Conectate con nosotros

Alta Peli

Películas cada vez más largas: ¿realidad o sensación?

Cine

Películas cada vez más largas: ¿realidad o sensación?

Películas cada vez más largas: ¿realidad o sensación?

Hoy prácticamente ninguna producción de gran presupuesto baja de las 2 horas de duración. Ni siquiera dentro de géneros históricamente más cortos como el terror y la comedia. Pero, ¿son realmente las películas cada vez más largas? Y, en todo caso, ¿por qué los grandes estudios de cine buscan maneras de mantener al espectador un par de minutos más en su butaca?

2019: ¿el año de las películas más largas?

The Irishman, la nueva película de Martin Scorsese que llegará a Netflix el 27 de noviembre de 2019, tiene una duración confirmada de 3 horas y media. Va a ser la más larga en la carrera de un director, de por sí, conocido por hacer producciones extensas.

Por su parte, IT: Capítulo 2 quizás sea la película de terror más extensa de la historia, con 165 minutos (2 horas, 45 minutos) de duración. Es la misma cantidad de tiempo que estuviste sentado frente a la pantalla grande viendo Once Upon a Time in Hollywood, la novena película de Quentin Tarantino.

Ni hablar de Avengers: Endgame (3 horas y 2 minutos) o, prácticamente, cualquier película hindú que se estrenó este año (no le pidas menos de 160 minutos a Bollywood).

Si, como a todo el equipo de Alta Peli, les gusta ver cine (y me refiero a MUCHO cine) cabe la posibilidad de que hayan sentido que llegan películas cada vez más largas.

En mi caso, he llegado al punto de revisar la duración de un estreno antes de sacar la entrada, para poder calcular –sumándole el tiempo de propagandas y trailers– a qué hora voy a estar saliendo de la función. Discutí el asunto con algunos cinéfilos como yo y resultó que todos tenían sentimientos similares, particularmente en relación a este 2019.

¡Matemática al rescate!

A finales de 2018, Przemysław Jarząbek (un “wannabe data scientist”, como él mismo se define) publicó un detallado informe para el sitio web Medium analizando la base de datos de IMDB.com. El riguroso estudio –que hace uso de herramientas estadísticas y de programación– brindó resultados fascinantes.

Lo que encontró fue que nuestra intuición (como muchas veces suele suceder) está equivocada. Por lo menos, estadísticamente hablando, no hay muestras de que el tiempo de ejecución de las películas sea mayor que en el pasado. Podría concluirse, como afirma el autor, que en los últimos 60 años, las películas en promedio tienen la misma duración.

Y es que, de las miles y miles de películas que se estrenan por año, existen tantas de una larga duración (digamos 2 horas y media para arriba) como las que rondan los noventa minutos.

Hay un gran salto entre 1930 y 1940, luego uno más pequeño después de 1950, y desde entonces las diferencias son marginales.

¿Quieren algunos ejemplos de películas de más de 3 horas y que seguramente vieron? El lobo de Wall Street (3 horas), Danza con lobos (3 horas, 1 minuto), Pearl Harbor (3 horas, 3 minutos), El Retorno del Rey (3 horas, 21 minutos), Titanic (3 horas, 14 minutos), La lista de Schindler (3 horas, 15 minutos), Milagros Inesperados (3 horas, 9 minutos), El padrino: parte II (3 horas, 22 minutos). La lista podría seguir…

Mientras tanto, en nuestro territorio argentino tenemos La Flor (Mariano Llinás, 2018), la película de más larga duración de la historia del cine nacional (808 minutos).

Siempre ha habido películas largas

Entonces, no hay evidencia científica real de que estemos ante películas cada vez más largas. Han existido desde siempre.

En 1963, el corte original de Cleopatra tenía 350 minutos. En 1992, la segunda Batman de Tim Burton, Mi Pobre Angelito 2 y Arma Letal 3 (todos éxitos de taquilla) duraron más de dos horas. 20 años más tarde (2012, para que no tengan que hacer la cuenta) blockbusters como Skyfall, Los Vengadores y The Dark Knight Rises mantuvieron su extensión en más de dos horas también.

Convengamos entonces que es una mera sensación, quizás apoyada por el hecho de que hoy tenemos cada vez menos tiempo para disfrutar de todo el ocio disponible.

No solo hay muchos más estrenos por año, sino también una serie nueva cada día, más contenido en los servicios de streaming y la inmensa cantidad de videojuegos, animé, libros o música que se suman constantemente. El abanico de entretenimiento es tan amplio que comenzamos a contabilizar cada uno de nuestros preciados minutos.

¿El cine o quedarse en casa?

Para los grandes estudios, no es fácil competir por la atención de un espectador que está a un click de disfrutar en la comodidad de su sillón. El cine es costoso y una salida que, cada vez, es necesario justificar más.

Una de las formas que la industria cinematográfica encontró para atraernos es brindar espectáculos cada vez más intensos: montones de efectos especiales, un elenco de grandes figuras (todas que precisan su tiempo para destacarse en pantalla) y películas cada vez más largas que permitan desarrollar adaptaciones o sagas.

La revolución digital también ha tenido un gran impacto. Las películas ahora se entregan con un disco duro especial a los cines. Los distribuidores ya no necesitan imprimir físicamente la película. Ahora es más seguro y más barato enviar un disco duro que necesita códigos especiales para desbloquear.

Y no importa cuánto dure la película, los costos de distribución siguen siendo los mismos. Claro, la postproducción se suma con cada minuto, pero ése es un problema del productor. Mientras se ajuste al presupuesto, a nadie le importa realmente. Hoy una película puede ser tan larga como el guión lo requiera.

Convengamos también que si la película va a durar dos horas, probablemente vamos a querer estar en nuestros preciados asientos con un gran balde de pochoclos y una buena gaseosa, ¿no?

2 Comentarios

2 Comments

  1. solu83

    04/09/2019 en 09:05

    Gran Nota!!! 🙂

  2. Gaston

    06/09/2019 en 07:56

    Buena nota. Me parece que faltó agregar algo… cada vez hay más peliculas… pedorras! Malas! Yo no logro engancharme, siento que cada vez las pelis son peores, excepto una o dos pelis al año. Antes había más clasicos, me da esa sensación. Si tengo que recomendar algo de los ultimos 10 años… me cuesta un montón pensar en una!

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba