fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

10 Cosas que no sabías sobre Duro de Matar

cosas que no sabías sobre duro de matar

Cine

10 Cosas que no sabías sobre Duro de Matar

10 Cosas que no sabías sobre Duro de Matar

John McClane llegó a nuestras vidas cinéfilas cambiándolas para siempre. Con un “Yippie Ki-Yay, Mother F*cker” a grito pelado, te aunamos estas 10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar.

10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar 3 cosas que no sabías sobre duro de matar

10 Cosas que no sabías sobre Duro de Matar

Antes de Bruce

Hasta que se declinaron por Bruce Willis, otros candidatos para el papel de John McClane fueron Mel Gibson, Sylvester Stallone, Harrison Ford y Arnold Schwarzenegger. Sin ir más lejos, inicialmente la película iba a ser abarcada como una secuela de la película Commando, pero cuando el austríaco rechazó la oferta la idea fue descartada.

Strangers in the Nakatomi

Algo que no mucha gente sabe es que el guión de la película está adaptado de la novela Nothing Lasts Forever de Roderick Thorp. Dicha novela es secuela de otra llamada The Detective, que tuvo una adaptación cinematográfica en 1968 con nada menos que Frank Sinatra en el rol protagonista. El famoso crooner y actor tenía una clausula en su contrato de aquella película en donde le daban el derecho de volver a encarnar al protagonista de haber una secuela. Por cortesía se lo ofrecieron primero, pero ya tenía 73 años cuando el proyecto se empezó a materializar.

Volviendo al tema de las adaptaciones, cabe aclarar que cuatro de las cinco películas de la franquicia Duro de Matar lo son. La segunda cinta está basada en la novela 58 Minutes de Walter Wager; la tercera película fue un guion original completamente disociado del universo narrativo, pero que visto su potencial lo modificaron para que sea una historia de McClane; el cuarto film está basado en el artículo periodístico A Farewell to Arms de John Carlin. La quinta película fue la única craneada de cero, sin recurrir a ningún material previo para armar el argumento.

10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar 6 cosas que no sabías sobre duro de matar

Hablá más fuerte… Que no te escucho

A pedido del director John McTiernan se crearon municiones de fogueo extra-ruidosas para darle un sentido de “hiperrealismo” a la película. Lamentablemente, quien la pagó cara fue Bruce Willis: en la escena donde le dispara a uno de los terroristas a través de una mesa, tuvo el arma a tal cercanía que el sonido de los disparos le dejó con una pérdida notable de la audición.

Qué bien que te sale el acento

Originalmente McClane y Hans Gruber no se iban a ver las caras hasta el final. No obstante, el primer día que Alan Rickman llegó al set, tanto Bruce Willis como el director John McTiernan notaron que el actor tenía una habilidad notable para reproducir el acento norteamericano. Por lo que encontraron la manera de aprovechar esta habilidad de Rickman con la escena donde su personaje y el de Willis se encuentran a mitad de la película, donde Gruber le hace creer a McClane que es uno de los rehenes.

10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar 4 cosas que no sabías sobre duro de matar

Si vos tenés problemas con el Flash, peor la tuvo Alan Rickman

Cada vez que Alan Rickman disparaba su arma, cerraba los ojos en reacción; algo completamente inverosímil en alguien diestro con las armas como se supone es Hans Gruber. McTiernan encontró la solución a este problema cortando a otro plano antes de que Rickman cerrara los ojos.

Alta llanta

En la escena en donde McClane tiene que caminar a lo largo de un montón de vidrios, Bruce Willis en realidad está usando zapatillas de goma diseñadas para que parezcan pies descalzos.

10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar 5 cosas que no sabías sobre duro de matar

Si Bruce no está…

Dado que Bruce Willis estaba repartiendo su tiempo entre la serie Moonlighting y la película, esto obligó al guionista Steven E. De Souza a engrosar y darle más tiempo de pantalla a los otros personajes. En particular al Sgto. Powell, Ellis, el periodista Richard Thornburg y a Argyle, el chofer de la limusina.

El fantasma de la Ultraviolencia

El que la Oda a la Alegría sea tan prominente en la película se lo debemos al director John McTiernan, quien inicialmente encontró resistencia de parte del compositor de la banda de sonido, el genial Michael Kamen. Este le dijo que era un sacrilegio usar la música de Beethoven en una película de acción, diciéndole a McTiernan, y cito, “Te puedo hacer carne picada con Wagner o Strauss, ¿Por qué Beethoven?”. McTiernan simplemente le recordó que la misma música fue utilizada sendas veces como tema de la “Ultraviolencia” en La Naranja Mecánica de Stanley Kubrick. Tras ser desasnado, Kamen accedió a utilizar dicha partitura.

10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar 2 cosas que no sabías sobre duro de matar

¿A las tres o después del tres?

En la famosa escena donde Hans Gruber cae cientos de metros al vacío, se suponía que el actor Alan Rickman iba a caer de un modelo de 6,5 metros de alto hacia una gran bolsa de aire. Él estaba sostenido de un especialista en escenas de riesgo y habían pactado que lo iba a soltar a la cuenta de tres. El pícaro del técnico, para darle más realismo, lo terminó soltando a la cuenta de dos y, por ende, tenemos esa expresión de sorpresa en la cara del actor al caer.

El culto empieza por casa

El edificio Nakatomi es en realidad el Fox Plaza, un edificio que alberga las oficinas ejecutivas de la 20th Century Fox, estudio que produjo esta película. Tras el éxito de la misma, se suscitó un interés turístico tan grande por el edificio que el estudio tuvo que sacar una orden municipal impidiendo tomar fotos directamente desde el exterior (quien escribe puede dar fe que esa orden existe).

Estas son las 10 cosas que no sabías sobre Duro de Matar. ¿Te acordás de alguna otra? Hacénoslo saber en los comentarios.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Películas protagonizadas por bebés

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba