fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Las peores películas basadas en videojuegos

peores películas basadas en videojuegos

Cine

Las peores películas basadas en videojuegos

Las peores películas basadas en videojuegos

Hagamos un repaso por las peores películas basadas en videojuegos, solo porque la vida no nos ha dado más que malas experiencias en cuanto a adaptaciones de juegos a la gran pantalla

Cine VS Juegos

La industria del cine siempre mantuvo relación con la de los videojuegos. En los últimos años, podríamos decir que se han vuelto complementarias. Hoy en día es posible encontrar juegos que pueden ser considerados obras de arte. Obras complejas en términos narrativos y actorales, que nada tienen que envidiarle a los mejores productos cinematográficos. Al mismo tiempo, hay películas que toman prestados elementos de los videojuegos (como Hardcore Henry) y los incorporan en su narración para darle una vuelta de tuerca interesante.

Sin embargo, la relación entre ambas industrias en un principio era más bien de conveniencia. No era cuestión de compartir elementos artísticos, sino de explotar un negocio. Fueron muchos los estudios cinematográficos que, al ver el éxito comercial de cierto juego, decidieron trasladarlo a la gran pantalla (también sucedió, y sucede, a la inversa). Ahora bien, siendo sinceros, son pocas (por no decir ninguna) las adaptaciones que lograron un buen resultado. Con buen resultado me refiero a mantener el espíritu del material original, tratando de ser lo más fiel posible a este y al mismo tiempo poder construir una «buena» película, con todo lo que eso implica. Por ello vamos a dedicar este repaso, específicamente, a las peores películas basadas en videojuegos.

Hitman: Agent 47 (2015)

Hitman es una serie de videojuegos cuya trama gira en torno a un misterioso hombre llamado Agente 47, quien ha sido sometido a una serie de experimentos genéticos con el fin de convertirlo en un asesino infalible. ¿Buen material para adaptar al cine? Sin duda.

Esta película es todo lo que no se debe hacer a la ahora de adaptar un juego, menos todavía si se trata de una franquicia tan importante como la de Hitman. Si jugaste al juego al menos diez minutos, sabés que el agente 47 es un asesino calculador, metódico, y sobre todas las cosas, discreto. Pero al parecer, las personas detrás del proyecto jamas lo jugaron. El producto final es una película repleta de acción absurda e inverosímil, con elementos de ciencia ficción totalmente ajenos a la historia original. El casting es desastroso. Rupert Friend, que le da vida a 47, no comparte nada (mas allá de la pelada) con el personaje en el que está basado. Y Zachary Quinto es totalmente desaprovechado.

Este videojuego tuvo otra adaptación en el año 2007 titulada Hitman: si bien no fue la gran cosa intentaba mantener la esencia del personaje, y Timothy Olyphant realizó un trabajo bastante decente a la hora de encarnar al Agente 47.

Max Payne (2008)

No caben dudas de que los videojuegos desarrollados por Rockstar son prácticamente películas interactivas. Sus títulos más relevantes, como la serie Grand Theft Auto, Red Dead Redemption (también su predecesor, Red Dead Revolver) o L.A. Noire, presentan un desarrollo narrativo y de personajes totalmente alucinante, comparable al de cualquier obra cinematográfica. Ademas de la estructura narrativa y del tratamiento de los personajes, también se han servido de varios elementos y homenajeado explícitamente a los más grandes exponentes del cine de gangsters, del western y del cine negro, respectivamente.

Max Payne es una de sus obras más logradas. Nos presenta la oscura y compleja historia de un policía cuya familia es brutalmente asesinada, lo cual lo llevará a emprender una violenta cacería en busca de los responsables. Poco a poco va a ir sumergiéndose en un mar de locura, venganza y autodestrucción, atormentado por la brutal tragedia que le tocó vivir. El juego toma todos los elementos del cine Noir y la acción de las películas de John Woo para contar la historia. Ademas, en el mismo juego, enriquece el desarrollo del relato a través de una especie de novela gráfica audiovisual, al mejor estilo Sin city.

Teniendo en cuenta todos estos detalles, se podría decir que trasladar esta historia al cine no debería suponer ninguna dificultad. Sin embargo, parece ser que tanto el guionista como el director decidieron ignorar todo lo construido.

La historia original fue totalmente dejada de lado, a pesar de que parecía estar desarrollada especialmente para convertirse en película. Max Payne relata la tragedia de un hombre que perdió todo y su estado empeora cada vez más, mientras intenta abrirse paso entre la sordidez para hacer justicia. En la película nada de esto esta relejado. Es como una versión aniñada. El drama, la intensidad, la violencia cruda, el humor negro, la esencia de los personajes; todo esta totalmente perdido.

Doom (2005)

Doom (1993) es el juego que popularizó y sentó las bases de muchas pautas del genero de disparos en primera persona, sin duda uno de los más populares aun hoy en día. En cuanto a su argumento, este no era más que una excusa para matar monstruos sin parar. El personaje que controlamos es un Marine que se encuentra realizando una misión rutinaria en una luna de Marte, cuando de repente se produce un fallo en un experimento de teleportación que se estaba llevando a cabo, el cual abre las puertas del infierno y deja libres a un sinfín de criaturas y demonios. Todos eramos felices, hasta que un dia Hollywood decidió meter sus garras en este popular juego

La película deja de lado la interesante premisa de las puertas del infierno, y opta por una ridícula trama acerca de un cromosoma artificial que te convierte en monstruo, ojo, pero solo si sos malo. El desarrollo de los personajes es tan plano como los gráficos del primer juego, y todo resulta tan forzado que hace aun más evidente el objetivo de los productores: robar con el nombre del juego.

Super Mario Bros (1993)

La adaptación de uno de los juegos más icónicos de todos los tiempos, es algo totalmente desconcertante. Si la juzgamos teniendo en cuenta su relación con el material original, podemos decir que lo único que comparten son los nombres de los protagonistas y la indumentaria característica de los plomeros hermanos. Lo básico.

Sin embargo, las diferencias son muchas: en primer lugar, es totalmente inverosímil el vinculo familiar entre Mario y Luigi. Son dos personas de etnias totalmente distintas. El Reino Champiñon (o Mushroom Kingdom) es el reino donde vive la princesa Peach, a la cual ambos hermanos deben rescatar. En la película, por algún motivo, este reino es una ciudad distópica, con un estilo cyberpunk a lo Blade Runner.  El diseño de los personajes es totalmente ajeno a la estética amigable y familiar del juego; la atmósfera en si es oscura, en total contradicción con el colorido e infantil juego, lo cual distorsiona por completo la historia y los personajes.

House of the dead (2003)

House of the dead (o, «La casa de la muerte», como se lo conoce acá en Argentina) es un videojuego de árcade clásico de Sega, lanzado en 1996. Me atrevería a decir que TODOS lo jugamos, al menos una vez, en alguna casa de fichines. En él, debemos asumir el rol de un agente del gobierno e investigar una serie de desapariciones en la mansión Curien. Allí está ubicado el laboratorio de un aclamado bioquímico que lleva a cabo peligrosos e inhumanos experimentos genéticos.

Al parecer, a la gente detrás de la película solo les importo el nombre (para atraer a los jugadores y un par de pesos de Sega). La trama nos presenta a un grupo de irritantes adolescentes que asisten a una Rave, ubicada en una remota isla. Lo que los organizadores de la fiesta no tuvieron en cuenta fue que el lugar estaba infestado de zombies. El argumento es totalmente incoherente. En un momento vemos a los jóvenes huyendo como ratas asustadas por el bosque; y al rato, los vemos enfrentando a las malvadas criaturas, realizando movimientos de Kung Fu, y disparando armas al mejor estilo Matrix.

¿Qué tiene que ver esto con el juego? No lo sabemos, y no creo que nadie lo sepa.

Alone in the dark (2005)

Alone In The Dark fue un videojuego precursor del genero Survival Horror (género al que posteriormente se le sumarían títulos importantisimos como Resident Evil y Silent Hill). Aquí controlamos a Edward Carnby, un detective privado que es contratado para investigar el caso de una casa aparentemente habitada por fuerzas malignas, ya que todos lo que la habitan mueren sin explicación.

La adaptación cinematográfica del 2005 resultó ser un fracaso rotundo, tanto comercial como por la recepción de la critica. No solo es considerada una de las peores adaptaciones de un videojuego, sino también una de las peores películas de la historia. La producción es muy pobre, las actuaciones vergonzosas. La trama es confusa y sin ritmo; pero sin duda lo peor es la dirección: los movimientos de cámara son bruscos y desorientadores, lo cual impide la construcción de las atmósferas adecuadas, tan importantes para una película de terror.

2 Comentarios

2 Comments

  1. Pingback: Películas de videojuegos en el Infierno del Desarrollo

  2. Pingback: Películas basadas en cómics poco conocidos

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba