Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Apuesta Maestra

Críticas

REVIEW: Apuesta Maestra

Un recorrido de intenciones dinámicas pero de resultados reptantes.

Aaron Sorkin es uno de los nombres más consagrados de la ficción. Basta mencionar sus créditos: Cuestión de Honor, Mi Querido Presidente, Red Social, Steve Jobs, y desde luego las series The West Wing y The Newsroom. Tomando en consideración su formación como hombre de teatro (Cuestión de Honor adapta una obra teatral de su autoría) y ser uno de los precursores del recurso de puesta en escena llamado “Walk and Talk” (dos personajes hablando seguidos por una steadicam), sorprende que su debut en la dirección haya tomado tanto tiempo.

Apuesta Maestra, aunque no se aleja del molde “basado en hechos reales” de sus labores más consagradas, si es su prueba de fuego en el terreno de la dirección, donde debe decirse tiene tanto aciertos como errores en un modesto balance.

Poker Face

Apuesta Maestra cuenta la historia de Molly Bloom, una esquiadora olímpica que ve frustrados sus sueños de gloria al tener un accidente poco antes de alcanzar el título. La señorita decide irse de su Colorado natal (lejos de su estricto padre) para empezar de nuevo en Los Ángeles. Una vez allí, consigue trabajo como asistente de un inversionista de poca monta. Entre sus muchas responsabilidades está la de agendar a los participantes de un juego de Poker de alto nivel, donde participan figuras clave de la farándula. Las cosas se complicarán cuando Molly empiece a entender mejor las reglas del juego, arme su propio lugar, y empiece a flirtear con el límite de lo legal en cada partida.

La narración en Apuesta Maestra empieza con un ritmo veloz y claro en sus ideas, pero llegada la segunda mitad el ritmo se ralenta y pierde esa claridad. Aunque sabe cómo meter al espectador de lleno en su conflicto principal y hace intentos notables para que este no se pierda de vista, le resulta complicado la conexión emocional con la protagonista. Esto se debe a que la narración dedica gran parte de su tiempo en establecer los tecnicismos del póker, a un extremo tal que cuando llega el momento de trabajar en lo más emocional de las escenas, se nota que están trabajando con la poca energía que les quedó después de desarrollar el intenso juego de cartas.

Este detalle es el que le impide levantar vuelo a dos cuestiones importantes que parecían ser carne central del relato: la relación de la protagonista con su padre y la razón por la cual ella no delata a los jugadores. Ambos terminan siendo más el flojo atado de dos cabos sueltos, que dos tramas adecuadamente trabajadas.

En materia dirección, Aaron Sorkin se luce como director de actores y tiene una idea muy clara de la puesta en escena. No obstante, un guion tan explicativo trae sus consecuencias en el montaje: de los 140 minutos de película sobran por lo menos 20, y la mayoría son de explicaciones que si bien denotan un alto nivel de investigación (y por ende de realismo) acaban por poner en el límite tanto a la atención como a la paciencia del espectador.

En lo actoral tenemos a una Jessica Chastain tan carismática como sobria, acompañada muy dignamente por un Idris Elba que apoya y desafía. Pero quien destaca es Kevin Costner: si bien otorga una interpretación parca como el padre de la protagonista, sabe cuándo ceder a los matices de gris que le permiten ir más allá del arquetipo de “soy duro con vos porque te quiero”.


Molly's game (2017)
140 min|Biography, Crime, Drama|05 Jan 2018
7.4Sinopsis: 7.4 / 10 from 150,974 users
Se centra en la vida de Molly Bloom, una esquiadora de talla mundial que llegó a ser millonaria antes de los 21 años. Tras perderse los Juegos Olímpicos, Molly se trasladó a vivir a Los Ángeles, donde incluso trabajó de camarera. Gracias a su inteligencia y sus dotes empresariales, la joven acabó ganando millones de dólares en el mundo del póker antes de que el FBI la investigara.
apuesta maestra
Conclusión
Aunque decente en el apartado actoral, Apuesta Maestra queda un poco a mitad de camino, principalmente por la dificultad de sostener una primera mitad muy dinámica. Aunque el conflicto nunca es perdido de vista y entiende (y aplica) la necesidad de una resolución clara, el saldo final es inevitablemente tedioso.
Nota de lectores1 Vota
77
60
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil