Conectate con nosotros

Alta Peli

Borat 2, siguiente película documental (REVIEW)

Críticas

Borat 2, siguiente película documental (REVIEW)

Para reparar el daño que trajo a la imagen de su país, Borat intentará sobornar al gobierno estadounidense en su siguiente película documental.

Borat 2, siguiente película documental por la grandeza de Kazajistán. Crítica a Continuación

La primera vez que salió de Kazajistán para hacer un documental sobre la cultura estadounidense que lleve a su país a la grandeza, Borat Sagdiyev terminó condenado a trabajos forzados por traer la vergüenza nacional con su obra. 

Catorce años después, la condena que parecía de por vida es perdonada por el gobierno a cambio de que vuelva a los Estados Unidos en una misión oficial para restaurar el daño causado. Mucho ha cambiado desde entonces. La gran potencia que el gobierno kazajo admiraba fue culturalmente arruinada por la doble presidencia de Obama, pero ahora hay un nuevo gobernante con el que desean poder codearse. 

Aunque fue humillado y se le prohibió ejercer como reportero, Borat sigue siendo el mayor experto en cultura estadounidense del país. Es decir, el único que alguna vez estuvo allí y volvió. Por eso se le asigna una misión difícil pero directa: se espera que con ese conocimiento encuentre la forma de sobornar al presidente Trump para que acepte al premier kazajo en el selecto grupo al que están convencidos que pertenecen, el de los líderes fuertes del mundo junto a Rusia y Corea del Norte.

En esta misión no contará con la asistencia de su productor Azamat Bagatov, pero deberá cargar a cuestas con su hija adolescente Tutar (Maria Bakalova) quien va a descubrir en los Estados Unidos que prácticamente todo lo que le fue enseñado en su vida es mentira.

Borat 2, siguiente película documental con menos sorpresa

Cuando Borat protagonizó su primer mockumentary en 2006, Sacha Baron Cohen (El Juicio de los 7 de Chicago, Who is America) no era un actor reconocible para el público, permitiéndole infiltrarse con más facilidad entre la gente común que participaba de sus entrevistas. Es uno de los primeros puntos que deja en evidencia Borat 2, siguiente película documental apenas pone un pie en Estados Unidos y todo el  mundo lo reconoce por la calle.

Esta secuela pretende ser lo mismo que era, pero por varias razones ya no puede: el ya no poder agarrar desprevenida a la gente con tanta facilidad es una de las más fuertes; por eso pierde mucho de la frescura y naturalidad que tenía hace catorce años.

Borat 2, siguiente película documental sigue siendo una secuencia de fragmentos tenuemente hilvanados por una trama, buscando entrevistar distintos personajes reales que expongan su peor costado en cámara, pero al no poder confiar tanto en la improvisación como antes prefieren apoyarse más en las interacciones ficcionales entre los dos protagonistas.

La dupla muestra una gran química juntos también cuando deben improvisar frente a otra gente. Tutar colabora desviando la atención hacia sí misma, en vez de hacia los no siempre verosímiles disfraces que usa Sacha Baron Cohen para pasar desapercibido. Esa libertad le permite a Tutar hacer mucho de lo que ya no puede hacer Borat y el trabajo de la actriz es tan bueno que incluso se le confían algunos de los momentos centrales de Borat 2, siguiente película documental, como la genial visita a una clínica antiaborto o la entrevista con Rudolph Giuliani (ex alcalde de Nueva York y abogado de Trump) que causó gran impacto mediático al mostrarlo comportándose de forma bastante inapropiada.

Pese a algunas reacciones que hubo tras el estreno, no parece acertado decir que cambió la postura en Borat 2, siguiente película documental o que le preocupa ofender mucho más que antes. El blanco de la sátira sigue siendo mayormente el mismo, el estilo con el que lo hace también e incluso reformula algunos de los chistes anteriores; pero quizás bajo la sospecha de que al menos una parte de los fans de la primera película no habían entendido realmente lo que pretendía decir, la sátira en Borat 2, siguiente película documental tiene un trazo mucho más grueso y evidente. Por eso, aunque reformula algunas de las escenas más recordadas de la primera película (por ejemplo acudiendo a un par de instructores de modales para luego tergiversar sus consejos y espantar a un público de alta sociedad o subirse a un escenario desde donde logra que un público conservador aplauda con entusiasmo su discurso extremista sin parpadear) resulta más efectivo volver a ver el primer intento. 

También es posible que debido a ser claramente una película destinada a estrenarse en año electoral con una postura bastante definida, era necesario que la crítica no se malinterprete o resulte ambigua, eso es lo que también la hace bastante menos efectiva. Es decir, la crítica sigue siendo hacia la sociedad estadounidense en general, pero esta vez mucho más concentrada en la porción conservadora que potencialmente votaría a Trump. El problema es que nunca dice nada nuevo al respecto como para que resulte particularmente controversial o llamativo.

Hay una tercera opción que suena tan preocupante como verosímil: en estos años entre la primera Borat y esta Siguiente película documental mucho de ese discurso que impactaba por lo extremo o absurdo dejó de estar oculto para volverse poco a poco menos socialmente inaceptable. Hoy Borat no está tan lejos de lo que podrían decir algunos personajes del mundo real un día cualquiera sin grandes repercusiones. Contrariamente a lo que afirman algunos comediantes, el mayor obstáculo hoy en día para hacer humor no parece ser el miedo a ofender a alguien sino el miedo a ser fácilmente superado por la realidad.

Cualquiera sea el caso, aunque tiene sus momentos logrados Borat 2, siguiente película documental palidece frente a la primera parte y al mismo tiempo es demasiado similar como para poder esquivar la comparación.

Borat 2, siguiente película documental (REVIEW)
Conclusión
Con el mismo concepto y estilo de la primera parte, Borat, siguiente película documental pierde en frescura y sorpresa en la inevitable comparación.
Nota de lectores6 Votos
73
65
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Arriba
Salir de la versión móvil