Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Bad CGI Sharks

Críticas

REVIEW: Bad CGI Sharks

Escrita y dirigida por sus tres protagonistas, y con muy pocos recursos, Bad CGI Sharks es una comedia absurda y autoconsciente con mejores intenciones que resultados.

Crítica realizada durante el 20º Buenos Aires Rojo Sangre (BARS 2019)

Juegos de Chicos

Bad CGI SharksJason y Matthew (Jason y Matthew Ellsworth) pasaron su infancia soñando con hacer sus propias películas, especialmente una sobre tiburones, sus monstruos reales preferidos. Pero cuando su padre detectó que Jason estaba destinado a perder el rumbo, lo separó de su hermano menor con la esperanza de estar a tiempo de evitar que también se descarrile.

Décadas más tarde, el hermano “decente” se gana la vida trabajando del otro lado del país en una productora de poca monta dedicada al cine exploitation. Lleva una vida ordenada, pero todo implosiona con una simple llamada telefónica de su madre que le informa que su hermano está en camino a Los Ángeles para vivir por tiempo indefinido con él.

Jason es todo lo contrario, de pocas luces y atascado en el momento en que fue separado de su hermano. Su único plan de vida es aferrarse al sueño de producir junto a Matthew aquella película sobre tiburones pasando del agua a la tierra que empezaron a escribir juntos cuando eran niños. No hace nada para lograrlo, pero está convencido de que algún día todo se va a resolver solo.

Esto hubiera quedado en la nada sin la intromisión de Bernardo (Matteo Molinari), un extraño personaje que se presenta como musa de artistas, que tiene la habilidad de volver realidad sus historias para que puedan desarrollarlas mejor por haberlas vivido.

Con un golpe de su claqueta mágica, aquellas ideas infantiles garabateadas en un viejo cuaderno cobran vida y comienzan a atacar a la gente del barrio en la forma de un tiburón insaciable que nada por el aire a pocos centímetros del suelo. Por supuesto, con un CGI cuestionable, como debe ser.

Bad CGI Sharks

Aunque solo el personaje de Bernardo rompe abiertamente la cuarta pared y habla al público más que a los otros personajes, todo en Bad CGI Sharks juega con la autoconsciencia y la parodia de saberse una película absurda de muy bajo presupuesto, con un guion lleno de agujeros y protagonizada por gente que apenas puede actuar. No lo digo yo prejuzgando, alcanza con leer los créditos para ver que ellos mismos de burlan de eso.

No es su preocupación. No pretenden contar nada complejo ni hacer una crítica social: solo quieren divertir a su público y a sí mismos con una película que se burla del fenómeno Shark Exploitation, a la vez que forma parte de él. Aunque habla un poco sobre la necesidad de crear y de cómo el sistema de producción lo estorba, nada tiene mucho sentido en la trama o los personajes, y es muy probable que la mayoría de lo que sucede en cámara solo está ahí porque les pareció divertido ponerlo.

Pero no todo es igual de efectivo. El chiste de las líneas de dialogo rígidas declamadas por gente a los gritos y una calidad de imagen de celular pueden alcanzar para un cortometraje, obligando a recurrir al relleno o a estirar escenas que no valen la pena, quitándole parte de esa frescura o buenas intenciones que Bad CGI Sharks tiene desde la premisa.


Bad CGI Sharks (2019)
93 min|Adventure, Comedy, Horror|03 Aug 2019
6.0Sinopsis: 6.0 / 10 from 6 users
Two estranged brothers are brought back together when a script they're writing comes to life and sends a poorly rendered digital shark to hunt them down in this meta take on the sharksploitation genre.

REVIEW: Bad CGI Sharks
Nota de lectores1 Vota100
65
Total
Conclusión
Aunque tiene algunas ideas interesantes, se agotan rápido y la parodia va perdiendo la gracia con el paso de los minutos.
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba