Conectate con nosotros

Visceral y extremo: los orígenes del Cine Gore

Cine

Visceral y extremo: los orígenes del Cine Gore

Visceral y extremo: los orígenes del Cine Gore

Como en Alta Peli somos cinéfilos muy curiosos, te proponemos hacer un recorrido por los orígenes de uno de los géneros cinematográficos más singulares: El Gore, un género que se caracteriza por representar, sin ningún tipo de miramiento, violencia gráfica y visceral totalmente extrema.

Los orígenes del Cine Gore

los orígenes del cine gore

Digo que es un género singular porque no se desprende de ninguna de las ramificaciones clásicas (Drama, Comedia, Musical, etc), sino que es producto del apareamiento del cine de terror Clase Z y el cine Erótico de finales de los cincuenta, principios de los sesenta. Si bien a simple vista parece que uno no tiene nada que ver con el otro, esto no es tan así: ambos tenían valores de producción muy similares y compartían los mismos canales de distribución; el cine erótico de esa época era de muy bajo presupuesto y, si bien exhibía cuerpos femeninos desnudos, lo hacía de manera ingenua y sin ningún componente sexual. Por otro lado, el cine Clase Z es un sub-genero del cine Clase B, que presenta unos valores de producción y una calidad artística aun más paupérrima que su antecesor.

Dicho esto, no va a ser una sorpresa si les digo que los padres del cine Gore, el director Herschell Gordon Lewis y el productor David F. Friedman, construyeron sus carreras dentro del cine erótico. Cuando este mercado comenzó a perder terreno en Hollywood, decidieron utilizar sus conocimientos y los medios que tenían a su alcance, para meterse con otro de los temas que el cine mainstream consideraba tabú y dejaba de lado: la violencia explicita.

En 1963, el dúo de cineastas estreno Blood Feast, considerada por muchos como la primera película Gore. Teniendo en cuenta las expectativas que se tenían para una producción de estas características, el film tuvo bastante éxito (con un presupuesto de $24.500, logró recaudar -a lo largo de los años- cerca de $ 4.000.000). Otros títulos famosos de estos realizadores son: 2000 Maniacs, The Gore Gore Girls y The Wizard of Gore. 

La característica principal de estas producciones, y del género Gore en general (al menos en sus inicios), es que les importa poco y nada que la película tenga un guion coherente, buenas actuaciones o que los efectos especiales sean creíbles. En los filmes Gore lo único que interesa es ver tripas, desmembramientos y sangre por doquier. Esta falta de seriedad tiene que ver con que los productores eran conscientes de que sería muy difícil trascender los canales de distribución en que estaban inscritos.

Al tiempo, y debido a la influencia y rentabilidad de películas como Blood Feast, se comenzó a mostrar violencia gráfica en películas de gran presupuesto como Bonnie y Clyde (1967) y The Wild Bunch (1969). Sin embargo, el gran cambio de escenario para el género -y su popularización definitiva- se logró gracias al estreno de The Night of The Living Dead (1968) de George A. Romero. Este film colocó al Gore en un terreno más “serio”, al contar con valores artísticos y de producción mas elevados pero, principalmente, por las temáticas sociales tratadas en su guion (Racismo, Vietnam, entre otras), el cual hasta el día de hoy es objeto de análisis. La secuela de esta película, Dawn of the Dead, se convirtió en una de las películas Gore (o Splatter, termino adoptado por Romero para referirse a ella y que hace referencia a la sangre salpicada por el desmembramiento de los cuerpos) más exitosas de la historia, aclamada por la critica y el público. 

cine gore

En los años 2000 hubo un resurgimiento del cine Gore con las películas que, de forma despectiva, fueron denominadas como Torture Porn, etiqueta que evoca la relación originaria entre el Gore y el Porno. Fue Hostel, dirigida por Eli Roth, la primera producción en ser llamada de esta manera. Sin embargo, el rotulo también le cabe a filmes como Saw, Martyrs y A Serbian Film.

Finalizo este recorrido por los orígenes del Cine Gore con una pequeña curiosidad: fue también en la década del 2000, que dos directores que iniciaron sus carreras en el Gore (o más bien en el Splatstick, termino que define a las comedias con humor físico violento explícito y visceral), se hicieron cargo de dos de los Blockbusters más exitosos de la época. Me refiero a Sam Raimi, creador del clásico de culto The Evil Dead y responsable de la trilogía de Spider-Man, y Peter Jackson, director de Braindead y orquestador de la trilogía de El Señor de Los Anillos. 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Publicidad

Trending

Publicidad
Publicidad
Arriba