Noticias

Cosas que debes saber sobre la adaptación de Warcraft

Nota por el 27/06/2016
 

En estos días se estrena Warcraft, la película del director Duncan Jones (Moon, 8 segundos antes de morir) basada en el conocido juego de RPG creado por Blizzard. Para el espectador casual, quizás la historia pueda resultar confusa. Por eso, en Altapeli te contamos algunas cosas que tenés saber sobre la adaptación de Warcraft, antes de verla en los cines.

¿De qué va la historia?

Azeroth, un reino habitado por humanos, está a punto de entrar en guerra debido al ingreso de una raza de orcos guerreros. Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, dos héroes –uno en cada bando– deberán chocar en un enfrentamiento en el que se decidirá el destino de todo un pueblo.

La película es un drama de fantasía épica al mejor estilo El señor de los Anillos que se centra específicamente en el conflicto entre orcos –entre ellos, Garona (Paula Patton)– y humanos, comandados por Anduin Lothar (Travis Fimmel, conocido por encarnar el papel de Ragnar Lothbrok en la serie Vikings).

No está basada en el videojuego World of Warcraft

qkx3du7rf5mziwxgjhef

Las críticas hacia Warcraft no han sido del todo favorables, y algunos parecen molestarse por la “simpleza” de la trama. Lo cierto es que la película no está basada en el World of Warcraft (WoW), cuarto juego de la franquicia creada por Blizzard, sino en el primer juego, que se lanzó originalmente en 1994.

La saga de Warcraft es una de las que tienen más folkclore e historia en el mundo de la fantasía moderna: novelas, juegos de rol, juegos de mesa, cómics, videojuegos. Sin embargo, para introducirnos al mundo que presenta la saga, el director Duncan Jones (gran amante de la franquicia) prefirió enfocarse en el conflicto más sencillo, que es el que presenta el primer juego.

Un repaso rápido: Warcraft: Orcs & Humans es el juego de RPG original y salió en el año 1994. Warcraft II (Tides of Darkness) vio la luz en el año 1995, y se convirtió en uno de los juegos que marcaron un umbral, convirtiéndose en la base para todos los RPG que siguieron. En el 2002 llegó Warcraft III: Reign of Chaos, y su expansión (The Frozen Throne) al año siguiente, replanteando nuevamente los estándares con los que se mide la calidad de un juego de estrategia.

A diferencia de los anteriores, World of Warcraft (2005) es un videojuego de rol multijugador masivo en línea donde se explora el gigantesco mundo, pero junto a los demás jugadores online. En los últimos 10 años, se ha convertido en un fenómeno cultural con millones de seguidores.

Sin embargo… la película está basada casi completamente en la historia original de Warcraft: Orcs & Humans, si bien no es una adaptación directa, ya que se acomodaron algunas cosas para poder, en el futuro, adaptar las historias de World of Warcraft.

Un conflicto entre dos mundos

Todo apunta a que la trama es un inconveniente del estilo Avatar (o sea: del estilo Danza con Lobos). Ya saben: cultura salvaje vs. cultura (más o menos) civilizada, y donde hay un hombre blanco (y fachero) que entiende ambos lados e intenta evitar que se masacren uno a otro.

ucn7tnz8qhzvu8xhz2mp

En ese sentido, es la fantasía medieval más tradicional con la que nos podemos encontrar: hay caballeros con armaduras brillantes, castillos, magos que tiran rayos y orcos grandes y machotes.  Pero también hay un pequeño giro de ciencia-ficción: los Orcos no son de este mundo, sino del espacio exterior.

En la ficción de Warcraft existen dos grandes mundos: Azeroth (hogar para los Humanos) y Draenor, donde viven los Orcos. Mientras que el primero es vibrante y lleno de naturaleza viva, el segundo es un baldío desolado y sin recursos. Un mago orco llamado Gul´dan (interpretado, en la película, por Daniel Wu) hizo un pacto con unos demonios llamados la Burning Legion, y ha estado unificando a todos los clanes de Orcos para construir un puente (el Portal Oscuro) que conecte a Draenor con Azeroth.

Las demás razas en Warcraft

A medida que la saga fue floreciendo y expandiéndose, otras razas y facciones fueron apareciendo. Elfos nocturnos, gnomos, trolls, goblins, muertos vivos, hombres-lobo, etc. Aunque definitivamente no van a hacer su aparición en esta película (quizás haya breves cameos) es importante recordar que el folkclore de esta franquicia es realmente colosal: se pueden pasar horas y horas conociendo todas las razas, alianzas, traiciones y batallas que ocurrieron.

Quizás la historia de esta primera película sea muy básica (la Alianza, los chicos buenos, contra la Horda, los chicos malos) pero eventualmente conoceremos historias más complejas y enredadas.

Sobre magia y misticismo

Hay dos grandes tipos de magia que aparecerán en la película de Warcraft. La magia tradicional fue enseñada a los humanos por los Elfos, tiende a ser de color azul y es la que utilizan magos como Medivh (Ben Foster) y Khadgar (Ben Schnetzer) en la película.

Por otro lado, existe la magia “Fel”, practicada por magos como Gul´dan. Esta tiene una fuente demoníaca y suele ser de color verde. Más que magia común y corriente, es magia de sangre. Gul´dan le da sangre de demonio a los orcos para que la tomen, bajo la promesa de que les dará fuerza adicional.

Ambos tipos de magia consumen “maná”, una suerte de energía que existe en el mundo y permite realizar hechizos. Por eso, si vemos que los magos no están todo el tiempo “tirando rayos”, es porque cada hechizo tiene un consumo de maná, y éste se regera lentamente.

Conclusiones

Estas son algunas cosas que tenés saber sobre Warcraft antes de verla en la pantalla grande. En los momentos previos a su estreno, recibió críticas mixtas (tendiendo a negativas) de la crítica, pero positivas por parte de los fans de la saga y la audiencia en general. Lo que sí sabemos es que promete ser un espectáculo visual diseñado para disfrutar en cines, y que si tiene éxito podría convertirse (en el futuro) en una saga de dimensiones épicas.