fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina

películas del 2016 no estrenadas en argentina

Cine

Las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina

Las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina

Todo llega menos ellas: Las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina

La cartelera argentina es un fenómeno curioso. En ella pueden convivir el último de los tanques hollywoodenses o la nueva obra de un prestigioso director, junto con películas que parecieran estrenarse de casualidad dos, tres o hasta cuatro años después del lanzamiento original.

Pero a pesar de la heterogeneidad de las propuestas en cartelera, no siempre lo que llega a nuestras tierras es precisamente lo mejor. Existen factores cómo la baja taquilla en otros lugares del mundo, estrellas que ya no convocan como antes o que todavía no son suficientemente conocidas, o incluso films de nicho con espectadores -a priori- limitados, que a pesar de la buena respuesta de la crítica y muchas veces del poco público que asiste a verla, no es suficiente como para que alguien se anime a estrenarlas aquí.

Por eso desde Alta Peli armamos esta pequeña lista sin ningún orden en particular, para repasar sólo algunas de las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina. Varias firmes candidatas quedaron afuera con promesas de un futuro -y tardío- lanzamiento a lo largo del 2017, pero las esperanzas de las que aquí rankean son menores. Igualmente, nosotros mantenemos nuestros dedos cruzados.

Las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina

Pop Star: Never Stop Never Stopping

Probablemente la mejor comedia del año que nunca pasó por el cines de Argentina, y no estaríamos errados en asumir que, desgraciadamente, nunca lo hará. Luego de trabajar juntos en SNLHot Rod, y probar suerte por separado con MacGruber y The Watch, The Lonely Island (trío cómico conformado por Andy Samberg, Jorma Taccone y Akiva Schaffer) vuelven a reunirse en este mockumentary sobre la vida de un mega cantante pop conocido como Conner4real (un magistral Samberg). Un artista más grande que la vida misma -por lo menos desde su perspectiva- , a quien los escándalos por fin lo alcanzaron y el fracaso de su último album CONquest, con canciones como Equal Rights, himno sobre la libertad sexual en la que constantemente aclara que él no es gay, o la provocadora Mona Lisa, sobre el pedazo de mierda sobrevalorada que es la obra de Leonardo Da Vinci, lo obligan a volver a sus raíces para reencontrarse con sigo mismo y su música. Una comedia que se ríe del mundo de la música y los artistas que viven a través de las redes sociales pero desconectados de la realidad, repleta de cameos, con el mejor soundtrack y los momentos más graciosos del año. Los desafío a verla sin tararear durante días la canción de Bin Landen.

Weiner

Los documentales casi siempre son un género fácil de predecir en el país, ya que salvo que tu nombre sea Michael Moore o Wener Herzog, no hay muchas chances de poder verlo en una sala de cine. El film sigue desde adentro la mediática y escandalosa campaña de Anthony Weiner, simpático candidato demócrata como alcalde de Nueva York, quien se zambulle nuevamente en el mundo de la política, luego de haber renunciado a su banca en el Congreso al quedar en el centro de un escándalo sexual (más específicamente de sexting, al enviarle fotos de su miembro a diferentes mujeres con las que mantenía una relación cibernética). Con acceso total casi sin precedentes a la vida de un político y su a campaña, los directores Josh Kriegman y Elyse Steinberg arman un fresco retrato sobre la política, la prensa y la opinión pública, al mismo tiempo que vemos la historia de un hombre desbordado intentando resurgir como el ave fénix, mientras intenta aprender a convivir con sus errores que, como iremos viendo revelarse, parecen ser demasiados. Suena fuerte como una de las candidatas al Oscar en  su rubro.

Hunt for the Wilderpeople

Taika Waititi, director de la futura aventura de Marvel Thor: Ragnarok y el falso documental de vampiros What we do in the shadows (para algunos aquí en Alta Peli la mejor película del 2015), demuestra su versatilidad con este coming-of-age de aventuras neozelandés que, aunque por momentos se esfuerza demasiado en recordarnos al cine de Wes Anderson con el zoom y sus encuadres, en definitiva tiene vida y corazón propio. Hay muchísimas razones para amar esta historia de un problemático jovencito de la ciudad y su salvaje tío del campo, escapando juntos de la policía en una persecución a través de un espeso bosque, pero la que en definitiva termina por crear un lazo con el espectador son las actuaciones y la buena química entre su joven talento Julian Dennison y el Dr. Alan Grant, a.k.a Sam Neill, quien compone un personaje tan misterioso como encantador

Blood Father

Tras de interpretar villanos en Machete Kills y The Expendables 3, Mel Gibson vuelve a encabezar una películas de acción luego de cuatro años de ausencia, siendo la divertidísima Get the Gringo su último trabajo (que irónicamente sí se estrenó en Argentina, mientras que el resto del mundo no corrió con la misma suerte). Blood Father encuentra a Gibson en uno de esos personajes grises, vulnerables y siempre al borde de la locura que tan bien le quedan: un tatuador de poca monta y ex alcohólico que vive en un remolque en medio del desierto, y que al mismo tiempo que se reencuentra con su hija perdida, debe protegerla de los peligrosos miembros de un cártel de drogas mexicano con el que estaba involucrada. Un áspero y sucio thriller de acción clase B a cargo del francés Jean-François Richet (director de la aceptable remake de Asalto al Precinto 13) que devuelve a Mel Gibson a la grandes ligas y haciendo lo que mejor sabe hacer. Aparte de dirigir, claro.

Everybody Wants Some!!

Richard Linklater es un observador de la vida. Muchas veces y de forma injusta se lo ha acusado de que sus películas tratan sobre nada, cuando en realidad tratan sobre todo. Everybody Wants Some!! es un reflejo de los primeros días como universitarios de un grupo de jóvenes, que sin ninguna otra presión que la de jugar al baseball, irán boyando por el campus de la universidad, de fiesta en fiesta y conociendo mujeres. La película es una continuación espiritual de Dazed and Confused y para el caso también lo es de Boyhood. No sólo porque arranca en el preciso momento que estas terminan (el comienzo de la vida universitaria) sino porque de cierta forma expande sus temáticas al mismo tiempo que el universo y la mente de sus protagonistas. Quienes por primera vez lejos de la supervisión de un adulto, irán aprendido a asumir responsabilidades, mientras terminan -o comienza en algunos casos- a desarrollar su propia identidad y carácter. Con un soundtrack con la mejor música de los 80′, actuaciones grupales que se ubican entre lo mejor del año y sobre todo con el sello de Richard Linklater, es imposible de entender su ausencia en la cartelera argentina esta temporada.

Green Room

Brutal es un adjetivo que le calza justo a Green Room, una violenta cinta de terror en la que cada golpe, cada corte, cada disparo que sufren los protagonistas, lo sentimos también en carne propia. Jeremy Saulnier escribe y dirige esta película totalmente inesperada luego de su hit indie Blue Ruin, Green Room es un sobresaliente y tenso thriller de terror en el que una banda independiente de punk termina tocando en un alejado bar del interior de Estados Unidos para un grupo de skin-heads, sólo para ver algo que no deberían tras bambalinas y encerrarse en su camarín mientras que todos afueras los quieren ver muertos. El elenco de jóvenes (en el que se encuentran Imogen Poots y Alia Shawkat) está liderado por Anton Yelchin (RIP), y como el líder de los skin-head podemos encontrar a Sir Patrick Stewart en un rol completamente fuera de lo común.

Desierto

Jonás Cuarón (guionista de Gravedad) dirige Desierto, un thriller con la frontera entre México y Estados Unidos como escenario perfecto para una historia tan actual como brutal, a pesar de ser una reversión del clásico El juego más peligroso. Mientras que todavía no existe un muro que divide las dos naciones tal como promete el flamante nuevo presidente norteamericano, algunos «patriotas» se encargan de «hacer a América grande de nuevo» por su cuenta. Tal es el caso de Sam (un perturbador Jeffrey Dean Morgan), a quien poco le importa el sol y el calor agobiante del desierto, y junto con su perro y rifle de mira telescópica dedica sus días a matar mexicanos que intentan entrar ilegalmente a su país. Gael García Bernal interpreta a uno de los pocos que logran sobrevivir a su ataque, dando pie a una persecución al mejor estilo el gato y el ratón, que más allá de sus implicancias políticas y sociales, funciona mejor como una desesperante experiencia de género.

Midnight Special

Luego de la fascinante y aterradora Take Shelter, Jeff Nichols vuelve a atreverse al cine de género, esta vez más precisamente a la ciencia ficción. Con Michael Shannon como protagonista interpretando nuevamente a un padre que sólo busca proteger a lo que más quiere, no de sus visiones sobre el Apocalipsis como en aquella oportunidad, sino de algo mucho más real: una secta y el gobierno de Estados Unidos, quienes cada uno por su lado buscan apropiarse de su hijo con poderes especiales (¿o será espaciales?). Nichols intenta canalizar al Spielberg de Encuentros Cercanos del Tercer Tipo pero con un relato más intimo y oscuro, un viaje literal y metafóricamente hablando, que termina transitando por géneros tan diversos como la ciencia ficción, los thrillers paranoides de los 70s, road movies y dramas familiares. Al gran trabajo interpretativo de Shannon hay que sumarle las buenas labores de Joel Edgerton, Adam Driver, Kirsten Dunst y el pequeño Jaeden Lieberher.

De Palma

Si este año existe un testimonio cinematográfico de visión obligatoria para todo el que se jacte de ser un ávido cinéfilo o un futuro trabajador de la industria: De Palma es ese testimonio. El gran Brian hace un rápido racconto de su vida y carrera (demasiado rápido para mi gusto, no me hubiera molestado ver una hora más de material), deteniéndose principalmente en sus primeros años de trabajo, donde pueden encontrarse algunas de sus películas más recordadas, como Carrie y Vestida para Matar. De Palma es la definición de un verdadero artista, un director con una visión única que lo llevó a enfrentarse con los grandes estudios y en ocasiones con la crítica, pero por el que su obra por sí sola. Ya en el ocaso de su carrera, De Palma habla en el living de su casa, sentado frente a cámara en un plano medio, sobre cine. En ocasiones su vida, pero que como iremos viendo, muchas veces sus vivencias personales terminaron también plasmada en su cine, incluso en los lugares donde uno menos se espera.  Las imágenes de archivo y escenas de películas (aunque el final alternativo de Ojo de Serpiente es algo que se agradece) son sólo anecdóticas, escuchar a un maestro hablar de lo que sabe es suficiente.

Sing Street

De nuevo una películas con excelente soundtrack y canciones originales, pero esta vez con la música como motor principal de la historia. Estamos en Dublin durante la década de los 80, Connor sufre como el nuevo estudiante de un estricto colegio católico, mientras busca conquistar a una chica mintiéndole con que tiene una banda de rock. Envuelto en medio de una crisis familiar profunda, el joven decide transformar en realidad su engaño, reclutando un grupo de jóvenes inadaptados y encontrando en las canciones una forma de escape de su tortuoso presente hogareño. Luego del paso en falso por Hollywood que resultó Begin Again, el director John Carney regresa a su Irlanda natal para traernos su mejor películas desde aquella mini obra maestra que fue Once. Una vez más personajes desplazados que se unen a través de la música con el amor y la aceptación como meta final, y que acaba de lograr una nominación a los Globos de Oro como Mejor Comedia o Musical del año mientras se está escribiendo este mismo párrafo, un logro que bien merecido tiene.


Las mejores películas del 2016 no estrenadas en Argentina

1 comentario

1 comentario

  1. Luciano Sivori

    12/12/2016 en 14:48

    Sin duda, muchas de las GRANDES películas del año están en esta lista. Me causa intriga ver a Negan en el desierto. Amé «Hunt for the Wilderpeople» y ODIÉ MUCHO «Everybody Wants Some!!» (una de mis grandes decepciones este año). Además, me gusta tirar polémica.
    ¡Buena nota!

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba