Conectate con nosotros

Alta Peli

Pienso en el Final (REVIEW)

Críticas

Pienso en el Final (REVIEW)

Pienso en el Final: Un complejo desafío narrativo que no pasará indiferente. Crítica, a continuación.

Pienso en el Final es la traducción elegida por Netflix para dar a conocer la nueva película como director del consagrado Charlie Kaufman. En esa traducción hay algo que se pierde y es el doble sentido implícito en el titulo original: I’m Thinking of Ending Things o “estoy pensando en terminar las cosas”, da a entender una ambigüedad, un doble juego que plantea el film entre la ruptura amorosa y el suicidio.

Pienso en el Final… y en la introducción… y en el desarrollo…

Uno no puede evitar notar que cada plano y cada corte de montaje sirven a una línea de dialogo especifica. Sonará a obviedad, pero luego uno se plantea ¿cuántos ángulos de cámara se pueden sacar de una conversación en un auto? Puede sacarse la conclusión de que se armó una lista minuciosa y pensada de los mismos (de frente con los dos, de frente con cada uno, de costado con cada uno, en angulación alta, desde el asiento de atrás) y con esos elementos plantear cuál angulación dota de mayor sentido psicológico a las líneas de dialogo que intercambian los personajes.

Pienso en el Final juega con el punto de vista narrativo, o bien manipula nuestra creencia de quién nos está contando la historia y desde qué punto en el tiempo lo está haciendo. Kaufman suelta progresivamente las pistas a lo largo del metraje, ya sea en forma de una subtrama o plantando una confusión en el espectador sobre dónde está parado o lo que cree conocer sobre los personajes.

Es esa confusión de la que se vale Kaufman para empezar a virar hacia otro punto de vista narrativo, uno aún ambiguo pero que lentamente deja paso a la claridad.

Idealización, frustración, depresión, arrepentimiento y el temor al paso del tiempo son los temas en los que se mueve Pienso en el Final. Sin embargo, y muy a contrapelo de lo que se estila habitualmente en la narración cinematográfica (por lo menos la Hollywoodense), estos temas no se plantean al principio, sino que comienzan a develarse y a ser más claros conforme cambia el punto de vista narrativo.

Un claro ejemplo de cómo se nos revela el concepto de la idealización es en la historia paralela de un encargado de escuela. Al principio parece ser una alternancia que no tiene mucho sentido, hasta que este ve una comedia romántica con dos personajes demasiado parecidos a los de la historia principal.

Se podría decir que eso es un ataque de Kaufman a un género que (por divertido que lo encontremos algunos) no pocas veces ha sido nuestra referencia de conquista romántica en la vida real, y por lo tanto nos hace idealizar ciertas cuestiones que son mucho más complejas de lo que puede proveer la más nutrida imaginación de un guionista.

A esta crítica se le dificulta llamar a eso «ataque», más precisamente porque la obra de Kaufman en general tiene personajes que idealizan su mundo y sus romances, sin criticar explícitamente los clichés de un género preexistente (a pesar de que lo hace concretamente en el desenlace de El Ladrón de Orquídeas).

Cualquier otra película habría revelado la realidad de la situación de los personajes diciéndola en el dialogo. En Pienso en el Final Kaufman introduce una pista muy concreta en la forma de la cultura que posee uno de los personajes. Desde luego, si uno no conoce a dichos referentes culturales el giro se pierde, siendo comprensible que algún espectador se quede afuera e incluso etiqueten a la película peyorativamente. Aunque pueda saludarse la inteligencia de Kaufman para huirle al lugar común, esta crítica debe darle la razón a ese espectador en particular.

Pienso en el Final (REVIEW)
Conclusión
Quien esto escribe debe ser realista: por mucho entusiasmo que genere el pensar y analizar cada capa del subtexto de Pienso en el Final, hay que aceptar que algunos la verán aburrida y otros la considerarán de una extrema pedantería. Sin embargo, incluso con la fuerte vehemencia de sus detractores, la película no pasa desapercibida. Se la elogia, se la ataca, se la debate. Pienso en el Final no termina con su visionado, y en un panorama cinematográfico que cada vez apuesta más a lo seguro, eso es una victoria para Kaufman.
Nota de lectores2 Votos
82
80
Total
1 comentario

1 comentario

  1. lucianosivori

    Luciano Sivori

    09/09/2020 en 13:09

    ¡Gran reseña! En general estoy de tu lado en ésta, incluso entendiendo que el 90% de los espectadores debe haberla abandonado a los primeros 20 minutos.
    Disfruté bastante de esta producción que, sin ser perfecta, brinda muchísima tela para cortar y trae unas cuántas cosas creativas a la mesa. Quienes tengan la paciencia y logren identificarse con la propuesta, seguramente la van a considerar de lo mejor del año.

Deja un comentario

Más en Críticas

Arriba
Salir de la versión móvil