fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Big Eyes big eyes

Críticas

REVIEW: Big Eyes

Tim Burton se aleja de sus mundos mágicos y nos trae una historia con mucha personalidad y cinismo.

Pintando por un sueño

Margaret es una mujer que intenta rehacer su vida en los difíciles años 50, década donde los derechos de las mujeres estaban muy por debajo del de los hombres. Pintora aficionada ella, un día conoce a Walter, otro pintor amateur. Así es como rápidamente forman pareja, mientras los cuadros de Margaret empiezan a llamar la atención de la gente. El problema surge cuando Walter, ante la falta de talento propio y su gran habilidad para los negocios, no dudará en tomar el crédito de su esposa.

Pintor de brocha gorda

crítica de Big Eyes big eyesTodos sabemos que Tim Burton viene en caída libre, y somos varios con la opinión que sus ultimas películas fueron una repetición casi exacta de una formula ya gastada y acabada. Por eso es que sorprendió tanto verlo dirigir este film fuera de su mundo de fantasía y sin sus actores fetiche. Y aunque terminó ejerciendo como director, inicialmente solo iba a ser productor del proyecto, pero fue lo mejor que le pudo haber pasado.

El hecho de hacer un film tan drásticamente distinto a lo que venia haciendo y con los que nos venía aburriendo, es todo un punto a favor. Así como Ed Wood -para mí su mejor película por lejos- se desprende del resto de su filmografía por ser totalmente realista, esta película va a hacerle compañía porque sucede exactamente lo mismo. Si bien siempre notamos ese aire a cuentito que tienen sus films, olvídense de ver cosas grotescas, góticas, Depp o Bohan Carter.

Es más, uno de los grandes aciertos de este proyecto y uno de sus puntos más fuertes, es el duo protagónico. Amy Adams es una actriz muy dúctil y es raro verla actuando mal, haciendo el papel que haga. Además que al ser inmortal -muchachos, tiene 41 años y parece de diez menos- tiene una apariencia anacrónica que le permite hacer personajes de un rango de edad bastante amplio. Pero quien de verdad se lleva todos los aplausos es Christoph Waltz.

Todos sabemos que es un enorme actor, pero salvo cuando trabaja con Tarantino, suele hacer papeles bastante flojos que uno se pregunta cómo es que aceptó, o si habrá leído el guion antes de ir a filmar. Burton tomó nota de donde mejor rinde el actor austriaco y supo darle un personaje cínico y manipulador. Y Waltz recompensó al director con una actuación que incluso en más de una oportunidad le robará una risa al espectador. De hecho, si lo hubieran nominado en los Oscar a Mejor Actor de Reparto, hubiera sido justo.

Conclusión

Big Eyes es, por lejos, una de las películas mejor logradas de Tim Burton en los últimos años. Si bien para sus fanáticos más acérrimos puede llegar a decepcionar porque no está presente su mundo oscuro y criaturas habituales, para el público en general es un soplo de aire fresco en su filmografía. Es un film basado en una historia real, con una trama sutilmente desarrollada y personajes carismáticos, donde todo funciona bien y nos dejamos llevar por el relato. Ahora solo falta cruzar los dedos para que el director haya tomado nota de lo que acaba de lograr, y que siga por este camino en su próximo film del elefante volador.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: La secuela de Beetlejuice: Winonna Ryder confirmó el rodaje

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba