Conectate con nosotros

Alta Peli

Cine y capitalismo: películas con reflexiones de clase

Cine

Cine y capitalismo: películas con reflexiones de clase

Dado que se aproxima el estreno de Il capitale Umano, el filme de Paolo Virzì, seleccionado para representar a Italia en los Premios Oscar 2014, en Alta Peli preparamos este listado de películas en las que los protagonistas pululan y gravitan por las distintas clases sociales en busca del ascenso y el soñado cumplimiento del american dream. Otra vez el cine, una de las más bellas expresiones humanas, en este blend que te traemos, de cine y capitalismo en una de sus más fidedignas y entretenidas representaciones.

Cine y capitalismo: 

Dans la maison (2012) – François Ozon

En 2012 François Ozon concebía, a partir de la obra literaria de Juan Mayorga, Dans la maison, un drama psicológico que retrata la historia que nos invita a espiar Claude, un alumno que respondiendo a la tarea que Germain su profesor de literatura (Fabrice Luchini) les ha propuesto; se dispone a contarnos en plan literario, una descripción minuciosa de lo que aparentemente es la vida aburguesada que llevan su compañero y su familia, los Rapha.

Lo que inicialmente parecía en infantil cumplimiento de un deber, una travesura; se convierte de a poco, en la confesión de clase de Claude: un niño de clase baja, quien a pesar de los esfuerzos intelectuales realizados, no alcanza a acceder a los bienes y riquezas materiales de quien ha convertido en su proyecto literario. Escribe así sin descanso, acerca de la vida que observa y desearía tener; obteniendo como recompensa, la posibilidad de camuflarse un día más cada capítulo, en la casa de sus sueños.

Una oportunidad de desmentir a la falaz igualdad de condiciones, entretenida, mordaz, ácida e imprevisible. Minuto a minuto, las barreras entre la imaginación del personaje, y la realidad que lo acontece, se desdibujan para invitarnos nuevamente a esta reflexión de 105 minutos de cine y capitalismo.

DansLaMaison3

The wolf of Wall Street – Martin Scorsese (2013)

Scorsese llevó en 2013 a Leonardo Di Caprio, a la pantalla grande, en el papel que lo llevaría a otra de las candidaturas al Oscar, que dada la vista gorda de la Academia, seguiría sin  obtener. Lo cierto, es que con una performance brillante, el lobo de Wall Street de Leo, retrató a la perfección la biografía de Jordan Belfort. Basado en las memorias del agente de bolsa, y narradas en primera persona, desfilan las peripecias de la vida de este engendro capitalista, que de vender acciones por teléfono en una empresa  pequeña, pasa a la tapa de Forbes, con millones en su arca, una supermodelo de esposa, adicciones varias y los vicios que vienen con el combo.

Cine y capitalismo en su más asquerosa expresión. Números que en pantallas virtuales derrumban naciones, y hacen exitosos a hombres como Jordan Belfort, la calle más controversial de la Gran Manzana, y la historia de un chamuyero profesional que te vende hasta la madre.

Lobo

Los edukadores (2004) –  Hans Weingartner

Jule (Julia Jentsch), Peter (Stipe Erceg), Jan (Daniel Brühl) son tres amigos, que anarquistas manifiestan su aversión al capitalismo activamente. Participan en marchas, campañas y en cualquier posibilidad que encuentran de hacer expresa su necesidad de cambiar el sistema.

Entre las iniciativas en las que incurren en su lucha contra el sistema, ingresan en los hogares de personas con alto poder adquisitivo, para dejar muestras de su ingreso; y suscitar en ellos el temor, la inseguridad, para incitar a la reflexión de que, finalmente no son los bienes materiales los que proveen la seguridad y el bienestar, o al menos, no debieran serlo.

En una de sus incursiones, deciden ingresar en la casa de Hardenberg, un multimillonario que ha demandado a Julia por haber chocado su automóvil. Finalmente, todo habrá de complicarse, cuando  Hardenberg, que aparentemente estaba de vacaciones, se presente en la casa, y lo que en principio concebían como «travesura», se termine convirtiendo en un secuestro.

La película pende de un análisis liviano de la lucha de clases, y demuestra por qué los ideales no debieran venderse como las mercancías en el mercado.

tumblr_m2he757GdO1rr9xfco1_1280

Goodbye Lenin (2003) –  Wolfgang Becker

Alemania, 1989. En todo el mundo suena The wind of changes, y uno de los muros más emblemáticos del mundo se cae, y con el la historia de un modelo de Alemania que con casas de comida rápida, porno en la tv, electrodomésticos, tarjetas de crédito, y medios masivos de comunicación quedará atrás.

Alex (Daniel Brül), como el muro, se derrumba, cuando su madre que dormía profundamente en un coma se despierta, y con ella la certeza de que no podrá ocultarle la verdad por mucho tiempo. Dadas las recomendaciones del médico, no debe propinarle disgustos, ni nada que pueda afectarle; por lo que decide en un plan tan complicado como magistral, frenar el calendario dentro de su casa, e impedir que la amada Alemania Oriental de su madre, que es una ferviente militante socialista, sea avasallada por el imperante capitalismo.

El plan implicará mantener el escenario, en una obra donde protagonistas, escenas y acciones, han cambiado radicalmente cuando la transición entre sistemas deviene en una hilarante comedia dramática que se hace inevitable.

Publicidad-Coca-Cola-en-Good-Bye-Lenin
Was tun, wenn’s brennt? (2001) –  Gregor Schnitzler

¿Qué hacer en caso de incendio? se pregunta Schnitzler, a partir de esta comedia, en la que un grupo de diez amigos anarquistas que batallan contra el capitalismo, construyen una bomba casera que colocan en una mansión de una zona bacana, que nunca explota.

Repletos de ideales románticos, rebosantes del espíritu de lucha, imaginan un futuro diferente. Futuro que, doce años después, los encontrará en la misma mansión, en la que ha explotado la bomba que concibieron cuando ellos mismos se veían distintos. Se encontraran entonces, con la realidad de que aquello que repudiaban, se convirtió en su más cotidiana humanidad.

The Talented Mr. Ripley (1999) –  Anthony Minghella

Minghella adaptó la maravillosa novela de Patricia Highsmith, y puso en la piel de Tom Ripley, a Matt Damon. Para tentarlo, lo trasladó a Italia, a ver la difícil vida que llevaba Jude Law (Dickie), un bon vivant norteamericano, al que la fortuna paterna, lo ha llevado a disfrutar los placeres de las costas mediterráneas.

A pesar de ser un sapo de otro pozo, Tom se mueve como pez en el agua, y a partir de una mentira, bucea por los altos escalafones de la juventud italiana y se sume en el universo de frivolidad y excentricidades de Dickie. Accede a las mejores galerías, come en los mejores restaurantes, aprende varios idiomas, toca el piano, escucha jazz y se camufla tan pero tan bien, que termina por convencerse de ya no ser quien pudo haber sido.

Una reflexión perspicaz de habitus y movilidad de clase, un paseo por los deseos más íntimos del protagonista, y un thriller psicológico con cinco nominaciones al Oscar en 1999, de la película que otrora protagonizara, en otra de sus versiones, Alain Deloin (A pleno Sol, 1962).

ripley

4 Comentarios

4 Comments

  1. Matias Seoane

    14/08/2015 en 13:54

    Sé que no es muy Bafici pero pocas películas me refirieron al capitalismo que IN TIME de
    Andrew Niccol

    • Martina Kaniuka

      14/08/2015 en 21:22

      Tiene sentido. En este caso, creo que me traiciona el no tan inconsciente. No podría incluirla por no extender el sistema hasta el 2061!

  2. João Paulo Rodrigues

    10/12/2015 en 19:10

    Si puede considerar Cosmopolis como un reflejo del capitalismo?

  3. Pingback: Nosotros los pobres, ustedes los ricos. – El cine como medio de comunicación

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba