Conectate con nosotros

Tres historias de tramposos que dieron el salto al cine.

Cine

Tres historias de tramposos que dieron el salto al cine.

El cine es uno de los mejores vehículos para transmitir historias, por eso cuando suceden anécdotas insólitas o una persona consigue atraer la atención de todos los que le rodean y traspasar fronteras, alguien decide convertirlo en argumento de una película. El acontecimiento no necesariamente debe tratar sobre un “bueno”; de hecho nos gusta más descubrir lo que se esconde tras personajes más escabrosos, porque… ¿qué les condujo a ser así? Es por esto que años después, Ed Gein sigue siendo una película para volver a ver, y Charlize Theron es recordada por su excelente interpretación en Monster.

Hemos redescubierto tres largometrajes sobre individuos que existieron en la vida real y fueron capaces de contagiar su gran sueño a otros y hacerlo realidad: ganar mucho, mucho dinero estafando a la banca de los casinos. Todos ellos consiguieron amasar grandes fortunas, al mismo tiempo que pasaron a la historia, y por supuesto fueron también perseguidos hasta que no tuvieron más remedio que retirarse de su atípica manera de ganarse el pan. De la más nueva a la más antigua, tres películas que narran cómo hacer trampas en el juego se puede convertir en un medio de vida.

The Pelayos (2012)

Dirigida por Eduard Cortés, narra la historia de Gonzalo García Pelayo, un cabeza de familia que tras un exhaustivo trabajo de observación descubrió que toda ruleta tiene su defecto de fábrica y tiende a favorecer unos números por encima de otros. Gracias a esto y a las matemáticas, ayudado por un ordenador que generaba probabilidades y de toda su familia, empezó a visitar los casinos españoles, ganando a la banca una y otra vez. Hasta que se consiguió demostrar que estaba poniendo a la suerte de su parte, llegó a recaudar millones, incluso fuera del territorio español. El reparto de este biopic cuenta con el ya internacional Daniel Brühl, y con Blanca Suárez, quien ha trabajado con Almodóvar y que actualmente es la protagonista de Las Chicas del Cable, la primera serie española que se ha estrenado a nivel mundial en Netflix.

21 (2008)

Esta historia llevada al cine cuenta las hazañas del grupo más amplio y famoso de tramposos del mundo del casino: el Equipo de Blackjack del MIT (instituto de Tecnología de Massachusetts). Su técnica era sencilla: se basaba en el conteo de cartas y la observación del barajeo, si bien su éxito procede de un elaborado plan que comenzó con un equipo de cuatro miembros y alcanzó casi las tres cifras con más de 80 repartidos por todo el país. Tenían acuerdos con diferentes crupieres y las ganancias de los miembros del equipo (inversores todos ellos) eran del 250% de lo invertido cada año. La cinta, dirigida por  Robert Luketic, cuenta con la interpretación del controvertido actor Kevin Spacey, Jim Sturgess y Kate Bosworth entre otros.

High Roller: The Stu Ungar Story (2003)

Aquí tenemos un argumento vertiginoso de A.W. Vidmer sobre una leyenda del poker: Stu Ungar. Se le podría considerar un niño prodigio del mundo de las apuestas, y es que desde los 8 años ayudaba en el negocio familiar llevándole las apuestas a la mafia. El apodado “The Kid” fue acusado de hacer trampas poniendo más fichas en su mano, una técnica utilizada por Richard Marcus, otro conocido tramposo del mundo del casino, y aunque en los tribunales salió perdiendo, siempre sostuvo que no hacía trampas. Lo que sí admitió fue dedicarse al conteo de cartas, práctica que no consideraba ilegal. Stu ha pasado a la historia por ser un brillante jugador, por exprimir al máximo las matemáticas en cada jugada y por ganarse la enemistad de muchos, que no se atrevían a jugar contra él. Con una personalidad compulsiva y tintes de agresividad, perdía tanto como ganaba porque le gustaba más el riesgo que el dinero. El papel lo protagonizó Michael Imperioli, más conocido por ser uno de los protagonistas de Los Soprano.

Otros títulos bastante conocidos en los que la trampa y el juego se entrelazan, pero en las que, hasta que se demuestre lo contrario, sólo interviene la ficción, son Maverick, que llevó a la gran pantalla una nueva versión de la serie del mismo nombre y que cuenta en su reparto con Mel Gibson, Jodie Foster y Alfred Molina entre otros, y la ópera prima de Guy Ritchie, Lock, Stock and Two Smoking Barrels, que lanzó a Jason Statham y que dos años después sería versionada como serie. También dio lugar a la secuela Snatch: Cerdos y Diamantes, que ha sido adaptada como serie recientemente con Rupert Grint (Ron Weasley en Harry Potter) como protagonista y que tiene una segunda temporada en camino.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Publicidad

Trending

Publicidad
Arriba