Conectate con nosotros

Deadpool puede cambiar el subgénero de los superhéroes

Cine

Deadpool puede cambiar el subgénero de los superhéroes

El año 2016 aún está en pañales, y sin embargo la cinta protagonizada por Ryan Reynolds resulta ser un cimbronazo para los productores. Momento de analizar cómo Deadpool puede cambiar el subgénero de los superhéroes para siempre.

deadpool-gallery-06-gallery-imagePrimeros compases del año 2015, la película de Deadpool está en ciernes y se anuncia su estreno para 2016. Nadie tiene mucha fe de que salgo algo demasiado interesante de esa pequeña producción. Su presupuesto es de apenas 50 millones de dólares. Decimos apenas porque comparado con cualquier otro caché del subgénero de los superhéroes, los fondos para llevarla a cabo son nimios. A pesar de todo, Tim Miller y Ryan Reynolds nos trajeron la mejor película de superhéroes en clave de comedia desde que se estrenó Los Vengadores allá por el lejano 2012.

Dejando de lado las películas de DC, las cuales suelen tener un tono oscuro y realista –el cual se agradece–, y las X-Men de FOX, que últimamente nos dieron cintas espectaculares, la formula usada por Marvel de acción+comedia siempre se la percibió como fresca y divertida, hasta Iron Man 3.

ryan-reynolds-2-435Cuando la tercera cinta del Hombre de Hierro llegó a los cines, la gente sintió que estaba viendo una comedia de superhéroes, lo cual es divertido sin lugar a dudas, pero cada vez la formula se iba desgastando más y más.

Salvando Guardianes de la Galaxia y Ant-Man: El Hombre Hormiga, cintas que desde el primer momento buscaron hacer reír al espectador y ser una especie de comedia de acción, y la espectacular Capitán América y El Soldado del Invierno la cual resultó una soberbia historia de espionaje, el resto de las cintas del Universo Cinematográfico de Marvel usan una fórmula que cansa y harta.

Iron Man 3, Thor: Un Mundo Oscuro, Avengers: Era de Ultrón fueron cintas que buscaban ser de acción, y suspenso con toques de comedia que terminaron siendo más de lo mismo: chiste tras chiste en medio de escenas de acción que cortaban el clímax, otro chiste que no aporta nada, y todas las cintas se transformaban involuntariamente en una comedia entretenida pero que resultaba ser más de lo mismo.

Sin embargo, para salvar a un subgénero que está casi saturado de cintas de superhéroes que siguen patrones usados hasta el hartazgo –sobre todo de la factoría Disney-Marvel–, sorpresivamente nos llega Deadpool, la cual resulta ser un soplo de aire fresco en medio de un desierto plagado de secuelas y orígenes de superhéroes

A los guionistas de Deadpool no les tembló el pulso la hora de burlarse de todos y todo: DC, Marvel, Ryan Reynolds, Hugh Jackman, estereotipos de personajes, humor negro, mucha sangre y un largo etcétera de líneas irreverentes, lo cual le termino costando la a veces temida clasificación R, es decir, solo para adultos en Estados Unidos.

Es sabido que los productores ponderan los billetes por sobre una verdadera película de calidad. Entonces sorprendió que la cinta reciba la clasificación R sin que algún productor resabiado intente recortar determinadas escenas para bajar la restricción de edad, sobre todo teniendo en cuenta que en su mayoría las cintas de superhéroes son para mayores de 13 años.

Y no es que a los productores les interese que el producto final sea poco violento, sino que cuanto más público puede asistir a verla, más dinero recaudará, por lo tanto más secuelas vendrán y más dinero entrará a las arcas de los estudios, un círculo tan vicioso como ominoso.

Decimos que Deadpool puede cambiar el género de los superhéroes ya que a pesar de su clasificación solo para adultos está siendo un exitazo de taquilla, ya lleva recaudada la friolera cantidad de 491.894.897 dólares a nivel mundial, un bombazo teniendo en cuenta que solamente costó ¡50 millones de dólares! Por poner un ejemplo: Avengers: Era de Ultrón costó 250 millones de dólares.

zfZZ0uslParece que Fox interceptó el mensaje, ya que durante la Toy Fair que se llevó a cabo hace un par de semanas, el estudio contó con su stand propio y repartió algunos panfletos que mostraban sus próximos proyectos, y al parecer Wolverine 3 será oscura, violenta y sangrienta puesto que está clasificada como R, misma clasificación que recibió Deadpool.

El subgénero de superhéroes parece estar a punto de implosionar junto con toda la industria de Hollywood, la cual se encuentra pletórica de superproducciones de millones y millones de dólares que muchas veces se hunden como piedra en el agua debido a su irrisoria calidad. No lo decimos nosotros, sino los expertos en cine como Steven Spielberg o George Lucas.

Y en una industria que prima el billete sobre lo artístico, Deadpool es una especie de panacea que demuestra que un guionista puede plasmar su idea tal cual la pensó y al mismo tiempo recaudar millones y millones de verdes para los encargados de producir la cinta.

Warner-DC, Disney-Marvel y la propia Fox-Marvel: el público les envió un mensaje. La gente quiere cintas que no se vean arruinadas por productores con el signo $ tatuado en la frente.

Mientras tanto, resta esperar para saber si el éxito de Deadpool fue producto de la serendipia, o si puede haber más cintas genuinas en clave comedia o suspenso con acción del subgénero de los superhéroes con clasificación R, y que al mismo tiempo sacudan la taquilla.

1 comentario

1 comentario

  1. Luciano Sivori

    24/02/2016 en 14:31

    ¡Impecable nota! Y yo que todavía no pude ir a ver Deadpool (-.-)

Deja un comentario

Más en Cine

Publicidad

Trending

Publicidad
Publicidad
Arriba