Conectate con nosotros

Las 7 películas más ambiciosas del cine

Cine

Las 7 películas más ambiciosas del cine

Las 7 películas más ambiciosas del cine

En esta época de temas reciclados, aversión a la originalidad y películas hechas pasando por una línea de ensamblaje, es fácil olvidar que algunos de los más grandes logros del séptimo arte surgieron gracias a ejecuciones poco convencionales, ideas “imposibles de filmar” y premisas tan arriesgadas como únicas. Por eso hoy hacemos un repaso de las películas más ambiciosas del cine.

películas más ambiciosas del cine


De Infinity War y otras yerbas

No te confundas. Te puede haber gustado más o menos (a nosotros nos gustó bastante) pero es innegable que Avengers: Infinity War es una de las películas más ambiciosas del cine, el resultado de 10 años de preparación, 19 películas anteriores, y un elenco enorme de talentosos actores. Desde la logística, lo técnico y lo épico de la trama, no hay película de superhéroes que se le acerque en escala.

Esto me llevó a pensar sobre otras producciones con el mismo nivel de ambición. Visionarios apostadores como James Cameron, Stanley Kubrick o Akira Kurosawa han empujado el cine hacia nuevos niveles gracias a sus avances narrativos y tecnológicos.

Estas son, en mi opinión, las 7 películas más ambiciosas del cine. Ávidos lectores sabrán identificar otras tantas.

El Señor de los Anillos (Peter Jackson, 2001-2003)

Algunos textos literarios son tan adorados y elaborados que se consideran imposibles de adaptar. Tal es el caso de la saga de La Torre Oscura de Stephen King (se intentó y fue un desastre). Y tal fue el caso de la tríada de novelas de El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien.

Peter Jackson, un director que nunca había trabajado en producciones tan imponentes, tomó las riendas del asunto filmando tres colosales películas a lo largo de varios años en la hermosa Nueva Zelanda.

Este desafío (nunca antes visto) de trucos de cámara y efectos especiales tomó ocho años completarse. El resultado fue una de las más grandes películas de fantasía de todos los tiempos.

Boyhood (Richard Linklater, 2014)

Otra proeza técnica del maestro en películas donde no pasa nada. Filmada a lo largo de un periodo de doce años y con el mismo elenco, la película es un coming-of-age de Mason (Ellar Coltrane) a medida que crece desde los 6 años hasta la mayoría de edad. Todo mientras Linklater desarrollaba la historia durante la producción y filmaba otras películas.

Este paciente juego a largo plazo logra que podamos conectarnos con los 12 años de vida de un personaje que va creciendo junto con la historia. Nunca nadie había hecho esto en el cine. Y el resultado fue asombroso.

Ben-Hur (William Wyler, 1959)

El director Willie Wyler barrió con los Oscars de 1959 con esta aventura épica sin precedentes. Ben-Hur (la original, no la olvidable de 2016) en su momento fue la película más compleja y costosa alguna vez concebida, incluso la más larga también (211 minutos). La secuencia de las  carrozas todavía hoy se mantiene como una de las carreras más impresionantes.

2001: Odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1968)

Imposible hablar de las películas más ambiciosas del cine sin mencionar a esta fascinante obra tanto en concepto como en escala. Al día de hoy existen críticos que siguen reinterpretando la obra. En su momento, los efectos especiales fueron tan convincentes que se llegó a creer que Kubrick fue contratado para falsificar la llegada a la Luna.

Odisea en el espacio te lleva por una serie de historias episódicas desde la prehistoria hasta el corazón del espacio-tiempo. Cambió el panorama de lo que la ciencia ficción podría ofrecer fusionando temáticas existenciales con ideas sobre la evolución, la existencia del hombre, la inteligencia artificial y el universo.

Avatar (James Cameron, 2009)

La película que le tomó a James Cameron 20 años y terminó por allanar el terreno para un nuevo tipo de motion capture y tecnología 3D. El mundo alienígena de Pandora fue un festín para los ojos, y esta producción de alto presupuesto rápidamente se convirtió en la más taquillera de la historia del cine.

Nada mal para una película sin grandes nombres en el elenco y sin estar basada en ninguna propiedad existente. El director –como ya lo había hecho con Titanic y antes con Terminator 2– resultó ser un hábil apostador.

Rashomon (Akira Kurosawa, 1950)

La legendaria Rashomon no es ambiciosa por sus virtudes técnicas (si bien las tiene) sino por incorporar el narrador poco confiable a la trama, al mismo tiempo que introdujo el western al cine japonés (dos géneros que, históricamente, tuvieron una relación simbiótica).

Un incidente que involucra a un samurái muerto y su esposa violada, está en el centro de esta historia de contradicciones y testigos. La edición de esta película todavía es estudiada hoy por alumnos de las carreras de cine. Realicé un análisis detallado en mi blog por si les interesa profundizar un poco más.

Cloud Atlas (The Wachowskis, 2012)

Me dejé para el final la que considero #1 entre las películas más ambiciosas del cine. Basada en la novela de David Mitchell, The Wachowskis forjaron una enredadísima trama que mezcla historias en diferentes espacios y tiempos con los mismos actores para varios roles.

A Cloud Atlas le fue bastante mal tanto en crítica como en taquilla, pero no conozco una película más ambiciosa en todos sus niveles. Una lástima que el resultado haya sido tan divisivo. Yo aplaudí ante estos desafiantes esfuerzos.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba