fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

El Dilema de las Redes Sociales (REVIEW)

Críticas

El Dilema de las Redes Sociales (REVIEW)

El Dilema de las Redes Sociales, crítica del documental dedicado a la trastienda de las redes sociales. Irónicamente, disponible en Netflix

El Dilema de las Redes Sociales, un problema aún sin respuesta. Crítica a continuación

Si el siglo XX fue una era de avances tecnológicos que cambiaron la vida diaria a nivel internacional de generación en generación, la masificación de internet solo aceleró el proceso.

El Dilema de las Redes Sociales crítica netflix el dilema de las redes socialesCuando recién nos estábamos acostumbrando a la idea a poder mandar una carta al otro lado del mundo en segundos o consultar los estrenos de la semana en tu página de cine preferida (ejem), todo volvió a quedar viejo con los smartphones y El Dilema de las Redes Sociales. En una misma generación, el cambio tecnológico volvió a revolucionar las formas de conectarnos, trabajar y de acceder al ocio, especialmente en los países más desarrollados.

Todo sucedió tan rápido que no hubo tiempo de preguntarse cómo funciona, algo que se propone empezar a responder El Dilema de las Redes Sociales entrevistando a personas que participaron del desarrollo de varias de ellas y que hoy, por diversos motivos, están teniendo sus momentos Oppenheimer y plantean una mirada muy crítica sobre sus propias obras. Eso jurando desde sus mansiones que nunca se la vieron venir, en un documental exhibido por una plataforma de streaming gobernada por algoritmos, mientras ustedes leen la reseña en una página que sigue las normas de SEO y comparte sus publicaciones en Facebook y Twitter. Sí, sé cómo suena.

El Dilema de las Redes Sociales señala varios puntos bastante conocidos sobre el funcionamiento de las redes sociales sin ofrecer muchos detalles realmente novedosos ni tampoco alguna respuesta a las preguntas que hace. Y por las dudas de que no se entienda lo que está queriendo decir, o quizás para que no lleguemos a aburrirnos tanto que abramos Twitter, intercala una ficcionalización de calidad muy dudosa volviendo a explicar de forma aún más reduccionista lo que unos momentos antes nos dijeron los entrevistados, esta vez con unos actores tan rústicos como el guion que interpretan.

Algoritmos, publicidad y El Dilema de las Redes Sociales

La idea de la que parte El Dilema de las Redes Sociales es que cuando un producto o servicio se te ofrece gratis, es porque en realidad vos sos el producto. Tal idea no es nueva, pero se sigue probando real. Funcionaba hace cincuenta años con la televisión, hace veinte con la entrada a boliches y hoy con las redes sociales e internet en general. Esencialmente, cualquiera que no cobre una suscripción por su servicio o contenido necesita de la publicidad para, como mínimo, mantenerse funcionando; ni hablar para convertirlo en algo rentable.

Pero mientras los medios tradicionales y muchos de los productores de contenido encallaron intentando adaptarse a un sistema que se volvió obsoleto antes de que lo entendieran, en algún punto hace menos de 15 años, alguien descubrió que no necesitaba generar contenido propio para captar la atención de un público cada vez más grande y variado, al que más tarde mostrarle publicidades: podían convertirse en repetidores o recolectores de contenidos ajenos. Contenido del que además no tendrían que hacerse responsables, porque solo lo muestran. Y mejor aún, que sea la misma gente que consume la publicidad quienes producen el contenido y se lo cedan de forma gratuita para su explotación, en un loop que no parece que vaya a desacelerarse. 

Por el contrario, las redes sociales concentran día a día una porción mayor del tráfico en internet, acaparando la atención y convirtiéndose en la principal fuente de información de cada vez más gente, ahogando a cualquiera que pretenda generar contenido por fuera de sus plataformas o sin jugar con sus reglas.

crítica El Dilema de las Redes Sociales el dilema de las redes sociales

El Dilema de las Redes Sociales es que, despojadas de esa necesidad, las empresas de redes sociales pudieron dedicarse a estudiar formas más efectivas tanto para aumentar el tiempo que sus usuarios pasan conectados como para ofrecerles publicidad cada vez más ajustada a sus intereses. Dos factores fundamentales para aumentar su rentabilidad. Y como cualquier herramienta de esta magnitud, las diferentes inteligencias artificiales dedicadas a esta tarea pueden ser enfocadas a fines más o menos… benévolos.

Un año antes que El Dilema de las Redes Sociales la plataforma ofreció el documental Nada es Privado, concentrado en el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica, luego el documental Follow me dedicado a los influencers, y hace unos meses las ficciones Hater e Ingrid Cambia de Rumbo, ambas dedicadas a explorar con mirada crítica el cambio social que produce esta nueva tecnología en generaciones de jóvenes que prácticamente nacieron con ella, pero que la generación anterior apenas comprende. No es una cuestión de levantar el dedo acusador hacia la generación que hoy está en la adolescencia como si fuera la única afectada por el dilema, como parece hacer el documental en más de un momento. Todos estamos en la misma situación, es solo una cuestión de grados.

Claramente, según los algoritmos, el impacto social de las redes -junto a los mecanismos económicos y políticos que se mueven detrás de ellas- es algo que preocupa a parte de la sociedad. Pero si bien toca algunos intereses mayores que tienen mucho de real y preocupante, El Dilema de las Redes Sociales no deja de sentirse más parte del problema al que hace una crítica, que de su solución.

el dilema de las redes sociales
El Dilema de las Redes Sociales (REVIEW)
Conclusión
Aunque las intenciones detrás de su difusión sean dudosas, El Dilema de las Redes Sociales tiene mucho de real y preocupante. Sin embargo, aborda su tema con superficialidad y desperdicia gran parte de su posible impacto al hacer uso del mismo lenguaje que intenta criticar.
Nota de lectores2 Votos
69
60
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba