Conectate con nosotros

Alta Peli

Supervivencia gamer: películas con videojuegos mortales

Cine

Supervivencia gamer: películas con videojuegos mortales

Supervivencia gamer: películas con videojuegos mortales

Un subgénero particular del cine es el de los juegos capaces de matar a sus protagonistas en la vida real. Suelen incluir un elemento fantástico o paranormal. En el mejor de los casos, jugar te va a hacer enloquecer o tener pesadillas. En esta nota repasamos algunas películas con videojuegos mortales.


Un gran momento para el gaming

No estamos acá para debatir si los juegos de video son peligrosos o no (respuesta breve: no, no lo son). Tampoco queremos mencionar las peores películas basadas en videojuegos (eso ya lo hicimos por acá) o aquellas producciones que siguen estando en el Infierno del Desarrollo.

Lo que buscamos es explorar algunas obras cinematográficas (y otro tipo de ficciones) que presenten a un videojuego peligroso que, ocasionalmente, se abre paso en la vida real.

Si bien yo me considero un amante del cine, la literatura, el animé y los comics –entre tantos otros vicios personales– son los videojuegos los que más me entusiasman y, agrego, me interpelan. Vivo y respiro videojuegos, especialmente en estas épocas de aislamiento social.

Steam – la tienda digital de videojuegos por excelencia

¡Y qué gran momento para el gaming! Mientras que el coronavirus nos mantiene a todos en casa, Steam (la tienda digital de videojuegos más popular) está rompiendo récords nunca antes vistos. A principios de marzo registró 19.728.027 jugadores al mismo tiempo, que superaba su récord anterior, establecido en febrero de 2020, por casi 1 millón de jugadores.

Hoy, el servicio ya ha llegado al impresionante número de 20 millones de jugadores en simultáneo. ¡Es prácticamente la mitad de la población de Argentina viciando al mismo tiempo! Una locura.

Videojuegos mortales en la ficción

La animación japonesa directamente tiene un nombre para este particular género: isekai. Son historias que giran en torno a una persona normal que es transportada y/o atrapada en un universo paralelo, generalmente una suerte de videojuego de mundo abierto, completo con héroes, niveles de experiencia, magia y tesoros.

Sword Art Online es el mayor representante. Diez mil jugadores no pueden cerrar sesión en el juego de realidad virtual y se ven obligados a ganar para salir. Si un jugador muere en el juego, el escáner de microondas en su interfaz del casco se sobrecarga y destruye su cerebro.

En un clásico episodio de Batman: TAS (la genial serie de 1994) llamado “¿Qué es la realidad?”, el Riddler atrapa al Comisionado Gordon en una realidad virtual que funciona como una trampa mortal, obligando a Batman a entrar para rescatarlo.

También en el terreno de la animación, Scooby-Doo! and the Cyber Chase (2001) tiene al gran danés y la banda intentando capturar al Virus Fantasma. El grupo es accidentalmente transportado dentro de un videojuego basado en sus propias aventuras y misterios.

Un capítulo de Los Expedientes Secretos X (llamado “First Person Shooter” y coescrito por William Gibson, conocido sobre todo por su novela Neuromante) tiene de antagonista a un juego de realidad virtual con una Inteligencia Artificial que mata a los jugadores en la vida real. Como es de esperarse, el episodio prácticamente no tiene nada de correcto sobre programación o videojuegos.

El caso de Black Mirror

Otros ejemplos de videojuegos mortales vienen de la mano de Black Mirror. Primero tenemos “Playtest”, segundo episodio de la tercera temporada. Un joven mochilero decide solucionar su precaria situación de dinero aceptando una oferta de trabajo como tester de una famosa compañía de videojuegos, SaitoGemu, con el objetivo de obtener los fondos para volver a casa. Las cosas no salen bien para él.

Luego llegó Black Mirror: Bandersnatch (2018), que a mí me voló la cabeza. Esta película interactiva nos mostraba a un joven programador en 1984, quien comienza a obsesionarse con la adaptación de una caótica novela de tipo “Elige tu propia aventura” a un innovador videojuego.

Videojuegos mortales – El caso de Black Mirror Bandersnatch

Bandersnatch es una obra hipertextual fascinante donde forma y contenido se funden indisolublemente, porque Charlie Brooker aprovechó la oportunidad para contar una historia sobre lo difícil que es contar este tipo de historias.

Es una mezcla que funciona a la perfección, llevándonos desde la comedia dramática al terror cósmico con relativa tranquilidad. Es interactividad metatextual a pleno. Para mí una de las mejores propuestas de Black Mirror.

Películas con videojuegos mortales

El cine, que siempre ha tenido un componente lúdico en el subgénero de salas de escape, ha sido el medio que más aprovechó la trama de películas con videojuegos mortales.

Jumanji: En la selva (2018) es un primer ejemplo contemporáneo. Jumanji se transforma en un videojuego que te atrapa dentro de él, un lugar donde adoptás la forma del personaje que seleccionaste. Cada avatar tiene su propio conjunto de habilidades y debilidades (con la excepción de Smolder Bravestone, que no tiene debilidades) y se les dan tres vidas antes de que, presumiblemente, mueran de verdad.

Un excelente sci-fi de los 90´s, eXistenZ de David Cronemberg, refleja a una sociedad en la que los diseñadores de juegos son venerados como ídolos, y los jugadores pueden entrar orgánicamente a los videojuegos. En este contexto, Alegra Geller (Jennifer Jason Leigh) es la autora de uno que impide a los usuarios distinguir los límites entre la realidad y la fantasía.

Películas con videojuegos mortales – eXistenZ (1999)

En cierto sentido, TRON (1982) fue una de las precursoras en trabajar la idea de películas con videojuegos mortales. No era el juego en sí el que te atrapaba, sino el MCP (Master Control Program) que lanzó a Flynn al mundo de las computadoras y lo metió en los juegos mortales.

En Wreck-It Ralph (2012), el erizo azul Sonic hace un cameo advirtiendo a otros personajes de videojuegos que si mueren en un juego que no es de ellos, van a morir de verdad.

WarGames (1983) tiene una variación del tópico. La Guerra Termonuclear Global es, en sí misma, solo un simulador, pero la computadora JOSHUA no puede distinguir entre simulaciones y la vida real, y tampoco está dispuesto a que NORAD note la diferencia. Por lo tanto, lo que debería haber sido solo un juego casi causa una verdadera guerra nuclear.

Por cierto, esta película tiene un papel clave en la novela Ready Player One, de Ernest Cline (no así en su adaptación cinematográfica, donde la escena se modificó por una que funcionaba mejor para el espectáculo visual).

Encontramos una última variación de películas con videojuegos mortales en la humilde Gamer (2009), protagonizada por Gerard Butler.

En aquella historia, todo el mundo sabe que los personajes que controlan en Societies and Slayers son en realidad personas reales inyectadas con una tecnología de control mental (el juego utiliza a presos condenados a cadena perpetua que se ofrecen como voluntarios por una oportunidad de libertad si logran sobrevivir).


Estas son solo algunas de las películas con videojuegos mortales que encontramos. ¿Pueden mencionar otras?

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba
Salir de la versión móvil