fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

La música en las películas de Stanley Kubrick

música en las películas de stanley kubrick

Cine

La música en las películas de Stanley Kubrick

La música en las películas de Stanley Kubrick

¿Qué podemos decir sobre Stanley Kubrick que no se haya dicho ya? Su marca en la historia del cine es innegable y la fascinación alrededor de su enorme figura es tal que se le han asignado todo tipo de mitos y leyendas urbanas. Incluso cuando se quiere hablar de sus soundtracks nos encontramos con varias conjeturas y teorías sobre arrepentimientos y partituras perdidas. Es imposible pensar la obra del director neoyorkino sin reflexionar en la música que este ha elegido para componer sus memorables secuencias; y así mismo es imposible escuchar esas melodías sin asociarlas a las imágenes del cineasta. ¿Quién puede escuchar «Así habló Zaratrusta» sin pensar en 2001: Odisea del Espacio? A continuación veremos por qué es tan importante la música en las películas de Stanley Kubrick.

La música en las películas de Stanley Kubrick

«Love Theme from Lolita» de Nelson Riddle en «Lolita» (Idem, 1962)

No, no es el tema ochentoso de Elton John. Las composiciones originales son inusuales en el cine de Kubrick, no acostumbra a trabajar con un músico determinado como sucede en los casos de Hitchcock o Spielberg. En su adaptación de la novela de Nabokov, el director llamó a Nelson Riddle, famoso por su trabajo en el Hot Jazz y las Big Bands de los crooners como Frank Sinatra y Dean Martin. Con solo escuchar nos damos cuenta de la trayectoria de Riddle, lo cual es raro y hasta provocador si pensamos cuál es el argumento del film. Por mi parte, debo decir que me parece acertadísima la elección.

«We’ll Meet Again» de Vera Lynn en «Dr.Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb» (Dr. Insólito o como aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba, 1964)

¡Plop!, se acabó el mundo, la optimista canción de la Segunda Guerra Mundial suena en el más cínico de los apocalípsis y nos encanta. Si alguna vez se preguntaron quién diantres era esa «Vera» que le canta Pink Floyd en The Wall, es Vera Lynn, la estrella inglesa sinónimo de esperanza para las tropas aliadas en la guerra. «Nos encontraremos otra vez algún día soleado» dice la amiga Vera, según el amigo Stanley parece que no.

«Atmospheres» de György Ligeti y «Also sprach Zaratustra» de Richard Strauss en «2001: A Space Oddysey» (2001: Odisea del Espacio)

Llegó la hora de 2001, llegó la hora de György Ligeti. El compositor húngaro, discípulo de Stockhausen en Colonia, se hizo mundialmente famoso gracias a Kubrick, y nos hizo entender que en el espacio no puede haber música, pero de existir se debe parecer mucho a esto (lo cual es bastante inquietante si nos ponemos a pensar).

A finales de siglo XIX, Richard Strauss decide hacerle una rendición musical a «Así hablo Zaratustra». La obra de Friedrich Nietzsche afirmaba que Dios estaba muerto y era el momento del superhombre; 73 años después Kubrick toma este concepto y lo escuchamos mientras observamos el feto de un ser evolucionado en el cosmos.

Se sabe que Kubrick había encargado inicialmente la música al consagrado compositor hollywoodense Alex North, pero luego decidió desechar su trabajo (hay que tener espalda para hacer esto) y optó por lo que todos conocemos hoy. Por suerte, el trabajo de Alex North se conservó y aquí se los dejamos:

«9na Sinfonía, 4to Movimiento» de Beethoven/Wendy Carlos en «A Clockwork Orange» (La Naranja Mecánica, 1971)

Sabían que este momento iba a llegar. El viejo Ludwig Van es una constante durante todo el film, pero es destacable el trabajo de Wendy Carlos y sus sintetizadores dándole ese mismo carácter de futuro distópico que supo acondicionar Kubrick para la novela de Anthony Burguess. El mito dice que «Atom Heart Mother» de Pink Floyd iba a ser originalmente el soundtrack, de hecho hay un par de sincronizaciones con la escena inicial del film que andan circulando ahí por YouTube, yo sigo prefiriendo la de Carlos.

«Suite para teclados en Re menor, 4to movimiento: Zarabanda» de George Friedrich Handel en «Barry Lyndon» (Idem, 1975)

Antes que me digan que no puse la diéresis en la «a» de Handel (¿?) -, voy a decir que el compositor barroco se nacionalizó inglés y murió en Londres, así que está bien dicho, punto para el redactor. Lo otro que voy a decir es que esta «danza» incluida en el drama épico sobre las desventuras del inefable Barry Lyndon (Ryan O’Neal) capta a la perfección el contexto del film y sus imponentes batallas.

«Waltz Nº2, Jazz» de Dimitri Shostakovich en «Eyes Wide Shut» (Ojos Bien Cerrados, 1999)

El soundtrack del infravaloradísimo opus final de Kubrick me parece uno de los mejores de su filmografía. El vals del compositor soviético es solo una de las tantas joyas que incluye este film, que como 2001, también tiene a Ligeti en su repertorio (muchos se acordarán de ese pianito perturbador). Es curioso como el director a medida que avanzó en su carrera fue utilizando cada vez más música académica del siglo XX, podría verse esto como una capa más de dificultad en una película donde sobra lo críptico.

BONUS TRACKS

«Midnight, Stars and You» de Al Bowlly and the Ray Noble Orchestra en «The Shining» (El Resplandor, 1980)

Un poco de swing para el pobre de Jack Torrance que quedó congelado en la nieve o ¿era residente del hotel?

“Surfin’ Bird” de The Trashmen en “Full Metal Jacket” (Nacido Para Matar, 1987)

Everybody knows that the bird is the word!

3 Comentarios

3 Comments

  1. Fernando Rodriguez

    03/06/2016 en 19:56

    Música para cuerda, percusión y celesta, de Bela Bartok, utilizada como tenebroso leitmotiv de El Resplandor (y por Ridley Scott en Alien). El Concierto para piano y cuerdas en Mi Bemol Mayor, de Schubert en Barry Lyndon (también usado en El Ansia, de Tony Scott).

  2. Pingback: CARTELERA CINÉFILA: CONCIERTO SINFÓNICO DE LA MÚSCIA DE KUBRICK Y NINO ROTA EN EL PALACIO DE BELLAS ARTES – film fellas club

  3. Pingback: Series basadas en libros de Stephen King ordenadas de mejor a peor.

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba