del todo, destino similar a otros intérpretes que alcanzaron cierta fama en el subestimado género de la comedia. Relegado muchas veces a roles secundarios, el reciente estreno de Hambre de Poder parece confirmar que, mejor tarde que nunca, está encontrando un lugar para lucirse.

Por eso lo reivindicamos eligiendo cinco grandes papeles de Michael Keaton.

Night Shift (1982)

El primero de los grandes papeles de Michael Keaton que elegimos fue también su primer co-protagónico en cine, en esta comedia dirigida por Ron Howardautor de varios clásicos de los ochenta como Cocoon o Willow. Probablemente fue este rol el que dirigió su carrera temprana hacia comedias livianas y personajes exaltados al borde de la neurosis, interpretando con bastante acierto a un entusiasta joven incapaz de quedarse callado y convencido de haber tenido grandes ideas antes que otra gente se hiciera rica con ellas. Su personalidad siempre alegre y algo ingenua contrasta con la extrema timidez de su compañero en el turno nocturno de la morgue, a quien eventualmente convence de aprovechar su buena relación con una vecina prostituta para convertirse en proxenetas, aunque desconozcan por completo los códigos del negocio.

Beetlejuice (1988)

Esta película fue tanto el despegue para Michael Keaton como para el director Tim Burton, una muestra del particular estilo que quedaría marcado los años siguientes, antes de que una sobredosis de Johnny Deep le agotara las ideas. Su desagradable exorcista de vivos es sin duda uno de los grandes papeles de Keaton y uno de los más recordados, al punto de que en nuestra memoria seguramente tenemos registrada una aparición bastante más extensa de la que realmente tuvo. Beetlejuice cobra importancia en la trama con la película bastante avanzada, recién cuando el joven matrimonio de fantasmas ya no tiene ideas para expulsar a los desagradables nuevos dueños de su casa y debe recurrir, contra su buen juicio, a sus servicios. Su personaje (por las dudas no lo nombro una tercera vez) es un espíritu burlón y bastante grosero que recibe la mayor parte de la carga cómica de la película, hasta que sube la apuesta en el último tramo cuando revela sus verdaderas intenciones y se convierte el verdadero villano.

Batman (1989) y Batman vuelve (1992)

Para los que ya pasamos la tercera decena, Batman era un señor medio panzón que se liberaba de la mordida de un tiburón con un aerosol especialmente diseñado para tal fin y se dice que algo parecido pensaba Michael Keaton cuando aceptó el papel que le ofrecía Tim Burton, con quien había trabajado apenas un años antes. Aunque tuvo su dosis de absurdo, la visión más seria y un poco onírica del director fue un impacto importante pero se convirtió sin tanto esfuerzo en nuestro Batman post-infancia, a pesar de contar con pocas escenas de acción y nada de twist. Trabajando fuera de su rango habitual y enfundado en un traje que lo inmovilizaba, se las ingenió para de todas formas dejarnos una de nuestras versiones preferidas del vigilante huérfano a lo largo de dos películas y tuvo el buen tino de abandonar el barco junto con el capitán antes de la tercera entrega.

Pacific Heights (1990)

Estrenada en nuestro país como El Inquilino, sé que es una elección no va a tener muchas adhesiones. Después de todo la trama de esta película tiene poco sentido y los protagonistas con los que se supone que deberíamos empatizar es un matrimonio con el carisma de una carrera de caracoles. Pero quiero rescatar como con apenas unos pocos minutos en pantalla y casi sin hablar, Keaton compone un personaje despreciable al que sólo queremos ver morder el polvo, aunque eso implique una victoria para el matrimonio de chatos snobs que no hacen otra cosa que caer en cada una de sus trampas y provocaciones durante toda la película.

Birdman (2015)

Birdman fue un éxito de crítica y taquilla por varias razones que van mas allá de su protagonista, pero elegir a Michael Keaton para el papel de un actor que tuvo su momento de gloria interpretando a un popular superhéroe, pero décadas más tarde aún se esfuerza por ser tomado en serio arriesgando lo que le queda de prestigio en una producción teatral, no es algo que haya sido accidental. Aunque siempre tuvo un moderado éxito con el público y las críticas, fue recién con este protagónico que consiguió su primera nominación al Oscar (finalmente para Eddie Redmayne por La Teoría del Todo) y su primer Globo de Oro, posicionándose al fin como algo más que un actor de comedias livianas o el que una vez salvó a la ciudad de un ejército de pingüinos yihadistas.

Sólo podían entrar cinco en esta lista de grandes papeles de Michael Keaton y quedan fuera una larga serie de películas domingueras y hasta una incursión detrás de las cámaras, pero el resurgir que tuvo el actor en estos ultimo años hace pensar que dentro de no mucho tendremos que volver a hacerla.

¿Cual es tu papel favorito de Michael Keaton?

Dejanos un Comentario

Comentarios