fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

El Gran Combo, en BARS 2019 (REVIEW)

Críticas

El Gran Combo, en BARS 2019 (REVIEW)

El Gran Combo, rebobinar antes de devolver. Crítica sin spoilers

Crítica realizada durante el 20º Buenos Aires Rojo Sangre (BARS 2019).

crítica de el gran combo en bars 2019 el gran comboEntre partidas de pinball, La Princesita (Maida Adrenacci) comercia su producto, cuyo inconfundible color rosa es su firma de calidad como si de una Heisenberg local se tratara. Para hacerle llegar un cargamento a Yolanda, una de sus clientes más importantes, contrata al Bastardo, por más que todo a la vista debería indicarle que no puede confiar en él.

Del otro lado de la historia, Yolanda (Verónica Intile) contrata a Nicki Nicole para un trabajo que debería ser fácil y lucrativo; ella suma a su vieja amiga Rocío Ro-Ro para darle una mano porque lleva un tiempo en mala situación, pero todo se complica para ambas cuando por casualidad se apoderan del cargamento del Bastardo y se proponen hacer un pequeño negocio extra.

El Gran Combo, más neón que guión

El prolífico Matías Szulanski (Astrogauchos, En Peligro) suma su segundo estreno del año con El Gran Combo, una comedia centrada en un irreal mundo del narcotráfico. Dividida en segmentos que se van centrando en los distintos personajes para ir aportando piezas de una historia conjunta más grande, El Gran Combo está organizada sobre una estructura coral que hace un homenaje a mano armada a Pulp Fiction y al cine que hizo famoso a Guy Ritchie. Al igual que esas películas, está poblada de criminales de pocos escrúpulos intentando sacar ventaja de una situación que se va entendiendo a medida que cada segmento llena los huecos que dejan los previos, especialmente cuando disimulan su lugar real en la línea temporal para hacer parecer más compleja a la trama de lo que realmente es.

Pero a diferencia de esos referentes, donde los personajes están tan bien desarrollados que son tan o más importantes que la historia que cuentan, los de El Gran Combo son chatos e intercambiables. No presentan rasgos característicos o interesantes como para que le den cuerpo a una trama que es apenas un esqueleto con pretensiones de modernidad, y aunque reemplace a los roles protagónicos por mujeres repite el mismo discurso de siempre.

crítica de el gran combo en bars 2019 el gran combo

Como ya se había visto hace unos meses con Astrogauchos, el director Matías Szulanski es de esa rara especie del cine local que le da importancia a cómo se ven sus películas y tiene los recursos para permitirse trabajar la dirección de arte y de fotografía. Por ello ambas películas recrean de forma estilizada y con licencias décadas pasadas, armando un conjunto que alude lo suficiente a un contexto pero es a la vez lo suficientemente ambiguo como para que no importen las anacronías.

Pero si en el caso anterior había una justificación narrativa a la estética desarrollada, en El Gran Combo es algo puramente superficial. Aunque es visualmente atractiva, no se lee un concepto fuerte detrás de la imagen que eligen mostrar.

Si hay un vínculo en El Gran Combo que une la imagen con los personajes es justamente su chatura para representar algo irreal; intenta ponerse una máscara de profundidad, pero en cuanto se rasca un poco la superficie se salta la pintura sin resistir mucha crítica. Así como los personajes podrían intercambiarse sin romper la trama, da lo mismo si lo que vemos sucede en el presente, hace diez años o veinticinco. 

el gran combo
El Gran Combo, en BARS 2019 (REVIEW)
Conclusión
A primera vista El Gran Como impacta por su propuesta visual, pero con el pasar de los minutos queda en evidencia que no es mucho más que pirotecnia sobre una trama sin mucho vuelo.
Nota de lectores5 Votos
43
40
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba