Conectate con nosotros

REVIEW: Collateral (Serie)

Críticas

REVIEW: Collateral (Serie)

Mucho talento desperdiciado en la nueva serie de BBC y Netflix

crítica collateral serie netflix poster El comienzo es atractivo, y a pesar de que no es novedoso utilizar un asesinato como excusa para en realidad hablar de todo lo que genera en las personas a su alrededor, al menos parecía presentar ideas que bien desarrolladas e interpretadas podían ayudar a salirse de la media. Pero eso es solo una ilusión que se pierde por la mitad de esta serie de 4 capítulos a la cual el asunto se le va de las manos.

La pizza de la discordia

Un repartidor de pizza es asesinado. Ese es el disparador. Como su nombre lo indica, la serie se ocupará de examinar lo colateral al suceso, uniendo una sucesión de historias ligadas a él. La mujer que hizo el pedido de la pizza, el político ex-pareja de ella justo envuelto en la polémica por su postura ante el conflicto inmigratorio que afecta a Europa, la empleada que decidió mandar al muchacho a ese lugar (cuando en realidad el turno le tocaba a otro repartidor), unas inmigrantes que entraron al país de forma ilegal, la testigo del asesinato que resulta ser pareja de una vicario gay, una militar que tuvo que volver del campo de batalla por una experiencia traumática, son algunos de los puntos que una embarazada y de pocas pulgas oficial (Carey Mulligan) va a ir conectando al hacerse cargo de la investigación.

Suena a muchas líneas para solo 4 capítulos y realmente lo son. Encima, a cada una se le otorga la facultad de querer hablar de un tema importante (la inmigración, la xenofobia, la sexualidad en la religión, los efectos de la guerra, y un largo etc). Collateral se esfuerza por darle un lugar a todo ello pero le resulta imposible otorgar el espacio necesario para que todo funcione y no quede en un mero pantallazo, finalmente se reduce a expresar con palabras lo que no pudo dejar claro, pues la trama se va desdibujando y perdiendo interés.

Collateral: un elenco sin tiempo

Collateral reúne un elenco que es la envidia de cualquier serie. Lo mejor del panorama british está presente: desde el inusual protagónico de una estrella de la talla de Mulligan, pasando por Nicola WalkerBillie Piper, Jeany Spark, Hayley Squires, Ben Miles o John Heffernan, la reunión de talentosas figuras es el único motivo por el cual llegar al final. Son tan solventes que hacen creíbles sus personajes, y aun sin tiempo consiguen darles matices. Sobresale Mulligan, pero principalmente es interesantísimo el trabajo de John Simm como ese político en crisis con su partido y con la realidad de un país que ha perdido la grandeza que supo poseer.

Esa falta de tiempo ocasiona que de boca de los personajes salgan básicamente ideas personales que el creador del show (David Hare, The Hours) quiere expresar y gritar a los cuatro vientos, más que diálogos coherentes con lo que estamos viendo de esos seres que viven sus días sumidos en la inconformidad y tambaleando con sus creencias. Por momentos lo que se escucha suena más a cualquier debate ideológico que podemos encontrar en cualquier panel televisivo y no a lo que un buen policial inglés debería entregar.

collateral serie

Conclusión

Las ideas de Collateral son buenas, el debate también lo es y hasta tiene una actualidad asombrosamente trasladable a cualquier otro país (el tema de preocuparse por los habitantes de la propia nación y que los extranjeros se vayan a la tierra donde pertenecen es algo que nos toca de cerca también a nosotros), pero son demasiados, terminan perdiéndose. Y como es central “lo colateral”, el crimen se resuelve tan pronto que ni siquiera el atractivo de quién es el asesino nos mantiene en vilo. El espectador, a mitad de camino, es abandonado a seguir escuchando los deseos de un guionista que solo tiene ganas de debatir temas sociales y no se preocupa por darle vida a los ricos personajes que construyó y para los que contrataron al mejor cast imaginable. Mirable, pero poco más.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba