Conectate con nosotros

Alta Peli

La verdadera historia de El Conjuro 2

la verdadera historia de el conjuro 2

Cine

La verdadera historia de El Conjuro 2

La verdadera historia de El Conjuro 2

Cada vez que una cinta reza la famosa frase “basada en hechos reales” a más de uno se le cruza por la cabeza la interrogante ¿qué hay de cierto en todo esto? La cinta dirigida por James Wan no es la excepción y esta es la verdadera historia de El Conjuro 2.

La verdadera historia de El Conjuro 2

Ed (1926-2006) y Lorraine Warren (1927-2019) -interpretados por Patrick Wilson y Vera Farmiga respectivamente- eran investigadores paranormales nacidos en Estados Unidos. Ed fue un prestigioso escritor y experto en demonología, mientras que Lorraine ejercía de médium y clarividente a la par que trabaja junto a su marido.

Los Warren

En la primera entrega de El Conjuro conocimos la historia detrás de las penurias sufridas por la familia Perron en su casa de Rhode Island, para El Conjuro 2, los guionistas tomaron la historia del poltergeist de Enfield, un caso que al día de hoy sigue siendo objeto de controversia.

El poltergeist de Enfield tiene como protagonista a los Hodgson, familia humilde compuesta por una mujer divorciada llamada Peggy Hodgson de 40 años, la cual vivía con sus cuatro hijos (Margaret de 13, Janet de 11, Johnny de 10 y Billy de 7 años) en el modesto barrio de Enfield. Todo comenzó luego de que Janet y Margaret jugaron con una ouija una noche de agosto de 1977, luego de esto, las hermanas empezaron a escuchar ruidos en su habitación, y afirmaban que los muebles se movían por sí mismos.

Tras de un par de incidentes de características similares, Peggy solicitó ayuda a sus vecinos Vic y Peggy Nottingham, a la par que decidió llamar a la policía, la cual se presentó en el lugar pensando que se trataba de una farsa, pero al observar como una silla se movía sola, decidieron que el caso no les competía y se marcharon del lugar, tal cual redactaron en su informe.

La residencia de los Hodgson en la actualidad

Es entonces cuando Peggy decide acudir al periódico The Daily Mirror. El diario decide enviar a dos periodistas y un fotógrafo, los cuales también fueron testigos de los incidentes que ocurrían en la casa de los Hodgson. En ese momento es cuando entra en escena Maurice Grosse, uno de los investigadores principales de este caso, que en la cinta de James Wan tiene un papel poco relevante.

El caso no tardó en llamar la atención de toda Inglaterra: The Daily Mirror retrató en primera plana los sucesos que acaecían en la residencia de los Hodgson, la radio y la televisión no quisieron perderse eco alguno del suceso y fue así que inclusive llegaron a ser entrevistados en su propia casa en más de una ocasión.

Durante los dos años siguientes ocurrieron todo tipo de fenómenos: interferencias eléctricas, objetos que desaparecían, grabaciones que se borraban, cámaras fotográficas que resultaban destrozadas, golpes en las paredes, muebles, juguetes y objetos que volaban por los aires, charcos de agua en los dormitorios, lenguas de fuego que aparecían y desaparecían esporádicamente, cortinas que se movían como si fueran serpientes, y un largo etcétera que incluye levitaciones por parte de la pequeña Janet.

Lo que más llamó la atención de los investigadores fue el papel que tuvo Janet en estos sucesos. La pequeña fue la más afectada llegando a emitir una voz áspera, grave y masculina. Esto sí fue retratado en El Conjuro 2, y a través de la garganta de Janet se manifestaba un espíritu que decía ser Bill Wilkins y que aseveraba haber fallecido por una hemorragia cerebral varios años atrás en esa misma casa.

Janet levitando

Además de estos sucesos, la pequeña Janet mientras dormía se desplazaba por la casa sin que ella misma se diera cuenta –llegó a despertarse encima de muebles–, su fuerza aumentaba de forma descomunal, se golpeaba contra las paredes y espetaba obscenidades mientras corría hacia algún lugar para lastimarse.

A pesar de que es el caso de poltergeist más documentado de la historia, y de que Janet fue sometida a diversos estudios para comprobar que ella no fingía las voces que salían de sus cuerdas vocales, el caso fue cerrado y etiquetado como una farsa.

Esto tuvo su asidero en el hecho de que una cámara de video puesta secretamente en el dormitorio de Janet grabó a la nena doblando cucharas e intentando arquear una barra de hierro con sus propias manos, además de ser captada saltando sobre la cama, mientras alegaba que estaba siendo lanzada sobre la misma.

Luego de varios años, Janet admitió que algunos sucesos fueron provocados por ella y sus hermanos, pero que solamente el dos por ciento del total de los hechos fueron una farsa, y que el principal objetivo de esto era poner a prueba a los investigadores. Lo cierto es que se recolectaron pruebas suficientes para demostrar que el poltergeist de Enfield fue real.

Ahora bien, la participación del matrimonio Warren fue mucho menos importante de lo que se muestra en la cinta dirigida por Wan. En la verdadera historia detrás de El Conjuro 2, los Warren tuvieron una participación realmente de poco fuste, los verdaderos investigadores principales de este caso fueron Maurice Grosse y Lyon Playfair (investigador que no es retratado en la cinta).

Janet en otro -supuesto- incidente de levitación

Según el propio Lyon Playfair, los Warren sólo aparecieron un día por la casa, y además no habían sido invitados. Estuvieron un par de ocasiones más, intercambiaron correspondencia con los investigadores, pero el poco trabajo que realizaron fue de escasa relevancia y no hicieron aportes significativos a la investigación. Tal es así que en todos los libros que han sido escritos en los cuales se detallan los sucesos alrededor de este caso, casi no se menciona la presencia de los Warren.

Aunque teóricamente la actividad paranormal cesó por completo en abril de 1979, varias fuentes indican que el matrimonio Warren volvió a la casa en agosto de ese mismo año, esta vez fueron con dos colegas más y llegaron a recolectar hasta trece horas de grabaciones y videos, además de una gran colección de fotografías. Incluso se menciona que al final de su investigación fueron con un sacerdote y practicaron un exorcismo.

Janet fue entrevistada en 2012, y aseveró que varios exorcistas intentaron expulsar al demonio que habitaba la casa, y que realmente nunca terminó de irse. Lo único que llegó a lograrse fue que la actividad cesara de forma paulatina. Por su parte, Billy, el hermano de Janet, vivió en la casa hasta que su madre murió, y comentó en que de vez en cuando se sentía observado, además de escuchar diversos ruidos.

La verdadera historia de El Conjuro 2 es mucho menos espeluznante que la cinta, pero no deja de ser un caso digno de interés, y aunque los Warren apenas participaron en esta investigación –a diferencia de la película–, la cinta dirigida por James Wan no deja de ser una obra maestra del terror.

2 Comentarios

2 Comments

  1. Pingback: El universo de El Conjuro explicado

  2. Pingback: Series de casas embrujadas que deben ver

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil