Conectate con nosotros

Alta Peli

Nolan y Villeneuve opinaron sobre el anuncio de Warner

Cine

Nolan y Villeneuve opinaron sobre el anuncio de Warner

El anuncio de Warner que enfureció a Nolan, Villeneuve y otros directores.

Ya estuvimos hablando de cómo repercutió entre los dueños de las salas de cine el anuncio de Warner de estrenar sus películas de 2021 en forma simultánea con su plataforma de streaming HBO MAX (podes leerlo en esta nota). Claro que no fue el único sector de la industria que se hizo escuchar y varios realizadores dieron su opinión sobre la polémica.

Nadie se mostró feliz con la noticia, pero mientras algunos se mostraron un poco más comprensivos con la situación económica global, otros directores no se guardaron nada, tirándole munición pesada a Warner, HBO Max y, principalmente, al conglomerado de empresas dueño de ambas, AT&T.

Toda la industria está emitiendo declaraciones en tonos similares. Desde representantes de artistas hasta sindicatos de técnicos de todo tipo, han mostrado su enojo y descontento por haber sido dejados al margen de una decisión que consideran demasiado importante como para ser tomada unilateralmente solo por el conglomerado. 

Y aunque en los escalones más altos de la pirámide se permiten hablar de prestigio y compromiso artístico, en los de más abajo hay mucha gente que tiene en el cine su sostén diario, por lo que está preocupada con justa razón porque ve peligrar sus ingresos en un momento donde no abundan. Los únicos que parecen contentos con la noticia, son las docenas de abogados que ya ven venir una lluvia de demandas.

Nolan habló de Warner y HBO

El primer y más notorio enojo llegó de parte de Christopher Nolan, que tiene una larga relación con el estudio desde que dirigió Insomnia en 2002. Se mostró notoriamente molesto por cómo manejaron el tema, por más que no se verá personalmente afectado con la decisión. En declaraciones a The Hollywood Reporter y Entertainment Tonight, el director disparó contra Warner por haber mantenido en secreto la decisión, expresando una frase incendiaria:

“Muchos de los mejores realizadores y estrellas de la industria se fueron a dormir trabajando para el mejor estudio de cine y amanecieron trabajando para el peor servicio de streaming”

Si HBO Max es realmente el peor servicio de steaming es una discusión poco relevante, pero lo que es innegable es que ocupa un lugar marginal del mercado. Desde su lanzamiento no logra acomodarse dentro de un territorio que ya está bastante saturado, con su competencia en camino a globalizarse. 

En eso se basa Nolan para afirmar que la decisión de Warner no fue hecha pensando en el futuro de la industria, de las películas que produce ni de la gente que viene trabajando con ellos hace años en sus proyectos; la única motivación de esta decisión sería conseguir dinero en el corto plazo y apuntalar su inestable plataforma de streaming, mandando a pérdida intencionalmente todos sus estrenos del 2021.

En la misma entrevista, Christopher Nolan se muestra seguro de que en el largo plazo las cosas volverán a la normalidad, la exhibición en salas seguirá siendo el centro de la industria cuando la pandemia sea controlada y la gente vuelva a sentirse segura. Tampoco debe estar muy contento con los rumores que dicen que la floja taquilla de Tenet (que solo pudo ser exhibida a escala muy reducida y ya está llegando al formato hogareño) fue uno de los factores que convenció a los ejecutivos de Warner para tomar la decisión.

Denis Villeneuve también criticó al anuncio de Warner

La producción y el estreno de Dune ya venía complicado desde antes de la pandemia, la cual forzó una postergación acordada entre ambas partes de casi un año. Por eso no sorprende que Denis Villeneuve (Blade Runner 2049, Arrival, Sicario) se mostrara tan enojado en un comunicado publicado por Variety: tiene motivos para sentirse particularmente traicionado por Warner.

A diferencia de Nolan, Denis Villeneuve es uno de los 17 realizadores directamente afectados por Warner. Hace unos meses había negociado con ellos que Dune (proyecto en el cual lleva trabajando tres años, apuntando a ser un gran espectáculo diseñado para verse en salas) se postergara hasta octubre de 2021 y así tener un estreno completo en sala, calculando que en ese entonces la pandemia ya estaría bajo control y el público asistiría con normalidad. Por eso resulta llamativo que, unos pocos meses después, Warner manifieste su convicción de que no va a ser así para justificar estrenarla en simultáneo con el servicio de streaming. Para él director no hay otra razón que la económica:

«Con esta decisión, AT&T (dueña de Warner y HBO Max) ha secuestrado a uno de los estudios más importantes y respetables de la historia del cine. No muestra el más mínimo amor por el cine ni por la audiencia aquí. Se trata únicamente de la supervivencia del mastodonte de las comunicaciones que actualmente tiene una deuda astronómica de más de 150 mil millones de dólares».

En la misma línea que Christopher Nolan, Villeneuve criticó la decisión afirmando que están sacrificando el catálogo de estrenos de todo el año para intentar hacer despegar su fallida plataforma y conseguir algo de dinero de forma más rápida. También se mostró escéptico con la idea de que esto vaya a terminar con la costumbre de ir a las salas de cine y reconoce el valor de las plataformas de streaming, aunque remarca que por sí mismas no alcanzan para producir películas de la escala de Dune, que necesitan de la recaudación en salas para ser viables. Para remarcarlo, deslizó la posibilidad de que esta decisión mate a la franquicia de Dune antes de comenzar.

Es decir, ambos directores criticaron con fiereza la decisión comercial de la empresa, pero por sobre todo la postura de hacerlo a espaldas de las otras partes implicadas. Tanto Nolan como Villeneuve parecen estar de acuerdo en que esta traición podrá darle a Warner algo de aire para soportar mejor el 2021 en lo financiero, pero rompió el vínculo de confianza que históricamente unía al estudio con los artistas y trabajadores de la industria, quienes hasta el día del anuncio lo consideraban uno de los mejores lugares posibles donde desarrollar un proyecto.

Algunas voces un poco menos críticas

Hasta el momento, solo los directivos de Warner Media defienden la decisión. Sin embargo, hay algunas personas referentes de la industria que se han mostrado un poco más flexibles con la idea de aceptar el streaming como parche hasta que la pandemia esté totalmente controlada. En esa línea estuvieron directores como Aaron Sorkin (que vio relegado el estreno de El Juicio de los 7 de Chicago a Netflix de forma casi exclusiva) y Steven Soderbergh  (Traffic, Ocean’s Eleven). Ambos confían en que pasada la pandemia el público volverá a las salas como antes, pero fue Soderbergh quien agregó:

“Creo que todo el mundo tiene que darse cuenta pronto de que incluso con una vacuna, el negocio del cine en salas no va a ser lo suficientemente robusto durante 2021 como para justificar todo el esfuerzo que requiere un estreno a gran escala. No hay escenario posible en el que un cine que está lleno al 50% sea un paradigma viable para estrenar una película. Pero esto va a cambiar. Llegaremos al punto en que cualquiera que quiera ir al cine se va a sentir seguro como para hacerlo”.

Pero una de las más notorias es la directora Patty Jenkins (Mujer Maravilla), quien hace pocos meses negoció con Warner que Wonder Woman 1984 reciba un estreno híbrido similar a los que se esperan para 2021. La directora coincidió con que la estrategia no es beneficiosa a largo plazo, pero al mismo tiempo declaró que si bien no la hace feliz la simultaneidad entendió que es “el mal menor” en esta situación, donde la alternativa era una posible postergación indefinida del estreno. 

Es fundamental la diferencia de trato que tuvo WW84 respecto a los estrenos del 2021 al permitir que se lograra de forma más amigable, pero quizás sea justamente esa negociación la que terminó decidiendo a los overlords de Warner a optar por el secreto. Si ese acuerdo no fue tan amistoso como lo muestran o si fue mucho más costoso de lo que los ejecutivos esperaban, ¿podría haber sido el detonante para que no quisieran repetir el proceso otras 17 veces, prefiriendo una estrategia mucho mas agresiva que no postergara un anuncio que claramente está más destinado a sus accionistas que a la industria del cine? ¿Será que hay gente a la que podían permitirse ofender con más liviandad porque tenían tiempo de ver cómo recomponer la relación, pero necesitaban poder estrenar WW84 cuanto antes?

En algo parecen estar todos de acuerdo: confiar en que el público va a volver a las salas en cuanto se sientan seguros como para hacerlo, y que aunque el streaming llegó para quedarse no va a reemplazar la experiencia compartida de ver una película en pantalla grande. Lo que es más incierto es cuál será el futuro de Warner como estudio productor de cine, teniendo en cuenta que tanto Nolan como Villeneuve difícilmente acepten volver a trabajar con ellos en el mediano plazo y hasta la «más tolerante» Patty Jenkins ya anunció su pase a Disney para hacerse cargo de  la película Rogue Squadron dentro de la franquicia Star Wars. No sería una sorpresa que muchos otros grandes talentos de la industria se muestren reacios a aceptar trabajar con Warner, siguiendo el ejemplo de estos referentes.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Tenet, de Christopher Nolan | Crítica AP

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba
Salir de la versión móvil