Conectate con nosotros
cristiada

Críticas

REVIEW: Cristiada

Grandes tragedias han sacudido a México durante el siglo XX, la mía fue ir a ver esta peli.

Contexto

Entre los años 1926 y 1929 el presidente mexicano, Elías Calles, llevó adelante con fuerza lo que la constitución del ’17 promulgaba que era la «nulidad jurídica de las iglesias, prohibición la participación del clero en política, privación a las iglesias del derecho a poseer bienes raíces e impedía el culto público fuera de los templos». Amigos ateos y agnósticos antes de saludar todos estos puntos -excepto el último- sepa que en esos años se sucedieron matanzas terribles en el país a raíz de estas leyes. La respuesta a estas leyes fue la de una resistencia férrea de norte a sur de aquellos quienes defendían su derecho a la libertad de credo. Primero se dio en forma pacífica para luego pasar a la clandestinidad al declarar una guerra armada contra Calles. Estos hombres y mujeres que lucharon por su libertad se los conoció como Cristeros. -Convengamos en que no fue una medida muy inteligente la de Calles. Es como si quisieran imponer el socialismo en USA… o Argentina-

La película toma como base este contexto para contar la historia de una lucha por la libertad, en este caso de credo. Hasta ahí es atractiva la propuesta siendo que el protagonista -¿Hay protagonista?- es un ateo militar quien decide luchar por los Cristeros.

Le film -long story short-

Las primeras escenas describen la situación con Calles (un mexicano haciendo de mexicano que habla en inglés mexicano frente a sus políticos mexicanos -wtf!), y los religiosos cristianos dando vueltas para ver cómo le hacen para contrarrestar esta situación.

Existen tres personajes centrales, quienes llevan adelante la acción, estos son: el General Gorostieta, Andy García, José, un niño que se reforma y decide luchar por los cristeros al ver como matan a su cura favorito, protagonizado por Peter O’Toole, y Calles, el presidente malo que mata gente porque creen en un hombre invisible que está en el cielo.

Estalla el quilombo y Andy García se une a los Cristeros para organizarlos y derrocar a Calles, a quien conoce de la Revolución Zapatista. Estados Unidos interviene en el diome porque tiene intereses en los yacimientos de petróleo, y bueno, necesitan que sus vecinos del sur se comporten para seguir explotando. Así es que manda a un emisario para que haga entrar en razón a Calles para que cese la matanza. Se encuentran Calles y el Sr. Emisario y este le dice algo así como: «Mirá, Streets, nosotros quisimos parar el consumo de alcohol y nos fue para el traste, así que dejate de jorobar y pará esto, amigate con el Vatican y listo». Pero Calles no quiere entrar en razón y le termina comprando aviones para ganar la guerra.

La revolución Cristera avanza y a Streets se le agotan las ideas, no sabe que hacer. Se encuentra con Gorostieta y le dice: «¿Dale que paremos esto?. Te doy este papelito en el que hacemos las pases y nada de esto pasó, copate, por los viejos tiempos con Emiliano«. Gorostieta, que quiere seguir jugando a la guerra, le dice que no y avanza con su súper ejército de cruzados mexicanos. Lo curioso es que Gorostieta no sabe que Asuntos internos le tendía una trampa y… Perdón, entonces después pasa algo así como que al pibe, José, lo raptan los del otro bando y le dicen que si renuncia a Cristo Rey lo dejan ir, el pibe se niega, que sí, que no, el chafirete, long story short, lo matan. Andy García se quiere matar porque era como un hijo para él y después lo terminan matando a él en un episodio confuso: El tipo sale al descampado y le dispara a dos flacos que están a varios metros, fundido a blanco. Mi cara luego fue esto. Algo pasa en el medio y resulta que la libertad de credo retorna a Villa México.

No describe con acierto los sexos, los dos sexos, el éxodo, de dicho pueblo

La peli dura algo así como dos horitas veinte. Lo cual está genial si se trata de DKR, ponele, para no ponernos exquisitos. Pero, y cómo me pasó el pero por encima, Cristiada no tiene  una línea clara de la que te puedas agarrar. De repente pasa tal cosa y de repente tal otra y así estamos. Personajes que aparecen dos tres veces en la peli a los que se les busca dar una preponderancia mayor pero por peso propio no tienen. El guión y el montaje hacen que se te fría el cerebro intentando atar cabos inútiles que en nada hacen a la película.

Conclusión

Por supuesto que podría enumerar las cosas que no me gustaron pero sería contarles dos horas y veinte de peli. No me parece que sea buena ¡Ni cerca! Es innecesariamente larga y termina yéndose por las ramas. Si hubiese pagado para ir a verla me hubiera sentido estafado. No me gusta bardear las pelis, la verdad es que cuesta mucho trabajo lograr terminarlas pero esto me pareció pésimo.

1 comentario

1 comentario

  1. Watulfo

    19/08/2013 en 20:08

    Aparecí, quién sabe como, en esta crítica y concuerdo con ella, sólo un detalle (y para acabarla de fregar) el actor que hace de Calles no es mexicano, es de Panamá…

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba