fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Razones por las que tenés que ver Sex, Lies and Videotape

ver sex, lies and videotape

Cine

Razones por las que tenés que ver Sex, Lies and Videotape

Razones por las que tenés que ver Sex, Lies and Videotape

Una mujer sexualmente reprimida, un marido que la engaña con su hermana, y la llegada de un misterioso visitante con un particular fetiche son los componentes del debut directorial de Steven Soderbergh y una de las películas fundamentales del cine independiente americano. Tenés que ver Sex, Lies and Videotape.

ver Sex, Lies and Videotape ver sex, lies and videotape


Soderbergh, el director camaleónico

La carrera de Steven Soderbergh es tan dispar (por no decir “azarosa”) que sería imposible encasillarlo en un género o estilo determinado. Podemos reconocer fácilmente una película de Tarantino, de Woody Allen, Michael Bay o Wes Anderson. Con Soderbergh la cosa no es tan sencilla.

Con 28 películas en su historial (y algunas series de TV), gran parte de su público está de acuerdo en que sus mejores producciones se encuentran en su faceta criminal y en las Heist Movies (películas de grandes y elaborados atracos).

Dentro de esta primera categoría encontramos su saga de Ocean´s, la interesante Logan´s Lucky, la galardonada Traffic, Erin Brockovich, The Informant, etc.

películas de Steven Soderbergh ver sex, lies and videotape

Y, sin embargo, el director nunca se conformó con ningún encasillamiento. Efectos Colaterales –que iba a ser su última película, allá por 2013– es un inquietante thriller psicológico y surrealista. Pero su protagonista, Channing Tatum, un año antes fue stripper en la comedia dramática Magic Mike.

Soderbergh tampoco le escapa a lo experimental (si bien hoy ya no tiene nada que probar). Unsane, estrenada este año, está enteramente filmada con un Iphone 7. Kakfa busca ser una biopic del famoso escritor pero con un estilo de cine negro (y surrealista, claro). Contagion es un thriller pandémico, Che un biopic y Out of Sight un policial (adaptado de una historia del gran Elmore Leonard).

Tenés que ver Sex, Lies and Videotape

Pero vamos a lo  nuestro. Sex, Lies and Videotape es la galardonada ópera prima de Steven Soderbergh, que le brindó el Palme d’Or en el festival de Cannes de 1989 a la dulce edad de 26 años. La película es importante porque abrió las puertas para muchísimos cineastas independientes alrededor del mundo.

No solo revolucionó la industria independiente (los festivales de Sundance y Cannes comenzarían a ser notados gracias a este film) sino que además disparó las carreras actorales de Andie MacDowell y, más especialmente, de James Spader.

Intimidad y honestidad sexual

Aunque la película está hecha con dos mangos (y se nota), cada escena se siente como una ventana hacia este grupo de personas y sus sesiones psicológicas. Hay un foco importante en los diálogos, que son fascinantes de principio a fin y se muestran muy auténticos. Aunque la trama podría dar pie a un melodrama vergonzoso, está trabajaba con sutileza e intensidad.

Soderbergh deliberadamente decidió utilizar el fetiche de los videos como metáforas de la distancia. La película trata temáticas sexuales con madurez, desde el fetiche hasta el vouyerismo, pasando por la importancia de la apertura sexual, la masturbación y la infidelidad.

sexo mentiras y videos película ver ver sex, lies and videotape

Sí, es una historia sobre sexo, pero no sobre el intercambio de fluidos y el libidinoso contacto corporal. Es más bien sobre ser honesto con uno mismo para poder sentir verdadera intimidad con el otro.

Otro de los motivos para ver Sex, Lies and Videotape es por el uso que se hace de los contrastes: las dos mujeres y los dos hombres no podrían ser más opuestos en todos los aspectos posibles. En algún punto, el protagonista (interpretado por Spader) es también el opuesto extremo del psicólogo de Andie MacDowell.

Conclusión

Minimalista, pausada, intelectualmente desafiante, Sex, Lies and Videotape es una de las más grandes películas sobre el dilema de las relaciones y la búsqueda de la satisfacción sexual. Es un relato muy chiquito que hace uso de conversaciones realistas y situaciones identificables. La música, la cámara y la narrativa son casi perfectas porque se mantienen invisibles, dejándonos la oportunidad de observar la vida de estos personajes como los buenos vouyeristas que somos.

¿Tenés ganas de ver Sex, Lies and Videotape? ¿Qué opinión te merece la ópera prima de Steven Soderbergh? 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba