Conectate con nosotros

Alta Peli

40 días y 40 noches: la peor película de cuarentena

Cine

40 días y 40 noches: la peor película de cuarentena

40 días y 40 noches: la peor película de cuarentena

Hoy en día, una palabra resuena más que nunca en nuestro vocabulario tocándonos de cerca, cuarentena. Entre todos debemos protegernos, restringiendo al mínimo posible la exposición con otras personas; pero no siempre hacer cuarentena se asoció a la idea del contagio de un virus o la protección de nuestra salud y la de terceros. Esto nos lleva al recuerdo de un film que posiblemente ostente con (des)honor el mote de «la peor película de cuarentena».

La peor película de cuarentena

No, no hablamos del remake estadounidense de la gema española REC, que lleva por título precisamente Cuarentena. Tampoco de su secuela, que casualmente se desarrolla en el medio de un avión y un aeroparque.

Si tuvieron suerte, pueden haber formado parte de los millones no infectados que ni se enteraron de su estreno por todo el mundo. Ni siquiera es un film catástrofe… bueno, no en el sentido literal. Hablamos de 40 días y 40 noches. A continuación te cuento por qué es la peor película de cuarentena.

No más british style

Allá por fines del siglo XX y principios del siglo XXI, cuando la hollywoodense Universal compró al multimedios Polygram, en el paquete se hizo con el contrato existente con la productora inglesa Working Title, asociada en primera línea con las películas de Richard Curtis (Cuatro bodas y un funeral, Un lugar llamado Notting Hill).

La idea de Universal era apartar a la exitosa Working Title de esa idea de “refinamiento inglés”, buscándole algunos títulos que también atrajeran a un público más joven y diverso dentro de la misma línea.

Así fue como nos trajeron Muertos de risa (Shaun of the dead), o La Ouija: El juego de los espíritus. También estrenaron 40 días y 40 noches.

Josh Harnett venía de pegarla en Aulas peligrosas, Halloween H20, Pearl Harbor, e iba a ser el protagonista de La caída del halcón negro. 40 días y 40 noches era la elección para que se probara como estrella dentro de la comedia.

Para acompañarlo, eligieron a Shannyn Sossamon, la chica del video Strong Enough de Cher y figura en Corazón de caballero; otra estrella en ascenso. ¿Qué podía salir mal?

En el medio de películas como American Pie, Viaje censurado o Todo sobre Mary, tenemos a una comedia romántica de tono zafado. Claro que no les salió tan bien como esas.

Con la bragueta cerrada

40 días y 40 noches no habla de gente infectada por un virus, de un encierro para protegerse de una invasión o cualquier otro mal. Sin embargo, es la peor película de cuarentena, porque lo que debe mantenerse encerrada es la lívido del protagonista.

Deconstrucción cero. Harnett es Matt Sullivan, uno de estos eternos adolescentes que no está pasando por un buen momento. Desde que rompió con su pareja, esto le acarreó consecuencias psicológicas que le impiden poder tomar algún tipo de compromiso de índole afectivo.

Mantiene sexo muy asiduamente con mujeres hegemónicamente atractivas, y hasta con alguna que no lo es (porque se supone que es gracioso), sin que opongan algún tipo de resistencia ante la conquista obvia y banal del galán aún más hegemónico que ellas.

Pero a Matt arrugar las sábanas ya no lo complace. Quiere más, y mientras siga en este tipo de rutina es un círculo vicioso.

Por eso, con su amigo, colega y compañero de departamento deciden realizar una promesa/apuesta. Matt mantendrá una cura de penetración y masturbación por 40 días y 40 noches, o sea, una cuarentena sexual. Tiempo suficiente para que el virus del sexo libre abandone su cuerpo y pueda encarar algo sin miedo a un futuro rechazo.

Todo se complica cuando otros amigos se enteran de la cuarentena y decidan apostar económicamente por la fuerza de voluntad del miembro de Matt. Por supuesto, el que apostó por el menor tiempo le ofrecerá todo tipo de tentaciones, las que ya se pueden imaginar por el tono gruesísimo de la propuesta.

Como esto se supone que es una comedia romántica para que vayan las parejas al cine, en el medio de la cuarentena Matt conoce a una colega de la cual termina enamorándose y que pondrá en juego si cumple con los 40 días y 40 noches, quedando como un célibe ante ella.

Mejor abstenerse

40 días y 40 noches no solo es la peor película de cuarentena, es mal ofensiva por donde se la mire. Camina entre chistes de mal gusto (el final incluye jocosamente a una mujer violando/abusando de un hombre), sexualidad heteronormada, misoginia, clichés que se quieren desterrar, cero empatía con lo que sea, un pésimo mensaje para los que realmente tienen problemas para relacionarse y para quienes clínicamente deben abstenerse durante un lapso prolongado de mantener encuentros sexuales por salubridad.

Irónicamente, el director es Michael Lehmann, conocido por una comedia bastante empática como La verdad acerca de perros y gatos.

El público hizo cuarentena fuera de las salas, y 40 días y 40 noches fue un completo fracaso que, como un plaga, se propagó hacia las carreras de sus dos protagonistas y su director. Después de esto, rara vez se los volvió a ver en algo importante.

En estos días que estamos armando un catálogo de títulos posibles para hacer más liviano el período intra hogareño, acá tenemos a la peor película de cuarentena; 40 días y 40 noches. Una película que podemos erradicar de ese litado.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba