Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Bloodline Temporada 2

Críticas

REVIEW: Bloodline Temporada 2

El intenso drama (más bien DRAMON) familiar de Netflix está de regreso y aunque resulte difícil creerlo -teniendo en cuenta todos los sucesos acontecidos durante la primer temporada- las cosas se ponen todavía peor.

¡Los Rayburn están malditos!

En mi opinión, la primer temporada de Bloodline entra en el podio de los mejores dramas televisivos del año pasado. Con una ejecución precisa y original, interpretaciones descomunales y un guion redondito; se nos contó la historia de los Rayburn, una familia que aparenta ser perfecta pero que en realidad esconde algunos secretitos.

poster bloodline temporada2La fachada de perfección se empieza a caer cuando el hermano mayor, Danny (un espectacular Ben Mendelsohn), quien goza de fama de «oveja negra», regresa a los paradisíacos cayos de Florida donde creció, con ganas de reincorporarse a su «hermosa» familia. Sin embargo, a pesar del tremendo cliffhanger del último capitulo de la primera parte, tenía mis dudas acerca de la necesidad de seguir desarrollando la historia otra temporada más. Si bien el conflicto presentado en el ultimo minuto era sumamente explotable, las probabilidades de arruinar lo excelentemente construido hasta el momento, para mi, eran muchas; sumado al hecho de que hubiera sido una muy buena conclusión a la truculenta historia.

Aconsejo a todo aquel que no haya disfrutado la primera temporada que deje de leer ahora (ya que los Spoilers son inevitables para introducir el argumento de la segunda) y vaya a ponerse al día.

Todo queda en familia

Esta segunda temporada retoma justo donde concluyó la primera. Luego de que no se les haya ocurrido mejor solución que matar al conflictivo Danny para evitar la avalancha de problemas que se les venia encima, los hermanitos Rayburn (John, Meg y Kevin) reciben una pequeña sorpresa. Justo cuando pensaron que los dolores de cabeza se habían terminado y cada uno estaba mas o menos organizando su vida, aparece un nuevo integrante del clan Rayburn del cual todos ignoraban su existencia. Este es Nolan (Owen Teague), hijo del recientemente difunto Danny, quien decide irrumpir en la armonía familiar para conseguir respuestas acerca de la muerte de su padre.

Pero el primogénito de Danny no viene solo. Lo acompaña su madre, Evangeline (Andrea Riseborough), y su peligrosa e impredecible pareja Ozzy (John Leguizamo). Todos ellos, en mayor o menor medida, cargan con un fuerte resentimiento hacia la familia Rayburn, y podríamos decir que buscan hacerlos pagar (simbólica y literalmente) por todo el sufrimiento que le causaron a Danny durante su vida y por no haber querido reconocer a su hijo.

critica de bloodline temporada 2

Si bien la sola presencia de Nolan es suficiente para perturbar la conciencia de los hermanos Rayburn, no sera lo único con lo que tendrán que lidiar. La muerte de Danny, lejos de sepultar los problemas, los elevo a la décima potencia. Antes de morir se encargó de dejar asentado en un casette todos los delitos que sus «intachables» hermanos habían cometido al intentar corregir sus pasos, y se lo entrego al que, después de su muerte, se convertiría en el principal sospechoso del homicidio. De esta manera, el chivo expiatorio que -en teoría- automáticamente tenia que ser culpado por la muerte de Danny (debido a su historial delictivo y su conflictiva relación con el) y así eliminar por completo cualquier posibilidad de vincular a John Rayburn con el hecho, tiene en su poder evidencia para acabar con la carrera de este y sus hermanos. Esto llevará obviamente a una serie de peligrosas extorsiones.  Por otro lado, Eric O´Bannon, (el fiel amigo de Danny) esconde información valiosa sobre el trágico hecho y cada capitulo es un «tic» de la bomba de tiempo en la que se convirtió y que si llega explotar podría revelar al verdadero asesino. Por su parte, Ozzy busca sacar ventaja de la situación también extorsionando y provocando a los perturbados hermanos, utilizando información personal que logró recaudar durante su relación de amistad con Danny.

Bloodline Temporada 2: La gente muere, los secretos no

bloodline serie

Si bien hay varios personajes nuevos que intentarán poner en jaque a los hermanitos Rayburn, el principal conflicto es el que se presenta en el interior de cada uno de ellos. La culpa los carcome. El recuerdo de Danny los atormenta y no les da respiro, saboteando todo intento de vivir una vida «normal», volviéndolos frágiles e inestables. Esta inestabilidad y fragilidad emocional hará que les sea sumamente difícil mantener las mentiras, comprometerá el oscuro pacto que rodea el trágico hecho. Cada uno, a su manera, pondrá en riesgo la fachada que construyeron para evitar ser descubiertos.

El principal motivo de mis dudas acerca de esta segunda temporada era el hecho de que había muerto el personaje más interesante y sobre el cual recaía toda la historia. A pesar que sabíamos iba a volver, ya sea como alucinación o en distintos flashbacks (donde vuelve a demostrar sus cualidades actorales), ya no sería lo mismo. La aparición del hijo de Danny implicaba un reto muy importante para quien debiera interpretarlo, ya que la actuación de Mendelsohn había sido sumamente poderosa: sin embargo el resultado es más que digno. Por un lado, el personaje de Nolan no irrumpe en la historia para sencillamente ocupar el rol de Danny; esta construido con compromiso. Tiene sus propios conflictos y dilemas que lo dotan de identidad propia más allá de la relación con su padre. En relación a esto podríamos decir que el lugar de Danny en la historia ahora lo ocupan los distintos personajes que provocan e intentan poner en jaque el resto de los Rayburns. Por el lado actoral, la interpretación de Owen Teague es muy convincente. Es increíble lo bien que logró imitar la postura y los gestos de Mendelsohn, dándonos la sensación de que tranquilamente podrían ser padre e hijo.

Mención especial para el trio de hermanos ficticios conformado por Kyle Chandler (John Rayburn), Linda Cardellini (Meg Rayburn) y Norbert Leo Butz (Kevin Rayburn). En la temporada anterior sus trabajos ya habían sido dignos de aplausos: en esta ocasión la historia les exigía mas intensidad y lograron cumplir con creces. Sin embargo me siento obligado a destacar de entre ellos tres al señor Chandler, quien (al igual que su personaje) se carga la serie al hombro y se come la pantalla en cada escena que protagoniza. Hay varios momentos donde su interpretación es sublime.

La dirección, de la cual se hicieron cargo varios especialistas en la materia como Ed Bianchi (The wire) y Adam Bernstein (Breaking Bad), logra crear una atmósfera increíblemente agobiante. La decisión de utilizar planos subjetivos voyeur para retratar la mayoría de los diálogos o las acciones de los personajes, logra transmitirnos la paranoia que envuelve toda la historia.


Bloodline (2015–2017)
60 min|Drama, Thriller|20 Mar 2015
8.0Sinopsis: 8.0 / 10 from 39,720 users
Una familia formada por cuatro hermanos reabre viejas heridas al llegar un quinto hermano considerado la oveja negra de la familia.

Nota de lectores0 Votos0
80
Total
Conclusión
Si bien no logra superar a la primera temporada, podríamos decir que está a la altura. La trama lejos está de cuadrar tan naturalmente como lo hizo en el tramo inicial (hay algunos giros argumentales que pueden ser cuestionados), pero lo hace de manera decente y logra enriquecer lo desarrollado previamente abriendo nuevos sórdidos recovecos para explorar en el futuro. El clima oscuro y paranoide que envuelve todo el relato, sumado a las maravillosas actuaciones, hacen de Bloodline Temporada 2 una intensa experiencia que sin duda vale la pena tener.
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba