Conectate con nosotros

Soundtrack: Bernard Herrmann

soundtrack: bernard herrmann

Cine

Soundtrack: Bernard Herrmann

Soundtrack: Bernard Herrmann

Bernard Herrmann (1911-1975), es considerado por muchos el compositor de cine más importante e influyente de todos los tiempos. Es polémico decir estas cosas, y son bastante discutibles, pero en este caso bien se podría aplicar la descripción. Este compositor norteamericano no solo creó las más emblemáticas y recordadas bandas sonoras, sino que estableció muchas de las pautas que aún hoy se aplican cuando se piensa en la utilización del sonido en el cine. Hoy haremos una selección de sus obras clave, que como verán más adelante incluyen trabajos para directores de la talla de Orson Welles, Alfred Hitchcock -con el que suele estar identificado-, François Truffaut y Martin Scorsese entre otros.

Soundtrack: Bernard Herrmann

Citizen Kane Suite en El Ciudadano (Citizen Kane, Orson Welles,1941)

Tranquilo. Así empezó Bernard a transitar su camino en el cine, nada más y nada menos que haciendo la música de una de las mejores películas de la historia. Herrmann ya llevaba un tiempo trabajando con Orson Wells, siendo el compositor de sus programas de radio (La Guerra de los Mundos). Al inicio de la suite, se puede discernir una cierta tendencia expresionista (al igual que la composición de los planos del film), cercana a la música de Anton Webern o Arnold Schönberg. Esta sección es la que acompaña la muerte de Charles Foster Kane y su legendario «Rosebud».

El compositor luego saldrá de este momento de oscuridad y utilizará una orquestación clásica para representar el flash informativo del noticiero que narra la vida de Kane. Esta dualidad es parte de la variabilidad constante de la obra, que sirve como una buena analogía para describir la inestabilidad narrativa de la película. Por este trabajo B.H recibió su primera nominación al Oscar.

Prelude, Radar en Ultimatum a la Tierra (The Day The Earth Stood Still, Robert Wise,1951)

Así suena y sonará para siempre una invasión alienígena. La nave madre de los soundtracks de ciencia ficción introduce a las masas el Theremín, un instrumento propio de la ingeniera del siglo XX, que nos da la sensación instantánea de que un O.V.N.I. se acerca rápidamente a nuestro radar.

La composición demuestra una clara influencia de las vanguardias musicales de la segunda postguerra, pero manteniendo las bases temáticas que necesita toda banda sonora para que logre una identificación con lo que muestra el celuloide. Me animaría a decir que este preludio es casi un hito cultural, y ha sido reproducida por incontables compositores en incontables películas del género.

Vertigo Theme en Vertigo (Alfred Hitchcock,1958)

Quizás el trabajo más importante de Herrmann se produjo en colaboración con Alfred Hitchcock. «Vertigo» no es su primer trabajo juntos, pero si es el primero en un tríptico de grandes composiciones junto al mítico director ingles. El espiral de locura y obsesión se ve representado por el movimiento melódico descendiente de las cuerdas que parecen tocar fondo con la intromisión de los vientos; pero no hay escapatoria, la pesadilla empeora en cada repetición, y la acrofobia de James Stewart parece ser el menor de los problemas.

North by Northwest Suite en Con la muerte en los talones (North by Northwest, Alfred Hitchcock, 1959)

La especialidad de Bernard eran los thrillers, nuestro querido compositor no solo fue el mejor en la materia, sino que ayudó a construir el género como lo conocemos hoy; esto, claro, con la asistencia de el «Maestro del Suspenso». Un soundtrack adrenalínico y, creo yo, la mayor fuente de inspiración de futuras generaciones (Williams, Shore, Elfman)

Psycho Theme en Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock,1960)

Si el sonido de la demencia se empezaba a traslucir en «Vertigo», la confirmación de que efectivamente estamos ante la traducción musical de la locura la oímos en «Psicosis». Las cuerdas punzantes acechándonos por la espalda no son más que el desquicio total que resuena en la cabeza de Norman Bates. Y si, tiene una de las piezas más famosas de todos los tiempos; la ducha dejo de ser un lugar seguro y pacífico.

Cape Fear Theme en Cabo de Miedo (Cape Fear, J.Lee Thompson,1962)

¿Quedan dudas de quién es el mejor haciendo thrillers? Siguiendo la línea hitchcockeana, Herrmann compone uno de los temas más oscuros y desesperantes del cine. Sumémoslo a la sed de venganza de Robert Mitchum y estamos listos. Lo único que quizás nos pueda salvar es recordar la parodia de Los Simpson (el mejor capitulo de la serie) y quizás algún rastrillo que esté tirado por ahí.

Fahrenheit 451 Suite en Fahrenheit 451 (François Truffaut,1966)

La adaptación de Truffaut de la novela de Ray Bradbury sigue siendo, a mi parecer, una obra menor en la carrera del cineasta francés. Sin embargo, su devoción total hacia la obra de Hitchcock hizo que hoy tengamos una gran banda sonora. Si prestan atención, aún se pueden escuchar vestigios de esta en muchas de las películas de Spielberg.

Taxi Driver Theme en Taxi Driver (Martin Scorsese,1976)

Herrmann se despide por la puerta grande. Scorsese supo que la única música capaz de acompañar semejante guión (de Paul Schrader) era la de este compositor. Es admirable que B.H, ya con una larga experiencia en el medio no haya querido caer en viejos vicios estilísticos, y haya comprendido a la perfección que para este film se necesitaba un nuevo enfoque, un enfoque jazzero para ser más específicos. Por eso, sabiendo de sus limitaciones en el género, recurrió a un arreglo que hizo un amigo orquestador (Christopher Palmer) de una vieja melodía que Herrmann había escrito hace décadas para un musical. El arreglo no es más ni menos que ese inconfundible saxo que sobrevuela por las sucias calles de Nueva York.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba