fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Críticas

Cruella (REVIEW)

Cruella, el origen de la villana diseñadora. Crítica a continuación

La joven Estella (Emma Stone) llamó la atención desde niña por demostrar un talento para el diseño tan innato como el de buscar problemas, sin tener miedo a tomar represalias ante cualquiera que se meta con ella.

cruella crítica poster cruellaYa desde esos años, su madre comenzó a sospechar que dos personas convivían en el cuerpo de su hija y le enseñó a mantener bajo control a Cruella, su lado más violento y problemático. Incluso quedando huérfana a corta edad y volviéndose una experta ladrona junto a otros dos niños que la adoptaron como hermana, Estella mantuvo a raya por una década a su lado oscuro.

Nunca perdió el sueño de dedicarse a diseñar indumentaria, un talento que aprovechó para su carrera criminal durante todo ese tiempo. Finalmente creyó que iba a poder cumplirlo cuando, casi por accidente, llama la atención de La Baronesa (Emma Thompson), la más destacada diseñadora de alta costura de su generación. 

La brillante Estella logra rápidamente ganarse el favor de su nueva y despiadada jefa. Pero, pronto, cuando se conviertan en enemigas, va a necesitar de los métodos de Cruella para ganar esa guerra y poder tomar su lugar como reina del diseño.

Cruella no viste a la moda

Después de recientes remakes live action poco exitosas, que contaban exactamente las mismas historias que sus clásicos animados, apostar por una precuela que ampliara con una nueva historia lo ya contado era el siguiente paso que podía dar Disney para seguir explotando personajes de su catálogo.

La apuesta que le confiaron a Craig Gillespie (Lars y la Chica Real; Yo soy Tonya) no es menor: Cruella De Vil es de esas villanas emblemáticas y despreciables con las que no es nada fácil generar empatía pues poco importa lo difícil que pudo haber sido su niñez a la hora de justificar hacerse un tapado de perritos.

Y no, para esta versión de Cruella el maltrato animal no es algo aceptable

Villana desde la cuna, Cruella necesita de la máscara de Estella para volverse una protagonista aceptable de esta historia sobre su juventud y el camino hasta convertirse en la reina del diseño de alta costura, un lugar que solo puede ocupar destruyendo por completo a quien lo ocupa hasta entonces. Nunca deja de ser una villana para convertirse en antiheroína como Maléfica; aunque por ahora no quiera matar cachorros, sus motivaciones se mantienen egoístas y hasta mezquinas cuando necesitan serlo. La empuja el deseo de alcanzar su sueño, pero también el de destruir a su competidora hasta dejarla sin nada, aunque tenga que convertirse en ella para lograrlo o maltratar a la poca gente a la que considera familia. 

Por eso es tan importante el contrapeso que le enfrenta La Baronesa con esa mezcla de Reynolds Woodcock y Miranda Priestly; Cruella necesita enfrentarse a un personaje aún más despreciable y que además funcione como una premonición de lo que ella misma va a ser alguna vez. Por eso es que una trama relativamente simple pero funcional alcanza sus mejores momentos durante las escenas donde ambas actrices entran en duelo y se sacan chispas cada una en su rol, dejando al resto del elenco en un lugar menos que secundario durante gran parte de la película.

cruella crítica cruella

El siguiente punto alto en Cruella es la gran propuesta estética sobre la que construye su historia. Lejos de ser un simple capricho estilístico acompaña la narración con cada decisión, como la de situarse en la Londres de mediados de los 70s y convertir a Cruella en un ícono punk/new wave que llega para destruir el orden establecido con su diseño innovador. Es el momento y el lugar justo para ubicar un personaje de este tipo de forma verosímil, por más que no deje de ser una historia con un tono de fábula donde el realismo salta por la ventana a cada rato sin que se sienta una gran voluntad de esconderlo. Además, es una buena excusa para la gran selección musical que completa tanto la ambientación de la época como el clima de lo que se está viendo en la pantalla, con un listado que recorre ese momento tan particular de la historia del rock.

Con sus libertades, la magnífica reconstrucción de época no opaca la gran variedad de vestuarios (no por nada Jenny Beavan ganó un Oscar por Mad Max), maquillajes y peinados que lucen sobre todo ambas protagonistas, los cuales van cambiando de acuerdo a cómo cambian también los personajes, progresivamente invirtiendo la relación de poder entre ambas y consolidando la nueva identidad de Cruella, tantos años aplastada bajo la máscara más complaciente de Estella y finalmente pudiendo aflorar a la superficie para manifestar desde su estética el personaje que pretende ser.

Aunque no deja de ser un producto Disney, al que se le notan las huellas del manual en más de una ocasión con sus momentos Bambi y Blancanieves incluidos sin ninguna vergüenza o disimulo, Cruella logra despegarse un poco del sello característico del estudio para intentar ser algo más que una explotación de la nostalgia o de un personaje establecido. O, al menos lo hace con un nuevo estilo.


cruella
Cruella (2021)
134 min|Comedy, Crime|28 May 2021
Sinopsis:
Ambientada en el Londres de los años 70, en plena revolución del punk rock, muestra a una joven estafadora llamada Estella, una chica inteligente y creativa, decidida a convertirse en una exitosa diseñadora de moda, que se asocia con un par de ladrones para sobrevivir en las calles de la capital británica...
cruella
Cruella (REVIEW)
Conclusión
Simple, ágil y entretenida, Cruella no deja de ser el clásico producto Disney pero estira los límites del manual para permitirse jugar con una propuesta un poco más rupturista y profunda que la habitual.
Nota de lectores7 Votos
74
85
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba