Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: La Historia Oficial

Críticas

REVIEW: La Historia Oficial

Una restauración prístina para una película que no ha perdido vigencia

Un 24 de Marzo fue el día que dio inicio a la más desgarradora dictadura que ha azotado a nuestro país. Un 24 de Marzo, diez años más tarde y con la democracia reinstaurada, fue el día que Luis Puenzo alzó el primer Oscar argentino por una película que relataba las consecuencias de aquellos años de dolor. Un 24 de Marzo, treinta años después de ese logro, es la fecha en que dicha película, La Historia Oficial, vuelve a los cines remasterizada, tanto de imagen como de sonido. A continuación, mis reacciones sobre ver por primera vez este film en la gran pantalla.

La importancia de cuestionar

Yo creo firmemente que cuando se tiene la oportunidad de ver un clásico en la pantalla grande, se debe aprovechar. Cuando la ves en la comodidad de tu casa te podes distraer hasta con la más mínima cosa (una birome, un almohadón, etc.) y te aleja del mundo de la película. Ver La Historia Oficial en una sala de cine me recordó del porqué estar ahí es una experiencia inmersiva. Porque estando ahí, en la oscuridad de la pantalla, no tenés otra orientación ni otro punto de enfoque que esa pantalla y la historia que te están contando.

la historia oficial 1La Historia Oficial dista de ser un clásico, seamos honestos, pero hay que concederle que es un título relevante de nuestro cine. No solo porque nos dio nuestro primer Oscar, no solo porque se animó a contar el horror de esa época nefasta, sino porque esencialmente es una buena historia; una buena narración. Una historia sobre los dilemas morales que nos aquejan, una historia sobre el altruismo implicado y necesario para ser un buen padre, pero más que nada, La Historia Oficial es una historia que plantea la importancia de cuestionar el mundo que nos rodea, a pesar de las consecuencias y la ignorancia, que por uno u otro motivo, tristemente adquirimos al encontrar la verdad como un sufrimiento difícil de confrontar.

Todos podrán decir, con una cuota exagerada de cinismo, que nuestro Oscar fue comprado como un apoyo de los Estados Unidos a nuestra naciente democracia. Puede que tengan razón, puede que no la tengan (me incluyo en el segundo grupo). No obstante, hay una nominación lograda por esta película que voy a defender y es la merecida nominación a Mejor Guión Original. En una época donde nuestra industria adolece, malinterpreta y no tiene al oficio de guionista en el lugar de respeto que merece, es necesario aclarar y recordar que este es el único guión argentino ––y uno de los primeros de habla hispana–– en conseguir esta faena.

La Historia Oficial es un guión fenomenal. Con una estructura de tres actos orgánica y natural que responde a los sentimientos de los personajes y a las sensaciones del espectador que la mira. La Historia Oficial es un guión cargado de subtexto; si bien hay alguna que otra escena donde te lo embarran en tu cara (sí, me refiero a la de la muñeca y los primitos con las armas de juguete). La Historia Oficial tiene una enorme riqueza a nivel desarrollo de personaje, porque si bien cuenta la historia de Alicia, se expande sobre todas las aristas (víctimas, victimarios, cómplices, testigos, así como las generaciones futuras que reciben este legado) de este triste conflicto que nos aquejó durante 7 años, y hasta el día de hoy no ha cicatrizado.

Pero si bien La Historia Oficial es una historia muy nuestra, plantea un conflicto que es universal y es, como dije más arriba, sobre la importancia de cuestionar. Este es el subtexto predominante a lo largo de toda la película, el más tajante, el que vehiculiza toda la acción. El universo de La Historia Oficial es uno real y tristemente vigente: Donde los adultos no quieren saber nada, mientras que los jóvenes quieren saberlo todo, corriendo el riesgo de ser acallados.

Es una historia que nos confronta con nuestra madurez emocional, con cómo se desarrolló, y que nos plantea, a riesgo de que suene infantil y obvia mi declaración, que todos crecemos físicamente, pero muy pocos maduramos. Que se nos enseñó a temerle a la verdad; que es mejor no saberla a que hacerlo y que nos desestabilice. Pero no obstante, a pesar de la tragedia que nos presenta, La Historia Oficial, como todas las buenas películas, nos ofrece no tanto una solución sino que nos muestra un camino hacia la misma. De nosotros depende elegir si lo tomamos o no.

Muchos destacan que esta es una película sobre el valor de la memoria (“Ningun pueblo puede vivir sin memoria” como dice Alicia al presentarse a sus alumnos), yo elijo verla como una historia sobre un principio tan viejo como el tiempo mismo y es que no somos lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa; cómo respondemos y obramos ante esos hechos nebulosos cuando se vuelven irrefutables

Respecto a la restauración de la película no hay mucho que decir. Esta prístina; se la ve clara, nítida. La Historia Oficial es una película oscura, tanto de contenido como de estética, y ese es el detalle que más salta a la vista a nivel visual. Si hubo rayones, perforaciones cortadas y demás cosas, felicito al equipo de restauración, porque la verdad parece un material revelado hace unos meses y no de hace 30 años. No obstante, aunque muchos destacan la imagen, yo elijo destacar la banda de sonido: Cada palabra se oye con enorme claridad, cada nota de la banda musical resuena con armonía. Me saco el sombrero también ante el equipo responsable de esta tarea.

Conclusión

La Historia Oficial vuelve a las salas con una calidad técnica que no tiene desperdicio. Una oportunidad única de apreciar en una sala de cine una película que nos confronta con nosotros mismos; con nuestro pasado y nuestro presente, pero también con nuestra humanidad. Una película que nos pidió, nos pide y nos seguirá pidiendo, exigiendo incluso, que no tengamos miedo de preguntar, de cuestionar todo lo que nos rodea. ¿No es en cierto modo buscar respuestas el sentido de la vida?

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: "No puedo creer que lo hayan nominado": 10 nominaciones bizarras del Oscar - Alta Peli

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba