Conectate con nosotros

Alta Peli

Grandes regresos de directores: I´m back, baby!

Cine

Grandes regresos de directores: I´m back, baby!

Grandes regresos de directores: I´m back, baby!

Grandes realizadores caídos en desgracia hasta que una película les dio nueva vida. Hoy presentamos 5 grandes regresos de directores.

Todos estos directores tuvieron inicios fuertes para luego deslizarse hacia algunos fracasos tanto críticos como comerciales. Pero el destino les tenía preparada otra vuelta de tuerca con una película salvadora que sorprendió y complació a todos.

5 grandes regresos de directores

-M. Night Shyalaman | Fragmentado (2017)

La gran secuela encubierta que representó el regreso triunfal para Shyamalan. Tres jóvenes son secuestradas por un hombre diagnosticado con 23 personalidades diferentes. Tienen que intentar escapar antes de que emerja la personalidad número 24, a quienes los otros conocen simplemente como “La Bestia”.

Ya The Visit había sido bien recibida en el 2015. Sin embargo, fue con Split (Fragmentado) donde él volvió a demostrar sus habilidades como guionista y director. Más allá de las geniales interpretaciones de James McAvoy y Anya Taylor-Joy, lo mejor es la trama que se desenvuelve con mucha soltura, revelando la información a cuentagotas y de forma ingeniosa.

El triunfo de Split, sus ricos fundamentos psicológicos, su empatía por aquellos de nosotros que somos bienes dañados, se puede sentir más agudamente en la escena culminante donde el personaje de McAvoy grita: “¡Los rotos son los más evolucionados!»

A Glass (2019) no le fue tan bien en general (aunque este humilde servidor la banque), pero Split demostró que ningún artista, ni siquiera un escritor, director y actor ganador del Razzie en cuatro ocasiones, ha caído tan lejos que esté más allá de la redención creativa.

-Gus Van Sant | Don´t Worry, He Won´t Get Far on Foot (2018)

Aunque con menos fuerza que el caso anterior, Gus Van Sant representa otro de los grandes regresos de directores. Quien en 1997 la rompía con Good Will Hunting, gran película sobre la rebeldía como mecanismo de defensa, nunca más llegó a hacer algo realmente memorable.

The Sea of Trees (2016) fue totalmente repudiada por la crítica y Psicosis (1998) continúa siendo uno de los experimentos más fallidos en la historia de las remakes cinematográficas. En el medio tenemos todo un batallón de producciones que no llegaron a buen puerto, quizás destacándose un poco más Elephant (2003) y Milk (2008), con Sean Penn.

Afortunadamente, con Don’t Worry, He Won’t Get Far On Foot regresa a sus raíces. Se trata de un relato sencillo pero absolutamente identificable y sensible. La manera en la que se trabaja el problema del alcoholismo es muy sincera.

La historia sigue la vida de John Callahan (Joaquin Phoenix), quien en los años ´70 quedó parapléjico debido a un accidente en auto. Tenía solo 21 años. Como parte de su terapia, y un modo de superar su creciente alcoholismo, comienza a dibujar controversiales historietas.

Como biopic es bastante tradicional, documentando los momentos más bajos de una persona real con una historia de superación increíble. Afortunadamente, todo está contando con encanto, yendo y viniendo en el tiempo y generando cierto aire de realismo mágico a partir de algunas cuestiones que no sabemos si ocurrieron realmente o no.

Por supuesto, ayuda muchísimo que el rol protagónico lo tenga ese monstruo de la actuación que es Joaquin Phoenix. Curiosamente, la película tiene varios puntos de contacto con Joker (2019), que el actor pasaría a filmar más tarde. Ambas producciones manejan cierto nivel de ambigüedad narrativa y cuentan la historia de un personaje caído en desgracia, con algunos ligeros problemas mentales.

Don´t Worry, He Won´t Get Far on Foot está disponible en Amazon Prime Video

-Clint Eastwood | Unforgiven (2003)

El Sr. Eastwood comenzó a dirigir en 1971, tiene unos 90 pirulos y todavía sigue filmando. Según afirmó en entrevistas, siempre quiso dirigir y su éxito como estrella de cine en spaghetti westerns italianos lo tomó por sorpresa.

Como director, se lo considera un cineasta que encarna el espíritu tradicional del Hollywood de John Ford, Anthony Mann y Howard Hawks. Prefiere la narración visual, expresando directamente sus ideas en términos simples; también trabaja rápido y termina sus películas por debajo del presupuesto y el calendario.

Todo muy lindo, aunque a finales de los años 90 solo estaba creando películas clase B que iban directo al olvido. Claro, hasta la llegada de Unforgiven, gran deconstrucción del western que es considera su magnum opus.

Unforgiven – Grandes regresos de directores

Deconstruyendo los mitos de los buenos y los malos, la película engloba todas las fortalezas de Eastwood, especialmente cuando William Munny (Eastwood) y Little Bill Daggett (Gene Hackman) se enfrentan cara a cara. Es un enfrentamiento entre dos de las fuerzas más poderosas del cine de aquel momento.

Esta última incursión del actor y director en el género western ganó el Oscar a mejor película, mejor director, mejor edición (Joel Cox) y mejor actor de reparto (por el astuto trabajo de Gene Hackman como el despiadado sheriff).

Es verdad que en la actualidad sus películas pueden llegar a ser bastante cuestionadas. Pero fue a partir de Unforgiven que tuvimos joyitas como Mystic River (2003), Million Dollar Baby (2004), Bridges of Madison County (1995) y Letters from Iwo Jima (2006).

Unforgiven está disponible en Amazon Prime Video

-Guy Ritchie | The Gentlemen (2019)

Un excelente retorno del Guy Ritchie que nos voló la peluca con Lock and Stock (1998) y Snatch (2000). Aladdin había sido un proyecto fallido en el que tuvo las manos atadas por el malvado Ratón Mickey y Rey Arturo (en 2017 con Charlie Hunnam) no convenció.

Nadie hubiera creído que el realizador británico acabaría realizando encargos de mercenario para Hollywood después de Rocknrolla (2008), que si bien era un título menor, fue críticamente alabada. En ese sentido, lo mejor de The Gentlemen es sentir que el director tuvo manos libres para ponerse juguetón con el género que conoce mejor. Welcome home, Ritchie. Welcome home.

Acá demuestra que sigue siendo un as con la pluma. Además, regresa al humor políticamente incorrecto y la narrativa hiperkinética que lo volvieron famoso. Presenta una mirada madura al mundo gángster en relación a los diálogos y personajes, incorporando su buena dosis de comedia, cerdos, gángsters xenófobos, violencia, drogas y mucho té inglés.

Se siente bien volver a tener a este artista sin los filtros de Disney. No tiene problemas en utilizar todos los estereotipos del submundo criminal para abordar el relato con el mayor dinamismo posible. En más de una ocasión me reí a carcajadas con las cosas desubicadas (y a veces sin sentido lógico) que ocurren durante el transcurso de la historia.

The Gentlemen está disponible en Netflix

-Ridley Scott | The Martian (2015) 

Por último, no podemos hablar de grandes regresos de directores sin mencionar a Sir Ridley Scott. Sus triunfos tienden a ser tan importantes que le dan suficiente espacio para sobrevivir a cualquier cantidad de aventuras mediocres.

Incluso un hito como Blade Runner flaqueó financieramente, pero su reputación fue suficiente para que volviera a tropezar con Legend (1986). Con el tiempo, cada tanto largaría otro gran éxito como Thelma & Louise (1991) o Gladiator (2000).

Sin embargo, a medida que pasaban los años, sus esfuerzos más importantes no siempre se convirtieron en éxitos. Producciones como American Gangster (2007) y Body of Lies (2008) resultaron ser un embole, Prometheus no logró superar el hype generado y todas sus próximas historias (The Counselor y Exodus: Gods & Kings) fueron todavía peores.

En serio, ¿alguien se acuerda que hubo una decadente reinterpretación de Robin Hood con Rusell Crowe en 2010? Exacto.

Y de pronto, en 2015 llegó una de las mejores y más complejas películas que rodó Ridley Scott a lo largo de toda su trayectoria. Una especie de Náufrago en el espacio, con un enorme despliegue visual y técnico, lo suficiente de ciencia, un impecable soundtrack y un agradecido toque de comedia.

The Martian escapó de lo convencional de su propio género para inyectar una dosis de emoción y aventuras en un planeta desamparado. Su ritmo atrapante y dinámico imprimió un sello de diversión a una película con una excelente y muy cuidada narrativa. Hermoso y merecido regreso para Ridley Scott.

The  Martian está disponible en los alquileres de Cablevisión Flow


Estos son solo algunos grandes regresos de directores que encontramos. ¿Pueden mencionar otros?

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba
Salir de la versión móvil