Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Beasts of no Nation

REVIEW: Beasts of no Nation

Después de varias series exitosas, Netflix incursiona con su primer largometraje de la mano de Cary Fukunaga, conocido por su trabajo en True Detective y ahora encargado de adaptar para la pantalla el libro del mismo nombre, convirtiéndose en el director, guionista y fotógrafo del proyecto que retrata la guerra civil africana.

Mientras haya hombres, habra guerra

Beasts of no Nation“Esto no es un programa de televisión” es lo primero que declara la película con un juego de imágenes bastante elocuente, para que nadie olvide que lo que estamos viendo podrá ser una ficción para las cámaras, pero para miles continúa siendo la vida real. Esta guerra civil en un indistinto país africano no tiene nada de épica ni sus protagonistas son héroes de ninguna clase; aquí la muerte tiene tan poca gloria como sentido y el único premio es sobrevivir otro día para hundirse un poco más en el barro.

Cuando se convierte en nuestro narrador, Agu todavía es un niño alegre que través de su mirada inocente nos presenta a su familia y nos comparte su tranquila vida diaria, un tanto ajeno a la preocupación de los adultos por lo que está por venir. Cuando por fin la guerra llega a su puerta, tenemos tan poca información cómo él sobre lo que está sucediendo. Los motivos del conflicto son irrelevantes; sólo le importa cómo afectará a su familia y antes de entender lo que sucede se encontrará solo e indefenso en medio de la jungla hasta ser capturado por un batallón rebelde al que se verá forzado a unirse para sobrevivir.

Dios ya no está escuchando, mamá

La historia de Agu no tiene un conflicto concreto a superar sino que es la continuidad de sucesos que lo transformarán en un soldado endurecido de mirada vacía que de niño, solo guarda el envase. Abraham Attah sale airoso de una tarea que seguramente sería un desafío incluso para actores más experimentados, interactuando de cerca con Idris Elba (Luther, Thor), quien con una imagen paterna casi mesiánica empuja a sus jóvenes soldados a cometer con incuestionada obediencia las mismas atrocidades que dice combatir. Atrocidades que veremos retratadas con gran crudeza aunque muchas veces en acciones parcialmente fuera de campo, evitando que la sangre opaque a la verdadera violencia más angustiante y profunda, que rodea permanentemente a Agu.

Aunque toca algunos temas similares a Diamantes de Sangre (2006), en este caso las motivaciones del protagonista no parecen ir mucho más lejos que la supervivencia y eso deja la sensación de que el guión tiene más para denunciar que para contar. Es en esos momentos en que la historia decae cuando la imagen interviene para sostener el interés con la dificilísima misión de mostrar con belleza los horrores de la guerra, explotando varios planos secuencia repletos de extras sincronizados o escenas nocturnas donde sólo hay luz donde hay algo para ver. Para eso se apoya en una interesante y compleja propuesta de diseño de arte, que ayuda a transmitir el constante estado de necesidad que acarrea la vida en la jungla. Mientras que el atuendo de Agu va agregando elementos que acompañan cada escalón que desciende en su transformación, todo personaje relevante recibe algún detalle de vestuario que ayuda a individualizarlo del conjunto de extras.


Beasts of No Nation (2015)
137 min|Drama, War|16 Oct 2015
7.8Sinopsis: 7.8 / 10 from 65,630 users
Drama basado en las experiencias de Agu, un niño soldado de un país africano que, tras cerrar la escuela y ser sacado de su aldea y golpeado casi hasta la muerte, se vio obligado a participar en una guerra civil empuñando un arma y combatiendo a sus compatriotas.

Nota de lectores1 Vota79
75
Total
Conclusión
Con actuaciones destacables pero un guión que por momentos parece indefinido, Beasts of no Nation es un bastante digno primer experimento que pierde parte de su atractivo por no poder disfrutar en cines de las imágenes que expresan todo lo que difícilmente pueda hacerse con palabras. Suele afirmarse que Netflix no apunta al consumo masivo o casual sino que impulsa productos para un público más exigente y menos convencional, pero la realidad está probando que ese mercado no es tan acotado como parecía, con mucha gente que elige ver esta clase de productos que no los subestima. A medio camino entre el cine y la televisión, con cada propuesta parece estar refinando el plan de unir lo mejor de ambos formatos.
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba