fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Las mejores películas que parodian la fantasía

películas que parodian la fantasía

Cine

Las mejores películas que parodian la fantasía

Las mejores películas que parodian la fantasía

El cine fantástico se corresponde con un universo que suele incluir magia y criaturas inexistentes en el mundo real, a diferencia de la ciencia ficción o el terror que pueden tener bases realistas o científicas. Pero sin importar el género narrativo, todos tienen sus parodias. Hoy nos enfocamos en las mejores películas que parodian la fantasía.

Las 5 mejores películas que parodian la fantasía.

A diferencia de lo que mucha gente cree, las historias de fantasía pueden no estar ambientadas en el mundo real, pero, a su manera, hablan sobre la realidad. Los personajes de El Señor de los Anillos o de Harry Potter se ocupan de problemas que podemos identificar, pero simplemente están enmascarados en un universo donde existen la magia, las hadas y los orcos.

Por su parte, muchas parodias desarman las cosas para reírse con los elementos convencionales de las obras. Las mejores películas que parodian la fantasía son aquellas que tratan de cuestionar, deconstruir y luego reírse a costa del género y sus muchos tropes.

Veamos algunos de esos casos, centrándonos más en el popular subgénero de la fantasía medieval.


El color de la magia (2008)

Publicado en 1983, El color de la magia –primer libro en la saga de “Mundodisco”– fue el intento de Terry Pratchett de deconstruir y escribir en contra de la “fantasía de consenso” (y, mientras lo hacía, contar algunos buenos chistes).

En su juventud, Pratchett fue un ávido lector de novelas de fantasía. Un buen día comenzó a preguntarse por qué todas las historias seguían las mismas reglas si se suponía que eran obra de la pura imaginación.

El color de la magia narra las aventuras de Rincewind, un mago chanta y asustadizo cuyos talentos incluyen un solo hechizo (cuya pronunciación y consecuencias desconoce), un don natural para los idiomas y la capacidad de molestar severamente a la Muerte.

Gracias a la desgracia que parece perseguirlo constantemente, Rincewind termina convirtiéndose en el guía y protector de Dosflores, el ingenuo primer turista del Disco. Juntos, viajan desde las peligrosas calles de Ankh-Morpork, llenas de bandidos y criminales, hasta el borde literal del mundo plano.

La obra fue adaptada a una muy divertida película inglesa para televisión en 2008. Participan actores de renombre como Tim Curry, Christopher Lee, Sean Astin, Jeremy Irons y Brian Cox.

Acá se parodian todo tipo de elementos clásicos de la fantasía, desde el sistema mágico de Dungeons & Dragons hasta autores como Lovecraft, Michael Moorcock y Robert Howard.

Pratchett aprovecha muchos clichés de fantasía para burlarse, pero también cuestiona cómo debería funcionar un mundo: sea real, fantástico o cualquier cosa intermedia. Realicé un análisis detallado de la novela original en esta nota del blog.

Monty Python and the Holy Grail (1975)

Luego del éxito de la serie Monty Python’s Flying Circus, los seis Embajadores de la Anarquía obtuvieron el derecho de hacer películas. Este esfuerzo de 1975 fue su segunda vuelta y se convirtió en una de las más famosas y citadas de su filmografía.

Esta obra cumbre dentro de las películas que parodian la fantasía es lo que se considera una “parodia deconstructiva del género”, específicamente en relación a la mitología del Rey Arturo. Terry Jones era erudito del mito artúrico y sabía mucho del material fuente como para poder llevar adelante esta parodia tan lograda.

El argumento narra la travesía del rey Arturo y su intento de construir una corte en Camelot (que, por supuesto, es un lugar lleno de tontos). Una vez que reúne a su equipo, tiene una visión de Dios (o un dibujo razonable de Terry Gilliam basado en un famoso jugador de cricket), informándole que para poner su nombre en la inmortalidad primero tiene que hacerse con el “Santo Grial”.

Así, el grupo tiene todo tipo de encuentros bizarros, como con el harén más antiguo del mundo, sadísticos caballeros negros y un conejo asesino muy desagradable. Finalmente, los muchachos descubren que el Grial se encuentra en un castillo antiguo, que ha caído en manos de esos desagradables enemigos paganos: los franceses.

Llena de bromas aleatorias, divertidas escenas que se han vuelta icónicas y el tipo de anticlímax que prácticamente define a toda la comedia británica hasta el día de hoy, la producción fue un caso de éxito de bajo presupuesto que se ha convertido en clásico de culto.

Monty Python and the Holy Grail también reveló la versatilidad de Michael Palin, quien interpretó algo así como 10 papeles en el transcurso de la película. No estuvo solo en esa epopeya: la gran mayoría de los personajes son representados por los mismos seis actores pertenecientes al mítico grupo.

Army of Darkness (1992)

Hail to the king, baby! Army of Darkness fue la tercera en la franquicia de Evil Dead pero, en lugar de continuar parodiando al terror, se trasladó al terreno de la fantasía oscura.

Ash (Bruce Campbell) es transportado a la Europa medieval, donde descubre que la única forma de regresar a su propio tiempo es recuperando el Necronomicón (el grimorio ficticio ideado por Lovecraft). En el medio se ve obligado a entrenar a un grupo de aldeanos contra un Ejército de la Oscuridad.

Esta es una parodia cariñosa de las películas heroicas de fantasía, y parte de su humor proviene de ser completamente ahistórica. El Rey Arturo, por ejemplo, es retratado como una persona real que gobierna Inglaterra (representada por un solo castillo) en 1300 AD (supuestamente gobernó alrededor de 400 a 500 DC). Otro caso: la cabaña en la que Ash es atacado parece tener un sistema de calefacción moderno (al menos, hay respiraderos de metal para que él se golpee la cabeza).

Al respecto, un elemento paródico divertido es que, gracias a la rápida aplicación de Ash del conocimiento del vapor y la pólvora, los ingleses medievales tuvieron la oportunidad contra un vasto ejército de muertos vivientes.

Shrek (2001)

La historia de un ogro gruñón que vive felizmente solo en su pantano tomó al mundo por sorpresa cuando estrenó allá por el 2001. Las secuelas fueron progresivamente bajando la calidad, pero esta y su segunda entrega siguen siendo de las mejores películas que parodian la fantasía.

Además de aquel pícaro giro moderno para los cuentos de hadas, Shrek representó el comienzo de una nueva era de películas animadas CGI para DreamWorks, y el personaje titular se convirtió en la mascota de la compañía.

Una gran fuente del humor proviene del estofado de anacronismo en su argumento. Si bien el entorno de los cuentos de hadas medievales resulta generalmente consistente con lo poco tecnológico que es, hay anomalías en la cultura pop insertadas que se ríen de él.

Estos incluyen al Espejo Mágico presentando un programa de citas (y Farquaad que luego lo usó como un televisor con una videograbadora), un estacionamiento y altavoces en Duloc, Shrek haciendo comentarios inesperados que aluden al cine contemporáneo, su letrina que tiene tuberías modernas, y Fiona que se maneja con sorprendente fluidez en las artes marciales (hasta el punto de interpretar una parodia de The Matrix).

El uso intensivo de la música popular en la banda sonora también le dio a la película una sensación muy contemporánea (al menos, a principios de la década de 2000… ¡que ya pasaron 20 años, che!).

Por cierto, el mismo año salía Black Knight (traducida como Locuras en la edad media… porque claro que sí) que tuvo un tratamiento similar pero cambiando al Shrek de Mike Myers por Martin Lawrence (salimos perdiendo ahí).

The Princess Bride (1987)

Para finalizar, este clásico de Rob Reiner realiza el complicado acto de equilibrio entre la apreciación alegre y la parodia sutil (y, por momentos, no tan sutil).

The Princess Bride nos habla sobre las pruebas del amor verdadero en la nación renacentista europea de Florin. La historia está protagonizada por Buttercup (Robin Wright), una chica de granja simple pero increíblemente hermosa, y Westley, el granjero al que ella le gusta dar órdenes. Aunque pronto se dan cuenta de que comparten esa cosa increíblemente rara llamada “amor verdadero”.

Años más tarde, el príncipe Humperdinck (Chris Sarandon) decide celebrar el 500 aniversario del reino casándose con Buttercup, quien resulta secuestrada por un trío criminal. Los planes malvados de este trío se ven obstaculizados por un misterioso Hombre de Negro que parece decidido a detenerlos a toda costa. Las aventuras posteriores son alocadas, icónicas y brillantes.

The Princess Bride utiliza la técnica narrativa de un abuelo que le lee la historia a su nieto enfermo. El niño se la pasa quejándose de la historia en varios puntos, poniendo en relevancia todos los momentos cliché de este tipo de relatos.


Esta es nuestra selección de las mejores películas que parodian la fantasía. ¿Cuál agregarías a la lista?

1 comentario

1 comentario

  1. alfredo

    12/02/2020 en 19:58

    Muy buen Lu… ( Shrek para siempre ! )

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba