fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

I Know This Much Is True y la pornografía del sufrimiento (REVIEW)

Críticas

I Know This Much Is True y la pornografía del sufrimiento (REVIEW)

I Know This Much Is True, una crítica a la demoledora miniserie de HBO. ¿Pornografía del sufrimiento o relato de redención?

Misery Porn se le llama a un género literario donde confluyen la tragedia y el dolor, donde padres abusivos se mezclan con drogas, pobreza y todos los tropos posibles de lo que simplemente llamaríamos «vidas miserables». Es poco habitual que haya una descarga de alegría o color en esos relatos: un golpe solo será superado por otro mayor, generando una carga negativa, a veces insoportable. Las ficciones se han apropiado de este género porque sabemos que el dolor es carne tentadora para cualquier guionista.

La nueva miniserie de HBO, I Know This Much Is True (La Innegable Verdad), tranquilamente podría entrar en esa categoría. La fuerza del drama es abrumadora y a cada minuto su intensidad te consume con brutales golpes. Ni siquiera llamaría «giros» a lo que ofrecen, pues son directamente puñetazos al estómago del espectador, uno tras otro, hasta dejarte sin aire ante el cúmulo de desdichas de los personajes.

¿Por qué someterse a una experiencia semejante, más cuando la realidad nos ofrece uno de los panoramas más angustiantes de la historia? Este género suele premiar la inversión de nuestro tiempo con un ápice de esperanza, al menos al final. ¿Eso alcanza?

Sé que esto es cierto

i know this much is true

Mark Ruffalo interpreta a dos hermanos gemelos, Dominick y Thomas Birdsey. El primero es el adulto responsable ante los actos de su hermano esquizofrénico paranoico. Para Dominick no es simple la tarea que ha recibido casi sin pedirla, a causa de una madre sumisa y un padrastro violento. Él arrastra sus propios problemas que van desde la ira a la pérdida de un hijo, cargando con culpas y demonios internos que salen a la superficie destrozando a quienes lo rodean.

A lo largo de los 6 episodios, de una hora cada uno, se nos guiará hacia la innegable verdad del título, atravesando la historia de una familia que incluye maldiciones, agresiones y secretos, palabras no dichas, sufrimientos que se acumulan año tras año, generación tras generación, hasta explotar en un Dominick que ya no puede sostener tanta tensión sobre sus espaldas.

El relato oscuro desde el primer minuto no hace más que continuar arrojando sombras sobre cada personaje, consumiéndolos ante nuestros ojos, sumando tragedias y hundiéndolos en la miseria hasta casi quitarles la respiración.

No es fácil soportar tamaño recorrido y por momentos la sensación de ¡bueno, basta! quizás nos haga caer en la tentación de abandonarla pues para dramas hoy basta mirar un noticiero. Pero la fuerza de un relato construido milimétricamente, donde a cada capítulo iremos resignificando lo que vemos, comprobando (o no) lo que sospechamos, ayuda a seguir el recorrido de esta saga familiar de personas destinadas a sufrir, guardando la esperanza de que al final se arroje algo de luz sobre ellos.

El sello Derek Cianfrance

la innegabe verdad hbo review i know this much is true

Deberíamos haber sospechado que esto no sería un camino placentero al conocer que la serie es escrita y dirigida por Derek Cianfrance, quien ya supo devastarnos con su sombría Blue Valentine en 2010. Basándose en la novela homónima de Wally Lamb, Cianfrance juega nuevamente con nuestros sentimientos, buscando la identificación constante con alguno de los miles de traumas presentados, emprendiendo el viaje al alma perturbada de los protagonistas, pero también explorando el pueblo donde habitan, que puede ser cualquier pueblo, y viajando hasta los orígenes del linaje. Jugando con la idea de que los pecados de los padres serán la perdición de los hijos.

Es difícil recomendar una serie tan melancólica, donde casi no existen momentos de felicidad. Dependerá de la tolerancia al drama y al dolor de cada uno el poder seguir presenciando el cúmulo de horribles eventos que forman y destruyen a los personajes.

Ruffalo vale por sí mismo para soportar tamaña experiencia. Su doble rol lo desempeña con matices y solvencia, marcando diferencias entre esos dos hermanos y a la vez creando un lazo que se respira. La destrucción episodio a episodio no es solo física, sino que el agobio y la transformación por el peso insostenible se hace notorio hasta en su mirada. Los jóvenes que interpretan a Dominick y Thomas en otros períodos (los niños Donnie y Rocco Masihi, más el joven Philip Ettinger también en doble rol para la etapa adolescente) asombran por la conexión que logran.

Melissa Leo, Rosie O’Donnell, Archie Panjabi, Imogen Poots, John Procaccino, Michael Greyeyes, Kathryn Hahn, Rob Huebel, Marcello Fonte y Juliette Lewis acompañan y se lucen con reducidas, pero no por eso menos potentes participaciones. El conjunto en sí, sumando al igualmente lúgubre trabajo visual, es un lujo televisivo de esos que, al parecer, solo puede darse HBO.

¿Vale tanto sufrimiento?

mark ruffalo I Know This Much Is True crítica hbo i know this much is true

Claro que esto es totalmente subjetivo y cada uno sabrá cuánta tortura es capaz de tolerar. Para quienes no aguanten el visionado completo y se bajen antes de llegar al desenlace, seguramente quedarán con la idea de «misery porn» o «pornografía del sufrimiento», pues solo quienes aguanten estoicamente hasta el minuto final podrán comprender a este relato como una fábula del padecimiento necesario para la redención, del reconstruir sobre lo antes destruido y sobre entender al perdón como única forma de alcanzar el amor.

Dominick debería encabezar una lista de los personajes más sufridos de la TV, peleando el primer lugar con el Daniel Holden (Aden Young) de Rectify, el Joseph (Stephen Graham) de The Virtues o la June Osborne (Elisabeth Moss) de The Handmaid´s Tale. No por nada, todas series que han sido señaladas por el concepto de tortura, del abuso psicológico y del dolor extremo, como recursos para mantener la atención de su morbosa audiencia. Demasiado drama.

En realidad, lo de «misery porn» hoy es un término hasta injusto, cuando prender un informativo deja a la ficción más descarnada convertida en un bebé de pecho, y considerar «monstruos» a quienes siguen fervientemente estos relatos suena a un poco descabellado.

Deberemos saber cuán preparados estamos para sobrellevar o si es momento para exponernos a una historia semejante, más con la advertencia de que estos dramas suelen apuntar a materializar las propias experiencias traumáticas del espectador a modo de espejo, entrando en un terreno resbaladizo con temáticas como el abuso o el suicidio para los cuales los especialistas de la salud mental tendrán respuestas más claras que este humilde redactor.

En su cúmulo de desesperanzas, I Know This Much Is True nos pone a prueba al mismo tiempo que lo hace con su protagonista, pues Dominick, como nosotros, deberá soportar las desdichas que van de accidentes a pérdidas irrecuperables, y continuar luchando sin ceder, conteniéndose, tragándose su ira en afán de estar para quienes lo necesitan. Abnegado, sufrido, roto, pero estoico ante las adversidades.

Sí, es de esas producciones que parecen diagramadas para ganar premios y satisfacer a la crítica, cumpliendo a rajatabla ítems de los «dramas de prestigio», pero también, tras ese cuestionable artificio, subyace una obra de autor que no van a presenciar todos los días ante una avalancha de ofertas cada vez más baratas y preocupadas por caerles bien a la mayoría. I Know This Much Is True hace de la incomodidad su valor más preciado, y se agradece.

Disponible completa en HBO GO


i know this much is true
La innegable verdad (2020)
60 min|Drama|10 May 2020
8.2Sinopsis: 8.2 / 10 from 6,279 users
Relata la problemática relación de Dominick Birdsey con Thomas, su hermano gemelo esquizofrénico y sus esfuerzos por sacarle del centro donde está internado.
i know this much is true
I Know This Much Is True y la pornografía del sufrimiento (REVIEW)
Conclusión
La tragedia atrapa desde que la ficción es ficción, y I Know This Much Is True es un coctel de desolación y tristeza en donde hasta el concepto de "golpe bajo" pierde sentido por contexto. Un Mark Ruffalo desbordando talento, apareciendo en casi en todas las escenas (y hasta presente sin estar en cámara con su apagado relato en off), es razón suficiente para exponerse a tal agria aventura sobre la autodestrucción y el peso del legado.
Nota de lectores7 Votos
100
80
Total
3 Comentarios

3 Comments

  1. Nora Musetti Quilis

    22/06/2020 en 23:18

    Esa serie me pareció una maravilla, lloré cada capítulo, pero es excelente.

  2. Pingback: Las 15 mejores series nuevas de 2020 (hasta ahora)

  3. Pingback: Ganadores Emmys 2020: LISTADO COMPLETO

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba