Conectate con nosotros

Críticas

REVIEW: Halloween

El esperado reinicio de las secuelas de Halloween, dirigido por David Gordon Green, es todo lo que los fans esperaban de el, y lo que los recién llegados al slasher deben aprender.

La noche en que él regreso

27 de octubre de 1978, una fecha desde la que el cine de terror jamás volvería a ser el mismo. No, Noche de brujas no fue el primer slasher, pero sí fue el que lo redefinió e instauró todas sus reglas.

halloween 2018 críticaLa pequeña producción dirigida por John Carpenter creó la figura del Boogeyman, el asesino espectral, enmascarado, con simbolismos fálicos, conservadores, represores, y dirigido a un público joven, que brillaría en la década siguiente. Un exitazo de público que colocó a sus personajes en el podio: Michael Myers como el asesino de la máscara ¿inexpresiva?, y Laurie Strode como el ícono de las heroínas o Scream Queens.

Siete secuelas y un reinicio con su propia secuela vinieron después, y como suele suceder, resultados dispares y bastante maltrato al original, salvo en alguna ocasión.

Cuarenta años después, Carpenter vuelve a tomar las riendas como productor para hacer un borrón y cuenta nueva de las secuelas (después de todo, ya H20 lo había hecho de la 4 en adelante). Cuarenta años después, él regresa.

Definitivamente, los números redondos caen bien en la franquicia. A los diez años llegaba Halloween 4 que traía nuevamente a Michael luego de su ausencia en la tercera, y hoy en día es revalorizada. A los veinte, en H20 volvía Laurie, y está entre las secuelas buenas, pese a una dirección algo estándar. El reinicio de Rob Zombie se adelantó un año a los treinta, y… es mejor que su secuela, por decir algo. Los cuarenta parecen ser la década indicada.

David Gordon Green es el elegido para ponerse en la silla de director, y co-guionista junto a Danny McBride y Jeff Fadley (otros dos pesos pesados), de esta nueva entrega que dice adiós a todas las secuelas anteriores… o casi.

Gordon Green, hasta ahora más conocido por comedias como Pinnaple Express y dramas como Stronger, hacía dudar sobre lo que podía pasar con esta nueva Halloween. Despejen todas sus dudas, en comedia, en drama, o en terror, Gordon Green es un autor.

La noche en que ella regreso

crítica halloween 2018

Cuarenta años de aquella noche de Halloween de 1978 en la que el psicópata Michael Myers se escapó del neuropsiquiátrico y se dirigió a Haddonfield, Illinois, regresando al hogar donde de niño había asesinado a su hermana, para acechar a un grupo de niñeras, con Laurie Strode a la cabeza y única sobreviviente.

Michael continúa internado en el psiquiátrico y es visitado junto a otros internos por una pareja de reporteros que hacen un podcast criminológico amarillista. Nada hace pensar que Michael pueda escaparse. Sin embargo, Laurie lo espera en la casa en medio del bosque.

Fueron cuarenta años de preparación, y el juego ha cambiado. Laurie se convirtió en un ser paranoico y preparado para la cacería de quien hace cuatro décadas le arruinó la vida.

En el medio, dos matrimonios fallidos, más la pérdida de la custodia de su hija Karen (Judy Greer) y la conexión con su nieta Allyson (Andi Matichak). Laurie tiene un solo propósito en su vida: esperar a que, algún día, por más improbable que sea, el Boogeyman vuelva a visitarla. Y esta vez no la agarrará desprevenida.

Por supuesto, en el cine lo poco probable es seguro, y Michael se fuga tras el accidente en la ruta con el autobús que lo transporta. Y sí, se dirige otra vez a Haddonfield.

El guion de Gordon Green, McBride y Fadley se encarga de recrear el guion de la original, pero no a modo de copia: lo homenajea y plantea un constante de paralelismos. Como un espejo desde el otro lado, como el juego invertido en el que ahora la que mueve las fichas es Laurie.

Todo vuelve a suceder, pero, en buena parte, porque es el deseo de Laurie concretar con esa venganza. No solo regresa Laurie, quien regresa es una Jamie Lee Curtis radiante en todo sentido.

Escupiré sobre tu tumba

halloween peliculas

Halloween funciona a la perfección en varios niveles. Es una excelente continuación de la original, que no obstante también homenajea a las secuelas con algún guiño (¡hasta a la tercera!).

Es un manual detallista de cómo debe construirse un slasher serio, adulto. Con pequeñísimas dosis de humor que no vienen en forma de gags, sino de personajes verosímiles y algún guiño a los fans. Un guion inteligentísimo, más sangriento y brutal que la original, pero sin necesidad de recaer en lo puramente explícito o el gore sin sentido; poniendo el foco en el cuadro de escena y en los detalles antes que en mostrar todo. Hay sustos, sacudidas, y buenas (muy buenas) escenas de muerte, sin necesidad de hacer un plano detalle de todo. Cuando ya parece que no tiene más sorpresas para entregar, prepárense para una media hora final que se ubica entre lo mejor del género, en, por lo menos los últimos diez años.

También, y sobre todo, es un film profundamente feminista. Así como hoy en día nos permitimos una relectura del rape & revenge de moda en los ’70 como un ponderamiento a la mujer que fue ultrajada y se repone; Halloween coloca a las Scream Queens en otro lugar.

Laurie ya no se esconde, sale a buscar a su victimario para enfrentarlo. También se dedicó a preparar a su hija para hacerla fuerte, más allá de ponerla en riesgo, perder su custodia y ganarse su antipatía.

Laurie se convirtió en lo que despectivamente se dice una feminazi, quiere aniquilar al macho opresor, y con justa razón.

Piensen en la Sarah Connor de Terminator, y en la de Terminator 2. La Laurie de 1978, fue la Sarah de 1984, indefensa, escondida, temerosa. La Laurie 2018, es la Sarah de 1991, que toma el toro por las astas, guerrillera, apabullante, desquiciada, sin tiempo de acicalarse, jugada a todo para impedir su apocalipsis y defender a los suyos.

Ver a esta mujer valiente en el rostro de Jamie Lee Curtis, que ha hecho de su propia imagen una expresión de la feminidad al natural, es algo que no tiene valor. Jamie Lee ama a Laurie y si alguien tenía que redefinirla, no podía ser otra que ella.

Andi Matichak como Allyson también está a la altura de las circunstancias, y más. Una gran Scream Queen que también entra en el tono feminista del film a través de varias decisiones.

Judy Greer es una gran actriz, y Karen es un personaje que tarda en explotar, pero ténganle paciencia. Nos regala la mejor frase del film. La amamos también.

Juntas, son un power trío que debería encabezar una marcha del #NiUnaMenos cinematográfico.

protagonistas de halloween 2018

Halloween es un gran film para los fanáticos de la saga y de los slasher en general. David Godon Green plantea una puesta visual única, a la que sumará una banda sonora vibrante (de la mano de Carpenter otra vez) y un ritmo narrativo potente que nos mantendrá permanentemente asombrados y aferrados a la butaca.

La gran cantidad de detalles, el cuidado en la puesta, y la más que correcta creación de los personajes, coronan a esta nueva entrega como el mejor slasher del año y uno de los mejores films de suspenso y terror de la temporada. Todas las expectativas fueron superadas.

Halloween
Nota de lectores10 Votos79
100
Total
Conclusión
Halloween, de David Gordon Green, funciona excelentemente como secuela, como homenaje, como manual de slasher individual, y como una relectura feminista del género. Apoyado en potentes imágenes, un ritmo constante que solo se eleva, y grandes personajes; estamos frente a una propuesta sin fisuras.

1 comentario

1 comentario

  1. Pablo L.

    27/10/2018 en 15:06

    Una de las críticas más acertadas que leí sobre la película. La primera es una obra maestra, no soy muy fanático de las secuelas (sacando la 3 pero porque directamente es otra cosa) pero con esta me pareció que Gordon Green subió la vara a un nivel que veo difícil que otros salshers puedan superar en el futuro. Incluso si no fuera una Halloween y le cambiamos a Michael Myers por un asesino x, la peli funciona de forma superlativa por todo lo que tiene para decir y la calidad con la que está filmada.

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba