Conectate con nosotros

Alta Peli

Bajo perfil: grandes papeles de Jude Law

Cine

Bajo perfil: grandes papeles de Jude Law

Bajo perfil: grandes papeles de Jude Law

Frecuentemente simplificado como “uno de los actores más sexys del mundo” (y no es que eso no sea cierto), con el tiempo el intérprete británico ha sabido ganarse el corazón de los cinéfilos sirviendo como apoyo del protagonista principal, brillando más desde las sombras que en el foco central. Hoy hablamos de esos grandes papeles de Jude Law.

grandes papeles de jude law

Hey, Jude…

El beatlemaníaco Jude Law (o, más correctamente, David Jude Heyworth Law) viene enamorando al mundo entero desde sus pequeñas películas de mediados de los años ´90. Su Dickie Greenleaf de El talentoso Mr. Ripley (1999) –aquel vividor sinvergüenza que podía ganarse a cualquier mujer con una mirada– tuvo mucho que ver con eso. El rol le valió su primera nominación a los premios Oscar.

Hoy nadie pone en duda que Jude sea  lo suficientemente atractivo como para gustar hasta vestido de cura (The Young Pope). Pero sabemos que es mucho más que un icono sexual. Su carisma logra levantar cualquier película, por mediocre que sea. Una particularidad del actor es que suele tomar roles más bien secundarios, apoyando al protagonista desde la distancia.

Yon-Rogg y Albus Dumbledore

Dos ejemplos recientes. En Capitana Marvel (2019), el actor es un correcto Yon-Rogg, el comandante de la Fuerza Estelar y mentor de Carol Danvers (Brie Larson). Su intervención en el conflicto es pequeña, pero memorable.

Yon-Rogg intenta enseñarle a Carol que uno de los mayores peligros para un guerrero son las emociones. Podemos discutir la forma tan básica en la que los múltiples guionistas encararon a su personaje (clásica masculinidad tóxica) pero eso no es culpa del pobre Jude.

Los crímenes de Grindelwald (2018) es difícil de defender (aunque en Alta Peli lo hicimos hasta donde pudimos en esta nota). Yo, a esta altura, ya no estoy seguro de si J.K. Rowling (en su rol de guionista) es una genia incomprendida o una improvisadora descarada. Me tiro más por lo segundo, porque se nota que todo esto se está atando con alambres sobre la marcha. Por ejemplo, el argumento deshace muchas de las cosas buenas que se habían hecho en la primera parte.

Prácticamente ningún personaje tiene un desarrollo concreto (¿cuál es la personalidad de Theseus Scamander… es valiente porque fue de Gryffindor?), hay demasiadas casualidades convenientes y no existe un conflicto claro. Algunas cosas son asumidas para el espectador que se conoce de memoria el potterverso y otras son arrojadas de forma expositiva en tediosas escenas de veinte minutos.

Pero, afortunadamente, no todas son pálidas. Jude Law llegó con su Albus Dumbledore para llevarse todos los laureles. Me encantó su interpretación y tiene gran potencial para el futuro. Él es el único que me da esperanzas para que esta nueva franquicia (que nadie pidió) llegue a buen puerto.

Grandes papeles de Jude Law

En relación a grandes papeles de Jude Law, no voy a dejar de recomendar Gattaca (1997) mientras viva. Se trata de una de las grandes olvidadas de la ciencia ficción de los ´90 (junto eXistenz, de David Cronemberg, también protagonizada por Jude).

Gattaca nos habla de un futuro no tan distante en el que los seres humanos son manipulados para ser genéticamente perfectos. El nombre de la película alude a un centro de investigación espacial para jóvenes con un patrimonio genético perfecto.

Jerome Morrow (Jude Law) es el candidato ideal, pero quedó inválido debido a un accidente. Mientras tanto, Vincent Freeman (Ethan Hawke) es un hijo concebido de manera natural y por lo tanto sin el ADN adecuado. Él sueña con ir al espacio.

Muchos desconocen que Camino a la perdición (2002), aquella maravillosa producción dirigida por Sam Mendes, está basada en una novela gráfica de Max Allan Collins. En realidad, este argumento es solo un pedazo relativamente pequeño de un relato mucho más grande.

Jude Law interpreta a Harlen Maguire, un implacable asesino a sueldo enviado por el jefe de una familia mafiosa para liquidar a Michael Sullivan (Tom Hanks), quien decidió traicionar sus raíces para salvar a su propia sangre.

Y si hablamos de papeles fríos y calculadores para el actor británico, imposible olvidar Enemy at the gates (2001). Una de las producciones más costosas del cine europeo, el clásico thriller es un duelo personal entre dos francotiradores de élite, el ruso Vassili (Jude Law) y el alemán Koenig (Ed Harris).

Por último, hay que hablar de sus dramas románticos. En la hermosamente deprimente Closer (2004) Jude Law interpreta a Dan Woolf, un escritor frustrado (¿hay alguno que no lo sea?) que se enamora de la sensual stripper Alice (Natalie Portman).

¿Se acuerdan de aquellos años? En Hollywood se invertía mucho más en dramas adultos sobre fuertes conflictos emocionales que en películas de superhéroes. Además fue una época en la que Clive Owen todavía tenía trabajo.

Por ese tiempo también salió The Holiday (2006), una comedia romántica de manual que seguramente le sirvió a Kate Winslet para pagar algunas deudas. Nuestro actor interpreta a Graham Simpkins, un viudo y padre de dos hijas que trabaja como editor. Podemos entender que es inteligente y sensible porque utiliza anteojos. La película es básica y poco sutil, pero Jude Law brilla como un personaje contemporáneo y regular… como vos, como yo.


¿Qué otros grandes papeles de Jude Law recordás? Quizás prefieras al actor en modo más cómico, como en El Gran Hotel Budapest o en su rol de Watson para las Sherlock Holmes de Guy Ritchie, o sus participaciones en grandes producciones Oscar Bait como Cold Mountain (2003). ¡Podés dejarnos tus comentarios!

1 comentario

1 comentario

  1. Veronica Ferro

    20/03/2019 en 19:24

    Falta Inteligencia Artificial

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba