Conectate con nosotros

REVIEW: Jugando Por Amor

jugando por amor

Críticas

REVIEW: Jugando Por Amor

Habitualmente empiezo cada artículo con un pensamiento referente a los temas que trata una película. Pero cuando ni la trama ni el tema son claros, es difícil escribir algo, menos que menos inteligente.

Una “comedia” de objetivos poco claros, conflictos débiles y distracciones varias.

Habitualmente empiezo cada artículo con un pensamiento referente a los temas que trata una película. Pero cuando ni la trama ni el tema son claros, es difícil escribir algo, menos que menos inteligente.

¿De que la va?

Playing-for-Keeps_02 jugando por amorGeorge Dryer (Gerard Butler) es un ex-futbolista que dejó el juego por una lesión, obligándolo a buscar suerte como comentarista deportivo. Mientras tanto trata de compensar la esporádica presencia en la vida de su hijo convirtiéndose en el entrenador del equipo de futbol de este. Pero se le complicaran las cosas por los avances de las madres de los chicos a los que entrena.

Ahora bien, estoy sospechando que el apellido del protagonista es una declaración subconsciente de principios por parte del guionista. Dryer es similar a “Drier”; o sea, secador en inglés; o sea, que se le seco el cerebro tratando de pergeñar esta historia; o peor, que ya lo tenía seco desde el vamos.

Es una película que no tiene claro lo que quiere. Cacarea para un lado, pero pone los huevos del otro lado. Es la historia de un tipo que quiere afianzar los lazos con su hijo entrenando a su equipo de futbol, mientras intenta reconquistar a su mujer. Pero luego es la historia de las muchas aventuras que tiene con las madres de los chicos, mientras hay un padre superentusiasmado que le paga una coima. En resumen; esta película es el ejemplo paradigmático de “El que mucho abarca, poco aprieta”. La enorme cantidad de conflictos, más que ser un palo en la rueda que atrape al espectador, termina por ser una ensalada que no tiene un desarrollo sensato y cuando llega el cierre, el clímax más que surgir de una necesidad dramática surge como un “tenemos que terminar la película YA, y mira todos los cabos sueltos que hay”. La película tira muchos elementos y no desarrolla ninguno, y cuando el metraje le empieza a morder los talones, tienen que cerrar todo por el simple hecho de que lo tienen que cerrar. Si hubiera ahondado en la historia del entrenamiento de los pibes y se hubiera limitado a una sola de las aventuras con las madres, para poner en riesgo la reconciliación con su ex, la historia iba a tener más gancho.

¿Cómo está en la pantalla?

Gabrielle Muccino no deja de irse a la B. En Italia, era un grosso. En USA, lo único más o menos decente que hizo fue En Busca de la Felicidad, de ahí para adelante todas sonplaying-for-keeps-image06 jugando por amor cuestionables. Este título demuestra que lo de Muccino en Hollywood parece cada vez menos el pago de un derecho de piso y parece cada vez más un suicidio profesional. La película estéticamente está muy bien. La dirección de actores también está muy bien (salvo por Dennis Quaid, que en cada toma que aparece, parece que esta apurado; ¿Habrá filmado la peli en un recreo de la serie Vegas?); a tal punto que Muccino le tiene que hacer un monumento al carisma de Gerard Butler y otro monumento a la sensualidad de Catherine Zeta Jones, Uma Thurman y Judy Greer.

Pero concretamente, ¿Cuál es el error de Muccino? Uno solito: Haber elegido este proyecto. Que vuelva a Italia y haga una peli ganadora del Oscar y ahí se vuelva a USA o bien que se quede pero que haga una película independiente. Porque si este es el precio que tiene que pagar para ser un director Hollywoodense con todos los chiches, ya le digo que no lo vale. Y si hace lo que hace para sumar puntos y hacer un proyecto que hace mucho que está gestando y solo lo puede hacer en la meca del cine, me permito citar a Gaspar, el amigo del abuelo Simpson, que dijo: “Más vale que me guste o te mando al demonio”.

Conclusión

Esta película tendrían que cambiarle el poster y más que “Jugando por Amor”, tendrían que llamarla “GERARD BUTLER VS. EL EJERCITO DE LAS MILFS” y ponerle un sello de aprobación con la cara de Virginia Lago diciendo MARAVILLOSO!!!. Aunque el carisma de Butler es lo que hace llevadera la película, no suma ningún punto en absoluto para pagar, por lo menos no voluntariamente, un boleto para ver esta película.

 

 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba