Conectate con nosotros

Alta Peli

Críticas

Lapsis (REVIEW)

Una nueva tecnología, un nuevo trabajo.

Lapsis, el nuevo trabajo y la muerte de internet. Crítica a continuación

En un futuro cercano donde internet está siendo reemplazada por tecnología cuántica, Ray (Dean Imperial) lucha diariamente para conseguir el dinero necesario para cuidar la salud de su hermano Jamie, quien padece una extraña enfermedad crónica .

Para poder pagar la costosa clínica donde podrían curar a Jamie (Babe Howard), se ve tentado a aceptar la oferta de convertirse en cableador entre módulos cuánticos. Es una nueva actividad que nadie entiende del todo, pero que promete buena rentabilidad por simplemente caminar por el monte arrastrando un carro, siguiendo las órdenes de su “medallón”, un aparato que registra sus actividades.

Como si fuera un videojuego, además de pagarles, el sistema premia con puntos a los usuarios según la extensión y dificultad de las rutas que van completando, lo que a su vez les permite desbloquear rutas más difíciles y mejor pagas.

A Ray le lleva apenas unos pocos recorridos descubrir que su medallón no es nuevo como debería, sino que tiene muchos puntos acumulados que le permiten acceder a mejores rutas que a otra gente. Eso ya de por sí le hace ganar algunas miradas desconfiadas de los cableadores más experimentados, pero es cuando escuchan que su nombre de usuario es Lapsis Beeftech que todos comienzan a esquivarlo como a la peste.

Aunque lo que más le importa es conseguir dinero para su hermano, Ray no puede evitar sentir intriga sobre el hombre de quien heredó el medallón y comienza a indagar entre sus compañeros buscando respuestas al misterio de por qué es tan odiado.

El regreso del infame cableador Lapsis Beeftech

Todo el simbolismo que propone Lapsis es de trazo bastante grueso, pero lo plantea regulando bien la información que nos entrega y genera suficiente intriga como para mantener entretenida una trama que, en esencia, no tiene mayores complejidades. Compartimos la ignorancia de Ray y vamos descubriendo este nuevo mundo junto con él, mientras realiza una tarea que no entiende para qué sirve, compitiendo no solo con otros cableadores sino también con unos pequeños robots que con cada nueva mejora tienen más herramientas para reemplazarlos y dejarlos sin trabajo. 

Lamentablemente, esto se deshilacha durante los últimos minutos de la película, por lo que una vez que revela su lógica interna se queda sin mucho más para seguir y cierra la trama de forma un tanto apresurada.

El contenido más interesante de Lapsis corre en paralelo al conflicto principal, con una crítica nada sutil al flexibilizado mercado laboral actual donde cada trabajador recibe una aparente libertad que premia su esfuerzo, pero que en realidad lo deja muy vulnerable en cuanto algo no sale como se espera. Cada charla que Ray tiene con algún compañero le ofrece un nuevo dato que va cambiando su perspectiva sobre lo que hacen, en general a un ritmo demasiado acelerado como para resultar del todo verosímil. 

Uno de los puntos destacables es que a diferencia de otras películas de ciencia ficción de bajo presupuesto, las cuales se quedan a mitad de camino por depender de efectos que llegado el momento de la verdad no pueden materializar, claramente el director y guionista Noah Hutton diseñó desde un principio toda la propuesta de Lapsis consciente de los pocos recursos con los que va a disponer. Por eso es que, como en muchas de las mejores historias del género, en Lapsis la ciencia ficción es una herramienta más que un fin en sí mismo; no necesita de ejércitos de robots ni paisajes en un CGI dudoso para contar lo que pretende ni para hacerlo de forma entretenida.

lapsis
Lapsis (REVIEW)
Conclusión
Con pocos recursos bien explotados, Lapsis es un drama de ciencia ficción efectivo que ofrece una buena cuota de misterio.
Nota de lectores0 Votos
0
80
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil