Conectate con nosotros

Alta Peli

En defensa de Batman vs Superman

Cine

En defensa de Batman vs Superman

En defensa de Batman vs Superman

Corría el año 2013, la humanidad disfrutaba de las películas de Marvel mientras las noticias sobre Ben Affleck siendo el nuevo Batman sorprendían al mundo. Acto seguido: explosión de ira por parte de los fans y las viudas de Christopher Nolan. Dos años después pudimos ver el primer trailer de la nueva película del por entonces llamado DC Extended Universe: su música nos ponía la piel de gallina, el hype por las nubes, y la imagen final rezaba «2016». Ese año llegó, y es aquí donde debemos ponernos en defensa de Batman vs Superman, no solamente porque gracias a esta película el mundo pudo ver finalmente a la Trinidad de DC en la gran pantalla con actores reales, sino por varias aristas más que es necesario resaltar.

En defensa de Batman vs Superman

Tras el éxito que significó Man of Steel, el avasallante dominio de las películas de Marvel en el cine y las cintas de X-Men dando vuelta por ahí haciendo lo que podían, Warner y DC decidieron apurar la cocción de un plato que debe hacerse a fuego lento. Abrieron la perilla del gas a fondo: en el segundo film de su universo extendido introdujeron a Batman, Wonder Woman, Lex Luthor y otros personajes importantes.

Igualmente, antes de entrar en defensa de Batman vs Superman repasemos el punto más destacable de la cinta: estamos hablando del Batman de Affleck.

Tell me, do you bleed?

en defensa de batman vs superman

La forma más eficiente de ponerse en defensa de Batman vs Superman, antes que la tormenta comience, es admitir lo innegable: Ben Affleck es el BATMAN DEFINITIVO, el caballero de la noche que necesitábamos pero que no nos merecíamos, el encapotado que supo bancarse toda la arena proveniente de absolutamente todos los rincones de internet, superar el espantoso lastre que significaba su Daredevil de 2003, y ganarse el título del Batman por excelencia.

Y se lo ganó no solo por su aspecto físico (Batfleck con la máscara puesta es una suerte de Dios comiquero), sino por el cariño que le profesó al personaje, la preparación física a la que se sometió, el amor que demostró durante su corto periodo como el hombre murciélago.

Su Batman era una versión más cruda, intimidante, oscura y violenta que las anteriores, usando un cantidad de gadgets que nos recordaba a lo visto en la serie Batman Arkham de Rocksteady Studios. El combate era simplemente espectacular, sumado al increíble diseño de la Batarmor que usó en la pelea contra Superman.

El interés expresado por Ben Affleck llegó al punto tal que él mismo dirigiría, escribiría y –por supuesto– protagonizaría The Batman, proyecto que con el paso del tiempo empezó a perder fuerza: la problemática vida personal del actor y director, la mala crítica recibida por las dos películas de su Batman, y el fracaso en taquilla de Justice League culminaron con la despedida de Ben como el caballero de la noche.

La mayoría de la gente no comparte su opinión, señor Wayne

Batman v Superman

En los últimos días, el hashtag #RealeseTheSnyderCut ha estado haciendo bastante ruido. Al ponernos en defensa de Batman vs Superman es necesario recordar que tras la salida de Zack Snyder del proyecto de Justice League (fundada en razones trágicas), el encargado de sacar adelante la cinta fue Joss Whedon, quien seria la antítesis de todo lo que Snyder representa en cuanto a visión cinematográfica. A tal punto que modificó sustancialmente el guion original de Justice League, refilmó varias escenas y le aplicó un filtro ultra saturado de Instagram a la película.

Justice League pasó con más pena que gloria y su único mérito fue habernos regalado un Superman más alegre (y con bigote borrado digitalmente). Más allá de eso, cuando intentás mezclar dos visiones inmiscibles como la de Snyder y Whedon, el resultado es el que está a la vista: fue un espanto.

Es que a Snyder se le podrán criticar varias cosas, como su uso a veces excesivo del croma, su obsesión con mostrar hombres tallados a mano con el torso desnudo, o ese tono oscuro que predomina en sus cintas, pero esto es solo una pincelada de todo el cuadro que compone su visión como cineasta, una forma de ver el séptimo arte muy propia de un hombre que supo realizar El Amanecer de los Muertos (una de las reversiones mejor logradas de la historia), 300 (film que marcó tendencia en su momento debido a su aspecto visual) o Watchmen (considerada por muchos especialistas como la mejor adaptación de un cómic jamás realizada).

Batman vs Superman brilla –vaya oxímoron si tenemos en cuenta la paleta de colores– con luz propia y nos demuestra que toda acción tiene su consecuencia. La destrucción de Metrópolis durante la batalla de Superman contra el general Zod nos dio un Bruce Wayne rabioso. La música acompaña perfectamente todo el largometraje, sobre todo la escena de los créditos de apertura, y eso sin contar las (a veces odiadas) múltiples alegorías judeocristianas presentes en la película, o las referencias a artistas como Gustavo Doré y varios más.

The Red Capes are coming

en defensa de batman vs superman

Es fácil caer en el elogio perpetuo a Marvel/Disney, pero si de algo adolecen las cintas de superhéroes provenientes de la fábrica del ratón es de un estilo propio. La mayoría de las películas de Marvel parecen salidas de una máquina de hacer chorizos: casi todos bien, pero casi todos iguales.

Es cierto, todos nos acordamos de Iron Man (2008), Avengers (2012) o las cintas de Guardianes de la Galaxia, pero sacando las antes mencionadas o las dirigidas por los hermano Russo, nos quedan películas hechas con la misma receta: fáciles de consumir, fácilmente digeribles. ¿Quién se acuerda de Iron Man 2? ¿De Thor o de Thor: Un Mundo Oscuro? ¿De Ant-Man o Ant-Man and The Wasp? O si nos acordamos de ellas es por las razones equivocadas (te hablo a vos Iron Man 3 y tu supuesto Mandarín). De nuevo, pues es necesario afianzar esto: algunas mejores, otras peores, pero la mayoría tan entretenidas como olvidables a partes iguales.

No estoy afirmando que una forma de ver el cine sea superior a la otra, simplemente son dos conceptos distintos; pero al menos quien escribe estas palabras prefiere una idea por sobre la otra. Amo las películas de Marvel como cualquier persona corriente y moliente, así como amo las de DC con sus fallas y errores.

Podremos cuestionar el caso Martha y el «Why did you say that name?!», o al Lex Luthor un poco pasado de rosca aunque igual de interesante: pero lo cierto es que las ideas estaban ahí, y quizás ejecutadas de una forma distinta el resultado hubiera sido un poco mejor. En mi caso –y como este artículo expone– prefiero ponerme en defensa de Batman vs Superman destacando principalmente el coraje de Snyder para llevar su cosmovisión de los comics a otro nivel.

Está visto que hacer algo diferente a los demás también trae buenos resultados (Logan, Deadpool o el reciente Joker dan fe de ello). Y es que si algo nos enseñó Zack Snyder es que se puede hacer algo distinto, que a veces la coyuntura nos obliga a virar para un lado u otro pero no por eso debemos dejar de lado nuestra idea primigenia, lo inherente a nuestra forma de ver y trabajar en lo que hacemos y amamos, nuestra esencia.


Visiten otros «En defensa de…»: Star Wars: The Last Jedi Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald


 

2 Comentarios

2 Comments

  1. Cannibal_prank

    04/12/2019 en 11:26

    Me permito hacer un pequeño comentario sobre la escena del nombre marta y la razon por la cual batman se saca de quicio cuando superman dice el nombre de sus madres, (cosa que un 70 porciento de la gente que vio la pelicula descubrio esa similitud entre ellas), al inicio de la pelicula cuando vemos a la familia wayne caminando por crime alley snyder hace un primer plano de thomas(adoro jeffrey dean morgan) y su ultima palabra antes de morir es marta, esto queda marcado a fuego y plomo en la mente de batman, si lo vemos de esa manera la escena ya no es tan graciosa sino mas bien un poco triste porque le genera una regresion bastante oscura al hombre murcielago, ademas aun no se conocian batman lo consideraba su enemigo y seamos sinceros, batman utilisaria ese tipo de cosas para quebrar a algun enemigo por lo cual no le parecio que superman, que arregla todo con sus poderes lo halla hecho para desviarlo de su objetivo.

  2. Miguel

    07/12/2019 en 10:04

    Excelente análisis. El odio desmedido por esta película me tiene perplejo hace años. Es el típico caso de pensamiento de colmena, todos se formaron una idea de que la película es mala y punto. Lo que es innegable es que el paso del tiempo la reivindica cada vez más, y considerando que mucha gente está descubriendo la versión extendida (la versión definitiva) muchas opiniones están cambiando. Lo que el estudio le hizo al director y su visión es un crimen creativo y moral. Por lo que… #ReleaseTheSnyderCut

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba