Conectate con nosotros

Alta Peli

Halston, con Ewan McGregor (REVIEW)

Críticas

Halston, con Ewan McGregor (REVIEW)

Halston, con Ewan McGregor: más que una miniserie sobre el diseñador, un espejo del presente de Ryan Murphy en Netflix. Crítica, a continuación.

Un hombre en sus inicios revolucionario, catalogado como un genio, con el pasar de los años fue entregándose al mismo sistema que tanto resistía. De a poco sus creaciones comenzaron a perder inspiración y la llegada de un contrato multimillonario acabó por aplacar el nombre que era sinónimo de ruptura y desborde creativo.

No, no estoy hablando de Halston, el diseñador estrella que vistió a algunas de las mujeres más glamorosas del mundo como Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor o Liza Minnelli. O bien podría estar haciéndolo, porque la descripción le corresponde, pero en realidad me refiero a Ryan Murphy: su nueva miniserie bien funciona como analogía perfecta del presente del apodado Rey Midas de la TV.

El padre de Glee, Nip/Tuck o American Horror Story empezó rompiendo reglas, su estilo se transformó en un sello (mal) imitado por muchos y desde sus historias se atrevió a destruir códigos y estereotipos establecidos, dando incluso voz a los marginados por la pacata televisión. Pero su éxito lo llevo a expandirse y, convertido en una marca, sus producciones fueron perdiendo lo original que este genio supo darnos.

«Genio es una palabra peligrosa. Una vez que te haces llamar genio, dejas de crecer».

Y así le llegó uno de los contratos históricos de la TV: 300 millones de dólares hicieron que abandone el grupo FOX (hoy de Disney), su hogar, para instalarse durante 5 años en la plataforma de streaming más exitosa. Sus creaciones debieron multiplicarse y de repente todas sus series en Netflix comenzaron a parecerse, sin perder brillo, glamour ni espectacularidad (pues si algo le sobra es presupuesto), pero pareciendo cortadas por una mano industrial que les quitó discurso en favor de superficialidad. Lo revolucionario se volvió una pose, las luces y colores eclipsaron a los argumentos.

Halston cae en este esquema. No estoy diciendo que sea mala, por el contrario, es un producto correctísimo, pero el peso de la marca Murphy termina aplacando todo lo que la serie tenía para decir. Y había mucho para decir en esta producción sobre el diseñador que se convirtió en un imperio mundial de la moda, cuya vida de lujo, sexo y fama acabó apagándose cuando el dinero entró en juego.

Halston se siente como una oportunidad desperdiciada para hablar de la industria, de los límites entre el arte y el negocio, sobre la creatividad y el vil metal. En su lugar tenemos una biopic clásica donde, sin conocer la historia real, sabemos exactamente qué es lo que ocurrirá a continuación en cada momento. No aburre, pero tampoco sorprende. Incita a seguir viendo, pero da lo mismo que en el medio agarres tu celular durante 10 minutos para ver qué está ocurriendo en las redes sociales.

Hay una realización cuidadísima, un diseño de producción envidiable y una puesta en escena digna de las mejores reconstrucciones de época, pero todo eso no es acompañado por un guion que le haga honores ni un desarrollo de personajes que logre captar las contradicciones del protagonista ni de los completamente desdibujados personajes secundarios.

El conflicto central, la batalla por el nombre Halston que se vende desde el trailer, recién llega pasado el ecuador de la temporada, dando la sensación de que todo lo contado en 5 capítulos (de entre 42 y 53 minutos) bien podría haber sido una película y hasta se hubiese beneficiado en ese formato. ¿Es una pérdida de tiempo verla? No, tiene algunos momentos inspirados y una razón más que suficiente para pegarse a la pantalla.

Ewan McGregor, una razón de fuerza en Halston

Si algo sostiene a la serie es la enorme performance de Ewan McGregor. El actor hace magia con lo endeble del guion, llena huecos con un gran abanico de matices y eclipsa al resto de sus compañeros haciendo imposible sacarle los ojos de encima; mientras, a su alrededor la narración se estanca o da pasos inentendiblemente apresurados.

Las apenas esbozadas viñetas del personaje, que con un mejor desarrollo podrían haberle dado una enorme profundidad, igualmente le sirven a McGregor para entregar un trabajo digno de premio, desbordando carisma, excentricidad y humanidad. Sabe capturar las irritantes actitudes de un hombre convencido de que es un genio, cuyo talento es proporcional a su malos modos, haciendo interesante tanto su camino ascendente como su repentino ocaso.

También se luce en el elenco Krysta Rodríguez, quien con su Liza Minnelli resulta la única figura del reparto capaz de sacarlo un poco del centro de la escena, cosa que ni experimentadas figuras como Vera Farmiga o Bill Pulman consiguen con sus chatos personajes.

Un Ryan Murphy auténtico

Así como Halston debe recurrir a otros para que realicen su trabajo, aquí Murphy pone su nombre bien grande en los créditos pero también cede la real responsabilidad. Los libros corren por cuenta de Ian Brennan, mientras que la dirección recae en Daniel Minahan (ganador del Emmy por American Crime Story), el segundo tratando de sacar adelante las falencias del primero.

Así como en el final Halston busca renacer y reconquistar el brillo de su nombre con la obra teatral de Martha Graham, Ryan Murphy lo intenta con esta miniserie que acaba siendo una más en el largo camino de sus producciones mediocres para Netflix. Hay una gran mejoría si la comparamos con el descalabro de Hollywood o el film The Prom, pero Murphy aquí está lejos de haber encontrado su Perséphone.


Halston (2021)
N/A|Biography, Drama|14 May 2021
7.5Sinopsis: 7.5 / 10 from 9,419 users
Su nombre construyó un imperio. Su estilo definió una era. El diseñador de moda estadounidense Halston alcanza la fama antes de empezar a perder el control de su vida.
halston
Halston, con Ewan McGregor (REVIEW)
Conclusión
Biopic deslucida y con poca profundidad, un resultado típico entre las últimas producciones de Ryan Murphy. Si la miniserie logra destacarse, es gracias al excelente trabajo que realiza Ewan McGregor interpretando al excéntrico diseñador Halston.
Nota de lectores2 Votos
61
65
Total
1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Series biopics: grandes enojos y polémicas

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil