Conectate con nosotros

10 años de Brick, un clásico de culto que no te podes perder

brick

Cine

10 años de Brick, un clásico de culto que no te podes perder

10 años de Brick, un clásico de culto que no te podes perder

¿Qué pasaria si, por algun motivo, mezclaramos películas como Dazed and confused, 10 cosas que odio de ti o American pie, con  Chinatown, Touch of evil o Blue Velvet? Les tengo una buena noticia, no hace falta imaginarse que pasaría. El director Rian Johnson lo hizo, y el resultado es Brick.

10 años de Brick, un clásico de culto que no te podes perder

brick-poster brickEl 14 de Abril de 2006 se estrenaba comercialmente, luego de su paso por festivales varios, esta película con una propuesta sumamente original. Como sugiero más arriba, es el choque entre dos géneros cinematográficos totalmente disimiles: El noir (cine negro) y el adolescente. Usando de base a este híbrido, se nos cuenta la historia de Brendan Frye (un solido Joseph gordon-Levit). El es un joven sencillo, común, un poco mas inteligente y astuto que el resto de sus compañeros de clase, pero nada extraordinario; que luego de descubrir el cuerpo sin vida de una ex novia bastante problemática (a la que le sigue teniendo cariño), decide sumergirse en el oscuro y sórdido mundo de drogas y violencia que la rodeaba, para poder dar con el culpable.

Lo curioso, es el enfoque que le da el guionista/director a la narración. Toma prestado de las cintas juveniles el contexto. Todo se desarrolla en una secundaria de los suburbios californianos, donde encontramos a todos los personajes típicos de las películas del ultimo año escolar  norteamericanas: El nerd (rol que se reparten, en este caso, el protagonista y su unico amigo Brain); el chico popular, pesado, capitan del equipo de futbol americano y con serios problemas para controlar su ira; la chica sexy y popular, pareja del brabucon y porrista; la rara pero interesante jovencita que se roba el corazón del tierno nerd, y el director mala onda. Todo estos estereotipos son resignificados al combinarse con los principales rasgos de la ficción noir. A partir de ese momento, fiel al género, Brendan va a pasar a ocupar el lugar del clásico detective de los años 30, que deja todo de lado para dedicarse a reconstruir las ultimas horas de la victima y encontrar al asesino. En el camino se va a encontrar con pistas falsas, rincones oscuros, callejones sin salida, testigos ambiguos, femmes fatales, presiones de sus superiores (el director de la escuela va a ocupar el rol de comisario), criminales excéntricos y misteriosos; y más callejones sin salida. Pero no lo hará solo, contara con la ayuda de su «informante», su amigo sabelotodo, Brain. Los personajes no solo ocupan estos roles de manera simbólica, sino que también se expresan, relacionan y existen como personas de los años 30, como si estuvieran habitando una época a la que no pertenecen.

Esta es la opera prima de Rian Johnson, director encargado de traernos Star Wars: Episodio VIII en 2017. Sin embargo, el curriculum de este realizador es un poco más extenso y contiene trabajos sumamente interesantes. Su pelicula mas reciente es la genial Looper (2012), un western futurista y sobrenatural (otra vez mezcla de géneros), tambien con Joseph Gordon Levit como protagonista, que nos cuenta la historia de una banda criminal del futuro, que para deshacerse de sus enemigos los envian al pasado, donde un asesino a sueldo los espera para eliminarlos. Un día, uno de ellos (Joseph) descubre que fue contratado para matar a su yo del futuro. A esta le sigue Los hermanos Bloom (2008), la cual nos cuenta la interesante vida de dos estafadores (Mark Ruffalo y Adrien Brody), desde su tierna infancia y primeras estafas, hasta el presente donde llevaran a cabo un ultimo trabajo. Tambien, hizo una enorme contribución a la televisión al dirigir tres de los mas memorables episodios de Breaking Bad: «Fly», «Fifty-One» y «Ozymandias». Quizas este ultimo sea el más relevante, ya que fue considerado no sólo el mejor episodio de la serie, sino también de la televisión en general. Y realmente merece esa mención, ya que es cinematograficamente impecable.

brick brick

Probablemente Brick sea su obra más personal, y quizas la más digna de reconocimiento si se tiene en cuenta su contexto. La producción fue sumamente austera e independiente. Las locaciones utilizadas son la propia escuela donde el asistió y la ciudad donde vivió. Pero esto, lejos de restarle calidad al producto, lo vuelve mas interesante y original. Se logra apreciar más claramente su trabajo detrás de cámara. El ambiente, los diálogos y las actuaciones, que fácilmente podrían parecer artificiales, están sumamente logrados. Cinematograficamente, presenta planos poco convencionales, pero muy bellos y bien construidos, que le dan mucha frescura al producto final, lo cual es una constante en los posteriores trabajos del director.

A pesar de todo lo positivo que se puede decir de la película, y su director, fue muy poco valorada en su momento. Muy lejos estuvo de ser un éxito de taquilla, aunque fue bien recibida por la critica. Sin embargo, como pasa con cientos de otras películas, fue adquiriendo valor con el tiempo y se convirtió en una obra de culto. A esto contribuyeron sus referencias a la cultura pop, que van desde, las obligadas, a la literatura y cine noir, hasta al anime Cowboy Bebop.

Es por todo esto que, desde Alta Peli, te recomendamos Brick y la obra de Rian Johnson.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba